Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Héctor Joseph Cid, un Cruzado del Agua en el Primer Distrito

29

“Me Atacan por mis Principios”, Sostiene el Gallo del PANAL

Nos citó tempranito, a las 7:30 –hábitos de quien se ha forjado en el esfuerzo, la voluntad  y solidaridad- en el restaurante Angélica’s Asador. Desde los cómodos sillones del recibidor se alcanza a ver lo que aún queda de la laguna de Acuitlapilco. Estamos en el primer café cuando arriba, muy sonriente, Héctor Joseph Cid.

Es un hombre afable, dinámico, emprendedor. Su experiencia en la lucha social, le permite saber que es el momento idóneo para concretar las ideas y planteamientos por el bien común que conoce y ha escuchado de la ciudadanía. De ahí la iniciativa para encabezar, como candidato a diputado por el I Distrito, el proyecto legislativo del PANAL. Está en plena batalla. Se ha propuesto vencer el 7 de julio próximo a los favoritos de los partidos de alto presupuesto, pero que carecen de la simpatía de la gente.

Como pez apasionado en aguas plagadas de tiburones, Héctor Joseph está preparado para encabezar proyectos sociales, de beneficio para las mayorías, eso es seguro. Porque está en su elemento:

Usted es un luchador social, además de médico y candidato.

Siendo una profesión que ayuda al bienestar de las personas, la medicina

Me permitió ampliar este panorama para impulsar proyectos que garantizan la salud, la economía, el desarrollo social.

“Tengo una tradición de lucha social desde la secundaria. Yo formé el consejo estudiantil en la Escuela de Medicina de la BUAP para hacer valer los derechos de los estudiantes,  y se logró que se aplicará la ley al director Víctor López”, evoca en el tono divertido de quien hizo una travesura que tuvo final feliz.

Repasa sus tiempos de universitario y conjura los nombres de quienes están en contra de la defensa de los intereses sociales y estudiantiles: el ingeniero Terrazas, “Simitrio”, la 28 de Octubre, los “Cochises”.

En contraparte,  recuerda: “Yo traje al Subcomandante Marcos a Acuitlapilco; así como estamos ahorita, estuvimos platicando los dos”.

HACIÉNDOSE TLAXCALTECA

El tiempo, la vida atemperó naturalmente al idealista radical que aún admira la obra de Mao Tsé Tung pero sabe que “no podemos impulsar una radicalización a partir de actos violentos”.

Explica: “El sistema ha diseñado una estrategia para que mínimo tengas una casita, un cochecito aunque sea de modelo atrasado, y lo más esencial, que tengas una casita con una familia”.

“La gente no va a arriesgar lo que tiene”, concluye.

Héctor Joseph Cid es nativo del vecino Puebla pero se hizo tlaxcalteca por la buena. Instaló en su comunidad de Acuitlapilco “la primera farmacia abierta las 24 horas del día y los 365 días del año”. Y, sobre todo, se enraizó defendiendo intereses de los tlaxcaltecas menos favorecidos.

Hace 15 años dejó de ejercer la profesión de médico general por “obsoleta e improductiva”, mas, fiel a sus motivos juveniles, hasta el final siguió ofreciendo consultas gratuitas los jueves y viernes a los necesitados.

Se ganó a pulso la ciudadanía tlaxcalteca Héctor Joseph. En gran medida, ni que decirlo, por su pasión hacia las causas sociales. “Cuando me atacan, me atacan por mis principios y lo que he hecho”, justifica.

Inclusive le ha tocado batallar por Tlaxcala ante Puebla, a propósito de la querella de límites entre ambos estados. “En Puebla han hecho dos manifestaciones contra Héctor Joseph Cid”, hincha el pecho, visiblemente orgulloso el fundador y dirigente del Consejo Ciudadano Intermunicipal en Defensa del Territorio Tlaxcalteca.

Empero la mejor épica del luchador social Héctor Joseph Cid tiene que ver, por supuesto, con Acuitlapilco, su patria chica adoptiva.

Específicamente con el agua y la laguna cuyo margen reseco observamos iluminarse a través del cristal, de aquel lado de la carretera. La cuestión conduce la entrevista hacia un tema prioritario en la agenda mundial de los gobiernos.

