Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Tras Asesinato de Anabel Flores, Amenazan de Muerte a Álvaro Delgado

73

Tuits Anónimos “Marcan” a Periodista de la Crítica Revista Proceso

‘Ojalá te Maten Como a esa Vaca Marina’, Escribió un tal ‘Chivoidiota’

-Reportaje Digital-

El periodista de la revista Proceso, Álvaro Delgado, fue bombardeado con mensajes de muerte en Twitter a semanas del asesinato en la colonia Narvarte de la Ciudad de México de Rubén Espinosa, a escasos días de que denunciara el columnista de El Universal Ricardo Alemán amenazas similares y transcurridas pocas horas desde el hallazgo del cadáver de la reportera Anabel Flores Salazar.

Según la revista, las primeras amenazas contra Álvaro Delgado se concentraron entre a 6:54 y 7:42 horas de la tarde de ayer, justo después de que el reportero subió el tuit siguiente: “En Los Pinos no hay duelo por el asesinato de la periodista Anabel Flores. Hay fiesta por el avión de 7 mil 500 millones”.

Algunos de los tuits dados a conocer son los siguientes:02

@Tercomonoxidos: “YA ESTÁS SENTENCIADO, HIJO DE TU PUTA MADRE, EL PATRÓN YA DIO LA ORDEN. @alvaro_delgado”
[email protected]: [email protected]_delgado te estamos vigilando”.
[email protected]: [email protected] andate con cuidado puto @alvaro_delgado ya tenemos ordenes”.
[email protected]: [email protected]_delgado cuidado con lo que publicas.Tu puedes ser el próximo. Hay ordenes estrictas de eliminar gente como tu”

@skeletorNew: [email protected]_delgado te va a cargar la verga pendejo por hocicón”
[email protected]: “Último aviso para que te dejes de mamadas o te carga la verga el patrón ya me dio tus datos @alvaro_delgado”.

03 Facebook(Facebook)

“Esta última cuenta en particular sólo tiene nueve seguidores y sigue a 12, entre ellas cinco relacionadas con el Papa Francisco y la oficial del Peña Nieto”, glosa la revista.

En relación al asesinato ayer de Anabel Flores, numerosos reporteros de Veracruz dieron a conocer hoy una Carta Abierta de Periodistas a Gobiernos por la Muerte de Reportera, donde se sostiene que “el gobierno de Veracruz está permeado por la delincuencia y antes dudábamos que Puebla estuviera contaminada, pero ya vemos que sí”; y se exige a los gobernantes que “dejen de criminalizar a los periodistas asesinados y dejen también de transgredir a la libertad de expresión en Veracruz”. (Descargar Carta Abierta.)

CASO ANABEL FLORES

El cuerpo de Anabel Flores fue encontrado ayer en una carretera limítrofe de Puebla y Veracruz, con las manos atadas a la espalda y huellas de tortura. La reportera de policiacas fue sacada el lunes 8 a rastras de su casa en Mariano Escobedo, Veracruz, donde vivía con un bebé de un año y otro hijo, por un comando armado vestido de militar y con pasamontañas.

Flores Salazar es el periodista número 19 asesinado en Veracruz en 5 años del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de acuerdo con la organización internacional no gubernamental Artículo 19.

Anabel trabajaba al morir como free lance para El Sol de Orizaba, y como en el caso de Rubén Espinosa –quien huyó a la ciudad de México tras denunciar amenazas del gobierno de Duarte y en cuya vida personal concentró la Procuraduría del DF su investigación- la carpeta sobre la desaparición de la reportera adelantó una supuesta pista acerca de una cena en un restaurante donde fue aprehendido un criminal en agosto de 2014, de nombre Víctor Osorio Santacruz alias “El Pantera”.

Empero una tía de la reportera, Luz Salazar, aclaró al Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ)que efectivamente Anabel comió allí en esa fecha, pero con su familia en otra mesa y no en la del delincuente, cerrando así el paso al intento de criminalizar a la víctima.

En contraparte y en respaldo de la versión de las autoridades de Veracruz, los periódicos El Sol de Orizaba y El Buen Tono se desmarcaron en sus editoriales de ayer de Anabel.

El segundo subrayó en un texto sin firma incluido en la primera plana de su edición impresa, que la reportera fue despedida hace 8 meses porque “conducía una camioneta Patriot del año que no correspondía con sus prestaciones salariales”. Por su parte, el periódico de la Organización Editorial Mexicana (OEM) tuvo a bien apuntar que la asesinada “apenas tenía seis meses colaborando como freelance o periodista independiente”.

04

PATRÓN DE CASOS

La criminalización de los periodistas asesinados en México conforma según artículo 19 un “patrón de reacción” de las autoridades mexicanas, complementario de la impunidad de que gozan en el país los gobernantes.

En el caso del asesinato de Rubén Espinosa, entre las víctimas del multihomicidio de la colonia Narvarte se hallaba Nadia Vera, otra comunicadora que antes de morir había responsabilizado por su integridad también al gobernador Javier Duarte. Los asesinos tuvieron tiempo para torturar a los periodistas, violar además a Yesenia Quiroz, Alejandra Olivia Negrete y Mile Martín, y salir tranquilamente a pie de la escena del crimen.

Los abogados de los inculpados por la masacre de la Narvarte han denunciado que sus clientes fueron torturados para obligarlos a firmar declaraciones falsas que exculpan a Duarte, por personal de la procuraduría del jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, emanado del PRD y aspirante presidencial.

Algo similar ocurrió en el caso de Juan Santos Cabrera, un ex corresponsal de Televisa en Veracruz asesinado en agosto pasado, quien durante la investigación fue señalado por la Procuraduría de Veracruz como “vocero de los Zetas”, las cuales atribuyeron finalmente el homicidio a un grupo rival del sanguinario cártel formado por antiguos militares y policías.

En el caso del periodista Ricardo Alemán, el mes pasado recabó en su columna on line amenazas de muerte tras denunciar los vínculos entre el ex boxeador Julio César Chávez con prominentes figuras del crimen organizado de su natal Sinaloa, así como la indiferencia de las autoridades locales y federales ante las reiteradas evidencias públicas.

Comentarios
Cargando...