Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

“Soy Parte de una Nueva Generación de Políticos”: José Abel Hernández

45

Entrevista de Carne y Hueso con un Candidato no Convencional

En la antesala nos reciben los amigos y leales del candidato de Movimiento Ciudadano por el primer distrito capitalino, muy sonrientes todos. Se nota un buen ánimo en la casa de campaña que les renta o presta Gregorio Cervantes, a un costado de la Casa de la Cultura.

Justo a la hora de la cita arriba José Abel, y nos invita a charlar en su oficina.

“Soy una persona de proyectos que tiene una trayectoria en la vida administrativa. Es la primera vez que participo por un cargo de representación popular”, aclara de entrada.

Lo que a simple vista pareciera una desventaja, no es percibido así por José Abel. Al contrario, pues se sabe “parte de una nueva generación de políticos”.

“Ya está concluyendo la generación de los que trabajaron y tuvieron el gusto de colaborar directamente con Emilio Sánchez Piedras. Toda esa comunidad de políticos que hizo, que formó políticamente don Emilio, ya está feneciendo”, sostiene.

El solo nombre del ícono de los políticos tlaxcaltecas reencauzará inevitablemente la conversación. Y provocará una paradoja en quien acaba de identificarse con la generación del relevo.

“Un servidor, yo también me oriento a la política por inspiración de don Emilio”, advierte intempestivamente José Abel.

IMAGEN DE DON EMILIO

-¿Qué hay en don Emilio que tantos reivindican su ejemplo? Finalmente fue un gobernador del priato, de una época particularmente corrupta y sobre todo muy autoritaria. Resulta difícil creer que Tlaxcala haya podido mantenerse al margen de la condición nacional, como una isla entre el oscuro autoritarismo –cuestiono.

El planteamiento suscita una enésima imagen, verosímil y convincente, del gobernador más querido de Tlaxcala. Y varias confidencias de José Abel, no menos inesperadas.

“Tú sabes que los mejores recuerdos de un individuo son los de la infancia. En mi infancia, como todos, creo, tuvimos muchas carencias. Yo provengo de un hogar de desintegración familiar; y cuando tienes la oportunidad de que te cobije un equipo, un manager…”, reenfoca.

“Siendo yo ese chavito, don Emilio nos apoyó mucho. Ahí tuve el gusto de conocerlo. Ese hombre me inspiró y orientó mis inquietudes profesionales para estudiar ciencias políticas y dedicarme a la política” -agradece.

-¿Lo conociste?

-Personalmente.

“ESTRELLITAS DE APIZACO”

La anécdota descubre al niño José Abel que hizo familia en un equipo infantil de beisbol al que Emilio Sánchez Piedras animó y patrocinó con generosidad, y a cuyos peloteritos ayudó a creer en sí mismos.

“Fuimos a jugar a Estados Unidos, nos incorporó a una liga aquí en la república mexicana. Él nos daba oportunidad, nos pagaba todos los gastos”, narra con voz adelgazada en la escueta habitación. El legendario gobernador les pagaba también un manager, Pascual Hormisdas Fragoso Morales, con quien fueron campeones nacionales y triunfadores en el extranjero.

El equipo se llamaba “Estrellitas de Apizaco”. Recuerda la vitrina en que viajaban y en el pasillo la dotación de refrescos de cristal para la gira. Así conoció el niño José Abel San Luis Potosí, Veracruz, Chiapas, Morelos y varios estado más.

“Cuando ganamos el nacional, era tan generoso el hombre, que nos premia con ir a Montebello, California, a un torneo internacional. Ganamos y nos invitó a una fiesta. Acá fue la festividad y él llegó. Obvio, ahí yo me identifico con él, admiro su forma de ser y actuar”, deshila sus más caros recuerdos José Abel.

Ahonda en sus sentimientos: “Luego Estados Unidos nos pagó la visita. Fue una serie de siete juegos, en Apizaco, en el campo ‘Fabián Domínguez’ que estuvo donde ahora está Soriana. Sánchez Piedras inauguró con todo el gabinete. Llenos impresionantes en las tribunas. Ahí es donde paso a la posición de primera base, de titular. Entonces, son detalles que ¡imagínate que mejor recuerdo llegar a titular en esa serie! Deje de ser accesorio para ser protagonista”.

-¿Eras jonronero?

-No; era un modesto jitero. Y tocador de bola.

