Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Irracional Plan Fronterizo de Trump: NYT

2,675

Traducción del editorial en inglés Trump’s Irrational Border Plan, publicado por NYT el miércoles 4 de abril, por Xavier Quiñones

El presidente Trump intensificó su descarga contra los inmigrantes al anunciar esta semana un plan tonto para desplegar tropas a lo largo de la frontera mexicana. La jugada tiene a lo mejor una tenue base en la ley aunque ninguna en la lógica, y quemará fondos federales que estarían mejor gastados en otras partes.

Mr. Trump se ha cebado durante largo tiempo en el temor xenófobo entre su base política hacia los recién llegados. Ante las elecciones intermedias de 2018, parece crecientemente desesperado por hallar formas de compensar su fracaso en cumplir la promesa barata de construir un “grande,  hermoso” muro sobre el borde con México.

El domingo, Mr. Trump comenzó una nueva ronda de confusos tuites y reclamos engañosos acerca de los inmigrantes indocumentados. El presidente tuiteó sobre “la gran caravana de gente de Honduras, cruzando actualmente México en dirección a nuestra frontera de ‘Leyes Débiles’ ”, sugiriendo que las hordas centroamericanas estaban convergiendo sobre Estados Unidos para tomar ventaja del programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia, o DACA. “Debemos aprobar leyes estrictas y construir el MURO”, decía otro tuit. “¡Los demócratas permiten fronteras abiertas, drogas y crimen!”.

El martes, fue más allá, declarando una necesidad urgente de fuerzas militares en la frontera para enfrentar esta creciente amenaza. Esperaba emitir la orden el miércoles.

Es deber del presidente defender al país, y poner tropas en la frontera tiene precedentes. Con todo, la jugada de Mr. Trump no está enraizada en la realidad de la inmigración de años recientes. El número de personas aprehendidas en la frontera cayó en picada desde más de 1.6 millones en 2000 a 310,000 el año pasado, el nivel más bajo desde 1971. Las principales causas son la reducción del crecimiento demográfico, mejores oportunidades económicas en México y el fortalecimiento de la seguridad en la frontera estadounidense, resultado de la inversión en miles de guardias, y barreras física y tecnológica.

Como  muchas decisiones del presidente, la de poner tropas en la frontera parece impulsiva, malévola y motivada políticamente. Según los informes, Kirstjen Nielsen, el jefe de seguridad nacional y otros ayudantes resumieron a Mr. Trump la idea la semana pasada. Aun así, después del inesperado anuncio del martes, la Casa Blanca batalló para explicar sus intenciones, incluyendo cuántas y qué tropas serían desplegadas. Los funcionarios han dicho desde entonces que se refería a las tropas de la Guardia Nacional, no a las tropas en servicio activo. No hubo consulta con el presidente mexicano, cuyo embajador en Estados Unidos llamó a la decisión no bienvenida.

Mr. Trump está sintiendo el ardor de los seguidores que creyeron en su promesa de construir un muro pagado por México. No sólo México se ha negado a financiar esta locura, el Congreso también la frustró al aprobar únicamente 1.6 mil millones de dólares en una reciente factura de gastos, en lugar de los 25 mil millones solicitados por Trump. A pesar de oponerse al muro, los líderes demócratas ofrecieron financiarlo si Mr. Trump respaldaba un paso para ciudadanizar a 1.8 millones de inmigrantes elegibles para DACA. Lo rechazó.

Un impedimento para usar tropas en la frontera podría estar en la jurisprudencia estadunidense. La Ley de Posse Comitatus de 1878 acota el uso de las fuerzas armadas para tareas propias de la ley civil a menos que lo autoricen la Constitución o el Congreso. Sin embargo, desde la década de 1980 el Departamento de Defensa, incluida la Guardia Nacional, ha brindado apoyo indirecto a los esfuerzos antidrogas y antiterroristas relacionados con la frontera.

En 2010, el presidente Barack Obama envió 1200 tropas de la Guardia Nacional a la frontera para apoyar operaciones contra redes ilícitas de tráfico de personas, drogas, armas ilegales y dinero, hasta que se establecieran allí protecciones fronterizas más fuertes y más guardias. En 2006, el presidente George W. Bush atendió solicitudes de los gobernadores de Arizona, California, Nuevo México y Texas de desplegar 6000 efectivos de la Guardia Nacional para ayudar con ingeniería, aviación, identificación de entradas y otros apoyos. El Pentágono a menudo ha sido reacio a engancharse en tales actividades, que desvalorizan su misión de guerra central. Con las operaciones de combate en marcha en Afganistán, Siria, Irak y en otros lugares, puede que ahora esté menos entusiasmado de hacerlo, especialmente si la operación no está limitada en duración y alcance.

Las operaciones fronterizas conducen con frecuencia a forcejeos entre el Pentágono, el Congreso y los estados acerca de quién debería asumir el costo. Esa tensión podría agudizarse más ahora, especialmente si los legisladores y los gobernadores objetan el despliegue.

Gastar miles de millones de dólares en operaciones extrañas parece no preocupar a Trump, quien parece indiferente al inflado déficit federal; y también sugirió, inapropiadamente, que el Pentágono podría pagar el muro. Todo esto socava sus afirmaciones anteriores de que el Pentágono carecía de fondos suficientes y necesitaba un gran aumento de presupuesto en 2019, hasta 716 mil millones de dólares, ya asignados a dar aumentos a las tropas y comprar nuevas armas.

Mr. Trump está demostrando una vez más su incapacidad para emitir juicios razonables y considerados sobre lo necesario para liderar la nación y mantenerla a salvo. Está recurriendo a la táctica del demagogo de inspirar temor y parece no entender por qué fue promulgada la Ley Posse Comitatus -limitar los poderes del gobierno federal en el uso de personal militar para hacer cumplir políticas nacionales dentro de los Estados Unidos. Debería reconocer que la jugada es costosa y debería usarse escasamente, si es que lo hace -y ciertamente no con fines políticos burdos.

¿Qué opinas?
Cargando...