Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Por Injurias, Estudia José Abel González Demandar al Alcalde de Tlaxcala

63

Entrevista Imprevista en el Bunte del Portal Grande

Avisó El Jarocho, que en realidad es como el tábano del Portal Grande aunque a veces –siempre observa todo- da buenos tips a los reporteros.

-¡Como siempre llegas tarde! –me recibe.

-¿Pos qué pasó?

-¡Le acaba de mentar la madre!

-¿Quién a quién o qué?

-¡Al señor! Se la rayó Pedro Pérez Lira…

-¿Tú viste, y por qué?

En la mesa están sentados frente a frente José Abel González Sánchez, aspirante panista a la alcaldía capitalina, y el C.P. Miguel Ángel Sosa Salas.

-¿Es cierto? –cuestiono apenas tomamos asiento Miguel Hernández, de El Regional, y quien escribe.

-Acaba de pasar –dice José Abel.

-¿Aquí, en público?

-Sí, allí junto al teléfono –señala el ubicado junto a la puerta que conduce directamente desde el portal a la oficina del presidente.

-¿Cómo estuvo, tiene alguna rencilla con Pedro?

-No, para nada. Pudo ser por el Manifiesto que distribuimos antier…

Nos da copia José Abel del Manifiesto por la Honestidad y Dignificación del Municipio de Tlaxcala, firmado entre otros por el posadero Abel Cortés. Entretanto, El Jarocho corre a fotocopiar sendos oficios dirigidos a Lilia Caritina Olvera y Pedro Pérez Lira (este con sello de recibido) con fecha de antier, lunes 22.

-Cuéntenos cómo fue –pide Miguel.

-Llegó en su suburban y desde arriba me hizo así repetidas veces –describe la señal de agradecimiento que se hace mostrando el dorso de la mano con los dedos hacia arriba al interlocutor.

“Al bajar me siguió saludando así, y al pasar junto a mí, me levanté y lo seguí para pedirle una audiencia.

-Sí, claro, sube a pedir tu audiencia sobre las pendejadas que dices –dice que le dijo Pérez Lira.

-Pero presidente…

-Porque son pendejadas, puras pendejadas” –cierra su testimonio José Abel.

-¿Cuántas veces lo pendejeó? –quiero saber.

-Muchas. Varias, no sé cuántas –recapitula.

Entonces advierte el contador que un chico de la oficina de Turismo municipal nos toma fotos desde la calle. Volteo y lo saludo. Se acerca y nos explica que son para la publicidad oficial.

-Eligió buenos modelos –bromeamos, y se va con una sonrisa.

-¿Pondrá demanda? –pregunto a José Abel.

-Sí.

-¿Por qué delito? –tercia Miguel.

-Injurias y amenazas.

Ya se fueron José Abel y el contador Sosa cuando arriba Ivonne Corona. Nos regala los lindos mapas turísticos de la ciudad de Tlaxcala.

-Dígale a su alcalde que lo van a demandar -pico.

-¿Por qué?

-Porque pendejeó a un ciudadano.

-¿Cuándo? –con extrañeza.

-Ahorita y aquí, allí exactamente –apuntando al teléfono público.

Hace una pausa la agraciada funcionaria.

-¿No me digas que fue Abel? –devuelve al cabo.

Desaparece Miguel y reaparece a poco.

-Ya platiqué con el alcalde. Niega haberlo insultado –cierra el círculo el colega.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...