Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

“No se Vale Jugar con los Sueños de los Jóvenes”: Anabel Ávalos a #YoSoy132

48

“La Gente Quiere Cambio Real y Próximo Presidente Será Enrique Peña Nieto”

Llevó 63 días de un recorrido intenso por los 60 municipios del estado. Ha sido una experiencia, primero, maravillosa: la gran oportunidad de tener contacto directo con la ciudadanía, es algo que valoro mucho”. Habíamos pedido a Anabell Ávalos Zempoalteca, pareja de Joaquín Cisneros en la fórmula senatorial del PRI por Tlaxcala, una evaluación de su campaña.

Charlamos en una oficina de su casa de Ixtulco acondicionada como búnker de campaña. En el improvisado lobby la esperan varias personas, sabedoras de la generosidad de nuestra entrevistada para con los que le solicitan algún apoyo.

“Estoy haciendo una campaña de toque de puertas, recorriendo de seis a diez kilómetros diario; es cansado, claro que lo es, pero no tanto cuando ve una las muestras de apoyo. Ni cuando escucho reclamos y propuestas”, completa.

La candidata tricolor al senado enlista algunas quejas principales: aumento de los precios del gas, la gasolina, luz, canasta básica, “tanta inseguridad”, desempleo. Dice que les va pidiendo a los ciudadanos “una oportunidad de recuperar el rumbo de México”.

Calcula Anabell haber escuchado un mismo comentario “en noventa por ciento de los casos”, y alienta su optimismo de ganar la elección: “Vamos a apoyar a Enrique Peña Nieto, queremos darle el apoyo y a los candidatos del PRI” le han dicho una y otra vez, asegura.

La ex secretaria de Gobierno del gobernador Mariano González subraya una afinidad básica con el puntero de las encuestas: “Cuando nos registramos ante el IFE, yo planteé una campaña de propuestas, y ser los candidatos del respeto”.

Traza su autorretrato político Anabell Ávalos Zempoalteca: “Mire, yo me preparé. He tenido la oportunidad de crecer mucho, más en los descalabros y los desaciertos. Siempre leal a mi partido, en las buenas y en las malas. Mis convicciones son muy claras. Soy una mujer congruente con lo que digo y hago”.

ADVERSARIOS ELECTORALES

El balance no sería completo sin una descripción de lo que están haciendo sus competidores electorales.

-¿Están sus adversarios a la altura del reto democrático; qué ha visto en campaña? –preguntamos a la experimentada priísta.

-¿Qué estoy viendo? Bueno… a algunos no los he visto, ¿no? -ironiza como sin querer.

Enseguida precisa algo: “Sobre todo, he visto que en el programa Oportunidades están asustando a la gente, la están obligando, intimidando con que si votan por los candidatos del PRI el programa va a desaparecer, y el de 70 y Más”.

Agrega: “Están pegando cuadritos de folios de Oportunidades diciéndole a la gente que los van a incluir”.

Censura: “No se vale lucrar con la generosidad de la gente”.

Compara: “Yo  no denuesto a nadie, nunca hablo mal de nadie; me ocupo de lo mío. Porque así lo ofrecí y Enrique Peña Nieto nos pidió que no cayéramos en provocaciones. Así voy a seguir”.

Asegura Anabell además que los adversarios están quitando la propaganda del PRI. “Bueno, tenemos una campaña austera ¡y luego te la quitan!…”, se queja.

ÁNIMO TRIUNFAL

“Pero ni modo, con mis volantes ahí voy de puerta en puerta, y he tenido el gran privilegio de platicar con muchísima gente, muchísima”, devuelve a los adversarios la candidata del PRI.

Huele la victoria tricolor en el aire de Tlaxcala, Anabell: “Voy a los tianguis, voy a las casas y me abren la puerta. Se siente el ánimo, lo he dicho: he sentido esta campaña como una fiesta popular”. Da su testimonio de lo vivido: “Ha habido lugares donde me han acompañado a tocar puertas 500 personas. En otros 30 ó 50, pero todos de la comunidad. Las reuniones y recepciones que he tenido han sido muy importantes para mí”.

Y tiene planeado apretar el paso: “Estos 26 días que faltan vamos a intensificar el trabajo, a hacer de cuenta que es el primer día de la campaña”.

“Hoy me abren las puertas, me las están abriendo en todos lados, y estoy contenta”, presume.

ESCUCHAR, ATENDER, AGRADECER

-¿En qué ha modificado sus propuestas tras estos meses de campaña? –planteamos.

-Yo escucho a todos, todo lo que me dice la gente lo anoto. Todo forma parte de mi programa de trabajo.

Recapitula que la gente pide mucha gestión, “hasta obra pública”. Se deslinda de los demagogos: “Hay gente que por obtener votos ofrece obras, yo no; nunca van a escuchar de mí promesas que no puedo cumplir; soy clara sobre las funciones de un senador”.