SEGUNDA IMAGEN

Mediante una digresión nos ofrece José Abel la segunda imagen del patriarca de la clase política local.

“A Sánchez Piedras se le negaba y se le negaba la gubernatura. Llegó a gobernador ya a una edad avanzada. Porque defendía al régimen cubano. Si vas a los archivos legislativos verás que hubo pronunciamientos a favor de Cuba. Incluso, en Cuba hay una avenida que lleva el nombre de Emilio Sánchez Piedras”.

“O estás con el sistema o contra el sistema. Y si estás en contra, el sistema te congela. A don Emilio el sistema lo congeló por muchos años. Él también sufrió el autoritarismo del viejo PRI, del priísmo de don Lázaro Cárdenas”, resume con filosófico realismo.

“Don Emilio era de un corte socialista, le costó adaptarse y tuvo que pagar facturas políticas”, cierra la anécdota.

MARIANO GONZÁLEZ ZARUR

Muchos años de beisbolista le enseñaron a José Abel que “hay momentos en los que uno debe estar en la banca, momentos para echar porras, y momentos de ser protagonista”.

“Así como uno sabe ser disciplinado en la banca, debe uno entregarse en cuerpo, vida y alma en la actividad y posición que le toca” –completa el símil.

“Incluso Mariano (el gobernador) formó parte de ese equipo mucho antes que yo”, revela al cabo. “¡Nomás que él no aprendió bien!”, chancea por no dejar.

Nos reímos todos.

“No aprendió bien la disciplina de lo que es no ser autoritario y jugar en equipo”, insiste.

RETRATO

La agudeza de José Abel reinstala el tema de la entrevista: la política y las elecciones de este año. “Yo conozco muy bien lo que es jugar limpio, lo que es jugar en equipo y la disciplina”, se contrasta el candidato.

Agrega enseguida otra marca del peloterito en el José Abel que llegó a ser. “También soy admirador de El Santo. Tan es así, que de grande siempre me propuse tener un carrito de dos plazas, y con mucho esfuerzo, pude tenerlo. ¡Hasta tiene la calcomanía de El Santo!” –glosa.

Parece divertirse con mi creciente estupor José Abel el voluntarioso. “He cumplido poco a poco mis sueños infantiles”, presume. No le faltan motivos por cierto. A punta de voluntad e inteligencia ha logrado ocupar José Abel importantes cargos en el servicio público, entre otros el rectorado de la Universidad Politécnica de Tlaxcala y la dirección general de los Cecytes.

No es poca cosa para un peloterito al que les lesiones apartaron del deporte que ama y don Emilio Sánchez Piedras le mostró el lado bueno del servicio público.

COLOFÓN

“¿Cómo es posible que a Emilio Gamboa le detectan conversaciones con Kamel Nacif para hacer leyes a modo y lo tengamos ahí como líder? ¿O a Mario Marín? Y a Manlio Fabio.”

En estos días anda leyendo (“a ratitos”) José Abel el último libro de Denise Dresser. Coincide con la sombría descripción que hace la autora de los hombres fuertes del PRI que recuperó la presidencia de México.

-No sería un diputado agachón. Habrá respeto para el gobernador, pero no le voy a temer, porque finalmente seríamos pares. No voy a ser un subordinado ni un empleado del gobernador.

CT Alcaldes y diputados han dicho públicamente que el actual congreso de Tlaxcala vende sus dictámenes y/o los condiciona a cambio de apoyos para los municipios gobernados por el partido de los dictaminadores. El gobernador tuvo que asignar un millón per cápita a los diputados a cambio de la aprobación del presupuesto. ¿Son reales esto rumores?

-Yo no tengo ni la más mínima duda de que eso existe. Y por esa razón un servidor no va a ser de esos.

MÍNIMO PERFIL

COLOR Azul marino.

SIGNO: Sagitario.

RECHAZA: La hipocresía.

ADMIRA: La sencillez.

SUPERHÉROE: El Santo.

PERSONAJE HISTÓRICO: Benito Juárez.

EPN: Presidente.

MGZ: Gobernador de Tlaxcala.

HOO: Ex gobernador.

LCC: Muy inquieta.

ADF: Inquieta.

SGH: Mi amigo.

SMA: Mi amigo.

JLGS: No lo conozco.

BCM: Primer pluri.

PPL: Decepción.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...