Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Lo público y lo privado, son, tienen que ser compatibles

“Gobernar posibilitando el desarrollo económico

compatible con el desarrollo social”

Iratxe García

 

El Bien Público y el Servicio Público, requieren ser revalorados y estimados, al igual que las Garantías y Derechos Constitucionales. 2020 marcará el derrotero de México y del mundo. Ni todo está bien, ni todo está mal.

Lo mejor para México, para las mexicanas y los mexicanos, es fortalecer, sustentar y renovar las instituciones públicas que responden a las necesidades básicas y esenciales para la vida (alimentación, salud, seguridad), la libertad (familia, educación, crecimiento y desarrollo personal) y la propiedad (trabajo, bienes, justicia).

Estas instituciones públicas requieren soportes sociales, pues ni todo es gobierno, ni todo es sociedad. Los elementos antes expuestos, no podemos seguirlos viendo con los ojos del siglo XX, mucho menos del siglo XIX. Además, hayan sido las cosas, como hayan sido, tenemos que partir de la realidad presente. Todos los hubiera, cuanto más aquí, salen sobrando.

Primera realidad que tenemos que aceptar: el petróleo ya no es, ya no será, no podrá ser ya jamás, la palanca del desarrollo de México. Y no por lo que sucedió recientemente (el desplome de los precios del petróleo), sino porque sencillamente, las industrias, los servicios y cuanto más, las tecnologías de la Información, ya no utilizan, ya no usarán el petróleo y sus derivados, como fuente de energía.

BANNER AYUTLAX 2020

Para poner en perspectiva la situación actual del país: 85% de la inversión en México, es inversión privada. Esto, como resultado de que el gobierno ha venido invirtiendo solo el 3% del PIB.

Con datos de 2017, la recaudación de impuestos alcanzaba el 14% del PIB, la recaudación más baja entre los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

A pesar de tener la recaudación más baja de los países de la OCDE, con el incremento de la inversión privada, se modernizaron las vías de comunicación terrestres del país, al arrancar la década de los 90´s. Las generaciones jóvenes, pueden revisar fotografías hemerográficas de los años 80´s y hacia atrás, podrán percatarse que las carreteras eran de solo dos carriles y muchas de las carreteras hoy existentes, en esos años, no existían. Las ciudades y poblaciones importantes, solo tenían pavimentado el primer cuadro, al igual que alumbrado púbico. El resto de las calles, sin pavimentar y sin alumbrado público. Los sistemas de alcantarillado y drenaje, no estaban desarrollados.

Igual pasó con la educación media superior y superior, se amplió la oferta educativa. Se construyen más unidades hospitalarias y más escuelas de nivel básico. Todo ello ocurrió años previos al ingreso de México al Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá y hoy mismo, el gobierno aspira a la entrada en vigor del nuevo acuerdo entre los tres países.

 

El punto es, México requiere más inversión. Más inversión privada, pero también más inversión pública. Aún sin enfrentar la pandemia, era necesario un acuerdo para incrementar la inversión. Con la pandemia, es más que obligado ese acuerdo.

Iratxe García, la portavoz socialista de España en el Parlamento Europeo, “…ve en el Gobierno de Portugal un ejemplo de cómo se puede gobernar en Europa desde la izquierda de manera responsable… Portugal es el ejemplo de que las fuerzas de izquierdas, las fuerzas progresistas, pueden y son capaces de gobernar posibilitando el desarrollo económico compatible con el desarrollo social… tenemos que adaptarlos a una sociedad nueva, a una globalización… demostrar que son capaces de gobernar y que son capaces de hacerlo con resultados, siendo leales a lo que dicen y haciendo lo que dicen… capacidad de dialogar… necesitamos tomar posición en temas importantes y para tomar posición hay que negociar… Donald Trump… ¿estamos viendo que vuelven pensamientos retrógrados?… Hay un resurgir de determinados populismos y extremismos… los que hemos tenido la responsabilidad de gobernar entendamos que algo ha ocurrido o algo no se ha estado haciendo bien para que la gente en un momento determinado pueda apoyar estos planteamientos políticos.” (huffingtonpost.es 18.07.2017)

Este es el quid en México: gobernar de manera responsable, que hay capacidad para gobernar, hacerlo con resultados, ser leales a lo que se dice y hacer lo que se dice, dialogar, negociar, acordar, fortaleciendo, sustentando y renovando nuestras instituciones, revalorando lo público y respetando las garantías constitucionales.

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...