Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

¿Y qué de los Derechos Humanos?

88

Toda persona, así como tienen obligaciones, también tiene derechos, simplemente por el hecho de que es un ser humano.

Se llaman derechos porque son cosas que permite a uno ser, hacer o tener. Estos derechos existen para protegernos en contra de personas que podrían querer dañarnos o herirnos. También existen para ayudarnos a llevarnos unos con otros y a vivir en paz.

Desde la antigüedad, hablando desde los años 539 a.C de Ciro el Grande, hasta nuestros días, pero no fue sino hasta el 10 de Diciembre de 1948 cuando la Asamblea de la Naciones Unidas, proclamo lo que conocemos como La Declaración Universal de los Derechos Humanos, que son 30 derechos que corresponden a todo ser humano.

Existieron y existen filántropos que han impulsado los Derechos Humanos, tales como Voltaire, Thomas Jefferson, Nelson Mandela, Mahatma Gandhi y Martin Luther King Jr.

Pero viene la pregunta: ¿Y que de los Derechos Humanos?

Como defensor de los Derechos Humanos, creo de manera personal que no del todo se han respetado, por creencias religiosas, dogmas, filosofías, cultura, etc; aun así, está el trabajo arduo y el ejemplo para poder abarcar a todo ser humano y así conozca que existen leyes y derechos para su protección.

Los derechos humanos existen, tal como se contempla en la Declaración Universal de Derechos Humanos y el cuerpo entero del derecho internacional de los derechos humanos. Se reconocen al menos en principio por la mayoría de las naciones y forman el corazón de muchas constituciones nacionales. Sin embargo, la situación real en el mundo está muy lejos de los ideales enunciados en la Declaración.

Para algunos, la realización completa de los derechos humanos es una meta remota e inalcanzable. Es incluso difícil hacer cumplir las leyes internacionales sobre derechos humanos y llevar a cabo una queja puede requerir años y una gran cantidad de dinero. Estas leyes internacionales ejercen una función restrictiva, pero no son suficientes para proporcionar una protección adecuada en cuanto a los derechos humanos, como se ve en la cruda realidad de abusos perpetrados a diario.

La discriminación prolifera en todo el mundo. Miles de personas están en prisión por decir lo que piensan. La tortura y el encarcelamiento por motivos políticos, a menudo sin juicio de por medio, están a la orden del día y se permiten y llevan a cabo incluso en algunos países democráticos, y aun más, con el populismo emergente, que puede mostrar al hombre “soluciones fáciles” a los problemas existentes, pero la realidad que no es así.

Los Derechos Humanos siempre serán, siempre y cuando se apliquen de la manera que está estipulada, sin ver qué persona es o su condición social o económica, los Derechos Humanos son para todos. Creo que esta generación se encargará de poder hacer emergentes aun mas los Derechos Humanos, porque sabemos en nuestra mente o porque los hemos oído de alguien que existen, pero no sabemos a quién recurrir al momento de un violación a algún derecho, que nos pertenece; actualmente existen instituciones que desde la edad juvenil hasta la adulta, proporcionan ayuda para hombres y mujeres, asesoramiento y así sepan que si y que no.

Tú puedes hacer la diferencia.

Comentarios
Cargando...