Otro reclamo generalizado entre los electores del primero de julio, dice Anabell, concierne al abandono de la población tras pasar la votación: “Ya no regresas, nomás pides el voto y no te vuelvo a ver, te voy a buscar y no me atiendes, no me recibes ni me conoces”, le han dicho.

“Eso lo tenemos que modificar, yo sobre todo como mujer. Desde luego voy a instalar una oficina de atención ciudadana y gestión permanente. Independientemente de tener que estar en la ciudad de México, yo voy a estar los fines de semana en los municipios”, enfatiza.

Se compromete: “Voy a regresar a dar las gracias a todos los municipios”.

Así lo hizo hace seis años, cuando fue candidata a diputada por el segundo distrito: “No gané, y regresé a dar las gracias; yo iba triste, porque las derrotas pegan, pero regresé y di las gracias”.

PEÑA Y EL #SOY132

“Estamos destacando los compromisos de Enrique Peña Nieto”, puntualiza Anabell en un giro de la conversación. Traemos a colación entonces la irrupción de las protestas de #Soy132 y la posibilidad de un competencia real entre el puntero Peña y Obrador.

-¿Tienen una estrategia de cierre de campaña para contrarrestar este nuevo elemento?

-Nosotros continuamos con nuestra estrategia…

-¿Exactamente igual, no van a modificar nada? –cortamos.

-Desde luego, tenemos que platicar con los jóvenes. Yo he dicho que aplaudo y valoro la libre expresión y manifestación de los jóvenes, siempre y cuando sea de esa manera, libre, que no los manipulen.

-¿Son libres estas manifestaciones?

-No voy a entrar en polémica, no quiero caer en provocaciones; más bien que los jóvenes analicen de dónde viene –evade.

Reconoce al cabo: “Tenemos muchos pendientes con los jóvenes”. Se pregunta y contesta: “¿Qué necesitan los jóvenes? Pues espacios laborales, más oportunidades en las universidades, más becas, deporte, cultura, arte”.

Reta: “Yo invitaría a los jóvenes a hacer manifestaciones de propuestas”.

Pica: “Los jóvenes tienen sueños, ilusiones, metas. No se vale jugar con los sueños de los jóvenes. Hasta aquí lo dejo. Mejor que los jóvenes descubran por sí mismo que hay detrás de”.

-¿Y si no lo descubren, Anabel; no sería mejor advertirles? –soltamos un buscapiés.

-Yo estoy hablando con los jóvenes, quiero tener su confianza, ser la voz de los jóvenes. Que lo sepan los jóvenes universitarios a los que obligan, presionan a cambio de puntos de materias o su permanencia -arriesga.

Por fin se suelta la candidata del PRI al senado por Tlaxcala: “Ellos se tienen que quedar callados porque no pueden, y los tenemos que proteger, porque tienen la ilusión de acabar su carrera”.

-¡Aquí hay una voz, aquí está una mujer que quiere ser la voz de los jóvenes” –insiste.

COLOFÓN

“La gente quiere un cambio real y yo no tengo ninguna duda que el próximo presidente de México será Enrique Peña Nieto” –sentencia Anabel tras escuchar pacientemente una digresión relativa a la palpable inmadurez de los políticos mexicanos en su trato con las encuestas.

-Tal vez no es por el apasionamiento latino que dicen algunos, sino por simple ignorancia demoscópica –habíamos sugerido tras recordar que la primera encuesta sobre una presidencial se publicó en E.U. desde 1828 y en México hasta 1988.

Pero la fe de Anabel remueve cualquier duda. Ve un Peña Nieto en el segundo debate “más fortalecido, más seguro”.

“Yo no tengo ninguna duda que el primero de julio se va a refrendar” la preferencia hacia Peña –confirma, aferrada a su esperanza.

Nos regala al final Anabel un bosquejo del que podría convertirse dentro de tres semanas en el primer presidente priísta del post priato.

-¿Usted conoce personalmente a Enrique Peña Nieto?

-¡Sí, cómo no! Es un hombre sencillo, que te inspira confianza; un hombre que tiene un carisma impresionante, que te arrastra –cierra.

MÍNIMO PERFIL

Signo: Aries.

Color: Rojo.

Libro favorito: Cien años de soledad, de García Márquez.

Superhéroe: Margaret Tatcher, como mujer. A lo mejor el Chavo del Ocho, pero no, no tengo.

HOO: ¡Ay!… ex gobernador.

FCH: Desempleo.

BPR: Gran mujer.

ADF: No la conozco.

LCC: ¡Hijo!, lo dejó en candidata y ai muere, porque si no…

MPG: Lo mismo.

HAL: Panista panista.

GSS: Trabajadora.

EMM: Le está echando ganas.

EPN: Presidente de México.

Lo que más odia: La injusticia.

Lo que más le gusta: Ayudar.

Ideología: Como dijo Joaquín, nací priísta y me moriré priísta

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...