Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

‘Vamos a Cerrar la Llave a la Corrupción’: Lorena Cuéllar

116

Minicroniquilla de una Reunión en la Comunidad Xaltocense de Topilco

Llegamos cuando todavía pocas familias buscan acomodo en los asientos de concreto de la explanada municipal de Topilco, allá en Xaltocan. Luego vinieron los operativos, colocaron mantas, repartieron mechudos amarillos y ensayaron porras. Don Pedro y su teponaxtle, los porristas uniformados, Giovanni Montiel -activo y atento a todo.

Un altavoz desgrana una balada sobre la espera. Corea el estribillo: “Un buen gobierno llegará a Tlaxcala /La mejor Gobernadora por la que puedas votar /Lorena Cuéllar va a ganar y tu sueños va a realizar”.

Llegó temprano Lorena al lugar donde se siembra en arena, pues se había demorado tocando puertas en un rincón al que ningún candidato a Gobernador había llegado antes. Arribó a la explanada en compañía de Ivonne Sofía Vargas, candidata a presidenta de la comunidad, y Emiliano Sánchez, el gallo del PRD para la alcaldía de Xaltocan.

Un medio millar de vecinos atestiguó el incansable andar de la candidata a Gobernadora en busca del voto de sus conciudadanos. Comparte Gelacio Montiel que todavía presidirá eventos en Tlaxcala y Españita. Ciertamente se le ve más delgada.

Al ingresar la comitiva a la explanada, los reunidos ofrendan una cálida ovación a la candidata perredista para Gobernadora.

Antes de hablar Lorena toman la palabra el profesor Arturo Cruz, del CEN del PRD; Gelacio Montiel, coordinador distrital de la campaña y líder estatal de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN); y Emiliano e Ivonne.

Encomian a Cuéllar Cisneros y se muestran más que seguros de ganar la guerra del próximo 5 de junio.

DISCURSO DE LORENA

Júbilo en los congregados cuando la menuda candidata del partido del sol toma la palabra. Con atención la escuchan mientras platica sobre su juvenil deseo de servir a los demás, la apertura de una fundación caritativa donde miles de tlaxcaltecas han hallado algún alivio, y finalmente, su noviazgo con la política en una oficina del DIF.

“Anteayer, un bebé murió porque no hubo un ginecólogo en el Hospital Regional” -platica en su peculiar estilo filial. Suma otros casos: el bebé ido prematuramente porque en Cuapiaxta no hubo un tanque de oxígeno, y otro más, ayer, porque en el estado de Tlaxcala no hay un cirujano traumatólogo (o algo así).

“Tenemos que cambiar. Eso no puede seguir así” –propone, dueña ya de la atención de los presentes. Improvisa, lo que favorece un vínculo con el auditorio que escucha su voz discreta y modulada. Mas no por ello dócil.

Qué va: “Pero eso sí, el gobernador trae una ambulancia para él solo”.

“¡No podemos permitir algo así!” -advierte con su voz de niña Lorena al comprometerse a convertir “uno de los dos” helicópteros del gobierno de Tlaxcala en ambulancia aérea.

En el mediodía caliente de la remota comunidad, la idea despierta una gran ovación, acaso la mejor del humilde evento proselitista.

De allí en adelante la candidata del PRD, una favorita junto al priísta Marco Antonio Mena, se enfocó en uno de los temas más sensibles de México junto a la inseguridad:

-¡Vamos a cerrar la llave a la corrupción! –promete.

-Cuando vayan a Tlaxcala, pregunten cómo fui como presidenta municipal –invita y reta.

Contrasta con el gobernador actual la nieta de dos: “Gracias a él hay 33 mil pobres más en Tlaxcala. Y no había la inseguridad que hay hoy, cuando él llegó”.

Agradece el apoyo. Una manta ofrece un celular suyo (246 126 63 91). Pregunta un hombre qué hacer para verla en persona.

Cansada pero contenta se ve la senadora y ex alcaldesa de Tlaxcala. Extenuantes deben ser las campañas, prácticamente para atletas.

Pese a todo se da tiempo de tomarse la foto del recuerdo que le piden algunas madres junto a sus bebés. Accede a posar otra con don Pedro Juárez, y hasta tamborilea un poco el teponaxtle.

Quiere ganar.

Nada fácil será vencer el cada vez más cercano 5 de junio, a esta candidata de apariencia frágil y gracia innegable, invicta hasta ahora en las lides electorales.

¿Qué opinas?
Cargando...