Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Breve Historia de los Reales Animales Explosivos

1,333

Autor: Ecoist

El infame incidente de la explosión de ballenas de 1970 suena como una leyenda urbana, un engaño en Internet o, al menos, un incidente aislado, pero no es ninguna de estas posibilidades. Además de esa (intencionalmente detonada), otras explosiones espontáneas de ballenas han sido documentadas desde entonces.

Y las ballenas no son los únicos animales que explotan intencionalmente, accidental o naturalmente: ha habido explosiones masivas e inexplicables de sapos, casos de hormigas que se auto detonan como mecanismo de defensa e incluso casos de humanos que explotan, muertos y vivos, para no mencionar a los desafortunados perros y murciélagos forzados en servicio durante la guerra como zapadores suicidas.

En 1970, un cachalote muerto en una playa de Oregón fue volado con dinamita en un intento por deshacerse del cadáver en descomposición. Parte de la basura orgánica aterrizó y destruyó el techo de un automóvil cercano. Todo el incidente fue grabado y numerosos espectadores fueron cubiertos con partículas de ballena. En 2004, una ballena muerta que se transportaba en un camión explotó espontáneamente debido a presiones internas y gases de metano acumulados dentro del cuerpo. Estos incidentes han sido ampliamente documentados, informados e incluso falsificados por publicaciones periódicas como The Onion.

En 2005 comenzaron a llegar informes de que cientos, posiblemente miles de sapos estaban explotando en Hamburgo, Alemania. Si bien no estaba del todo claro cuáles eran las causas, se sospechaba fuertemente que las ranas, una vez atacadas por pájaros, se hinchaban para defenderse, solo para reventar en el proceso. Otra teoría es que los sapos se autoseleccionaban para reducir su propia población o que habían contraído algún tipo de virus. Se sabe que al menos una especie de hormiga usa la autodetonación como mecanismo de defensa, rociando explosivamente a sus oponentes con veneno mientras perece violentamente.

FOTO: Wikipedia

 

Ahora, la explosión de humanos es un fenómeno relativamente raro, pero se sabe que ocurre.

El rey Guillermo I explotó violentamente después de que una demora en su entierro permitió la descomposición avanzada antes de que pudiera ser sepultado. Más recientemente, varios buzos murieron debido a la descompresión explosiva de su cámara de buceo. Una de las desafortunadas víctimas explotó violentamente, sobre la que puedes leer con detalles horribles si lo deseas.

También se han enviado intencionalmente animales en peligro durante la guerra para destruir equipos enemigos e infligir víctimas.

Los ejemplos incluyen perros en China que están atados con dispositivos inclinados para quemar campos enemigos y perros en la Segunda Guerra Mundial entrenados para buscar y detonar al entrar en contacto con los tanques enemigos. Los murciélagos también fueron entrenados para infiltrarse en edificios japoneses, posarse y luego explotar.

 

Traducción Código Tlaxcala del post A brief history of actual exploding animals, publicado en el blog Momtastic Web Ecoist.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...