Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Trump y Clinton Toman las Armas

61

Escrito por Gail Collins /NYT (E.U.), 8 Sep

Versión en español del original Trump and Clinton Take up Arms (The New York Times, 8 septiembre), por Xavier Quiñones

El miércoles, Donald Trump explicó lo bueno que será, al tratar con otros líderes mundiales, señalar el gran trabajo que hizo en su reciente reunión al sur de la frontera: “Mira las secuelas de hoy, la gente que organizó el viaje a México ha sido forzada a salir del gobierno. Eso es por lo bien que lo hicimos”.

Trump y los asuntos internacionales forman parte de una película de terror extremo-de-verano. En el gran foro de Nueva York entre candidatos a presidente, alardeó sobre dos puntos altos en su historia diplomática -el disparo al funcionario que ideó invitarlo a México y su cuasi romance1 con Vladimir Putin (“Bien, él tiene un índice de aprobación de 82 por ciento según diferentes encuestadores”).

El foro, en el portaaviones Intrepid2 ante una audiencia de veteranos, fue una especie de guerra a distancia -sesiones de preguntas y respuestas por separado. Realmente parecían aferrados a dos mundos diferentes. Hillary Clinton defendió su trabajo sobre el acuerdo nuclear de Irán y la intervención en Libia, mientras Trump explicaba por qué mantiene en secreto su plan para derrotar a ISIS (“Tengo una oportunidad sustancial de ganar. Si gano, no quiero transmitir al enemigo lo que mi plan es exactamente”).

No hubo muchas preguntas sobre tópicos propios de los veteranos reales, lo cual fue una lástima, ya que hablar de veteranos provoca a menudo interesantes conductas en los políticos.

En parte es su culpa. La mayoría de los candidatos a cargos altos está agradecida con los veteranos por sus servicios, y un poco incómoda si no les sirven a ellos mismos. Esta segunda parte no vale para Trump, quien ha recalcado -durante su pelea con los padres del héroe militar muerto- que él ha hecho “gran cantidad de sacrificios” por su país. Presionado sobre la naturaleza de los sacrificios que dijo, mencionó algo acerca de la promoción inmobiliaria. También reveló una vez que se sentía como si hubiera tenido experiencia en el servicio, debido a sus años en un bachillerato militar.

Clinton relató en una ocasión una historia acerca de haber ido a una oficina de reclutamiento de los marines cuando tenía 26 ó 27 años, y ser rechazada por demasiado vieja para inscribirse. Es una anécdota extraña. Sin embargo, no hay ninguna señal de que Hillary se haya ido con la sensación de hacer muchos sacrificios por su país.

Pero volviendo al foro.

Al tema actualmente prioritario para los veteranos -cuidado de la salud en el Departamento de Asuntos de Veteranos-, se acercaron sólo brevemente. Trump urgió a la población a revisar el plan en su página web, el cual en realidad es diferente del plan que describió en el escenario. Clinton se lanzó alegremente a su modo de mujer estudiada y eempeñosa3 (“He conocido a muchos veterinarios allá afuera, que dejan el servicio, que no pueden encontrar sus registros de D.O.D., y esos registros nunca llegan a la V. A.”). Escúchala en estas situaciones y te darás cuenta de que es una mujer que ha estado en reuniones del ayuntamiento con virtualmente todos los grupos específicos de Americanos que tienen un problema.

Para resumir rápidamente sus planes de salud V. A.4, Clinton quiere arreglar el sistema actual, mientras que Trump – al menos el sitio web Trump – quiere dar nueve millones de tarjetas V. A. a clientes de salud, que les permitan ir a cualquier médico u hospital que trate a pacientes de Medicare.

Trump en su turno. (Especial)

El plan de Trump es una solución muy querida por la derecha, aunque bien podría costar una tonelada de dinero adicional. Punto en el cual, el presidente Trump podría celebrar una gran colecta de fondos para compensar la diferencia, justo como hizo por los veteranos durante la campaña de primarias. Ganancias que realmente distribuirá una vez que los medios de comunicación lo regañaron por ello, durante tres o cuatro meses.

Es una broma.

Cada candidato estuvo menos de media hora en el escenario la noche del miércoles, pero Clinton hizo notar dos veces que participó en el cuarto del plan para matar a Osama bin Laden. No fue una noche perfecta para ella, dado que se inició con una larga serie de preguntas del anfitrión Matt Lauer sobre sus correos electrónicos.

Por otra parte, primero se preguntó a Trump qué experiencias suyas lo prepararon para ser un comandante en jefe.

“Lo principal es que tengo muy buen juicio”, explicó, pasando a contar a Lauer que estuvo en contra de la guerra en Irak desde un principio, lo que no fue así. Interrogado acerca de su temperamento, señaló cómo le pasaron grandes cosas en su visita a México.

A veces, Trump pareciera estar superando las expectativas, tan sólo por pronunciar las frases completas. (Tenemos que empezar a elevar la barra a este amigo.) A continuación, un veterano de la audiencia le preguntó acerca del asalto sexual en la milicia, y Lauer recordó a Trump que una vez había tuiteado “¿Qué esperaban estos genios cuando hicieron poner juntos a hombres y mujeres?”.

“Bueno”, respondió Trump, “qué es?. …Es un tuit, correcto. Hay mucha gente que piensa que eso es absolutamente correcto”. Balbuceaba, tratando de salvarse a sí mismo, pero en verdad era demasiado tarde.

Intrepid el escenario. Especial

GLOSARIO

1 Bromance. Palabra compuesta de brother (hermano) y romance(romance).

2 Anclado desde 1974 sobre el río Hudson, hoy el “Intrepid” aloja un museo naval.

3 Wonk. Laborioso y experto, una especie de nerd de la política y los asuntos públicos.

4 Veterans Affairs.

Comentarios
Cargando...