ACUITLAPILCO Y EL AGUA

HJC  Hace años teníamos veneros que la mayor parte del día daban 10-12 pulgadas, desbordaba el agua hacia Tepeyanco. Hay canales de hace 150 años. ¿Sabías que a la laguna la intentaron desecar artificialmente para que quedase en manos de una trasnacional a través del proyecto que se conoció como “Primera Ciudad Bioclimática de América Latina”?

CT  ¿Cómo fue?

HJC  Dinamitaron los manantiales. Así intentó la SEDECO de Alba Lagunas intentó apoderarse de las mil 045 hectáreas de la laguna para el grupo español NIREO, en el marco de dicho proyecto. Y elaboraron una estrategia para ganar aliados entre los propietarios de terrenos colindantes con el agua; incluso, facilitaron la escrituración del lecho por vía de usucapión.

CT  ¿Es una manera legítima de “hacer negocios?

HJC  Los lechos de agua son propiedad de la nación. ¿Alguna vez tú, en tu juventud, llegaste a pensar que una botella de agua te costaría 8 ó 20 pesos? Yo pregunto, ¿dentro de 10 o 15 años cuánto va a costar esa botella?

CT  Era inimaginable hace 30 o 40 años…

HJC  Los ciudadanos debemos defender el agua de la privatización. Requerimos administrar bien el agua.

CT  ¿Qué hacer?

HJC La gente que me apoya no lo ha permitido. Por eso formamos Ciudadanos al Rescate de la Laguna de Acuitlapilco, el CURLA. Acuitlapilco es la única comunidad de Tlaxcala que lleva 9 años sin pagar el agua para energía eléctrica, como resultado de una lucha que hemos librado a favor de que los ciudadanos tengamos el control del agua.

“Tengo el orgullo de haberle quitado a CAPAM la administración del agua en Acuitlapilco. Nosotros metimos a la cárcel a Salvador Cote Pérez, un presidente de comunidad, por cobrar el agua que no le correspondía.”

CT  ¿Es una rebeldía, digamos, idealista?

HJC  El agua es un derecho humano, no una mercancía. Se están diseñando estrategias a nivel mundial, en virtud de las cuales las trasnacionales se están quedando con el agua dulce y la están comercializando a precios exagerados. Si mañana alguien no puede pagar la botella, ¿lo dejaremos morir de sed?

“Quien tenga el control del agua va a tener el poder. La tercera guerra mundial no va a ser por el petróleo ni el oro, va a ser por el agua”, sentencia Héctor Joseph.

CT  ¿Y qué pasó con el proyecto de la Ciudad Bioclimática?

HJC  Lo echamos abajo.

CT  Te lo has tomado muy en serio.

HJC  Es urgente mantener el vaso regulador del agua pluvial de la Laguna de Acuitlapilco. En 2009 llevamos una propuesta, consistente en la creación de un fideicomiso, hasta el Tribunal Latinoamericano del Agua, en el marco del 6º Foro Mundial de junio de 2009.

RAZONES DE CANDIDATO

Hace rato se sumó a la entrevista Sergio Cahuantzi Nava, doppelgänger y suplente del candidato del PANAL. Observa todo con su mirada inteligente el amigo de Joseph Cid, un simpático maestro de literatura que desertó a tiempo del sacerdocio.

El anecdotario cívico de Héctor no tiene fin y el tiempo escasea en esta temporada electoral.

Queremos saber que nos ofrecen los candidatos al Congreso de Tlaxcala. Resume Héctor Joseph lo que hará en el congreso si los ciudadanos lo eligen el 7 de julio, en tres propuestas centrales.

-Legislar para evitar el expolio de los ciudadanos mediante los actuales cobros por concepto de agua potable (“si se cobran 10 mil pesos por instalar la toma, como está haciendo el municipio, el agua deja de ser un derecho humano”).

-Legislar para entregar la Laguna de Acuitlapilco a un fideicomiso a cargo de CONAGUA, con el fin de revivirla y desarrollar allí un proyecto ecoturístico con recursos a fondo perdido de la ONU.

-Hacer las leyes necesarias para impulsar un proyecto urbanístico a 30 años en la capital de Tlaxcala y su área conturbada, con polos descentralizados de comercio al mayoreo, una central camionera periférica.

COLOFÓN

“Me enriquece más estar participando con el doctor”, comparte Sergio en la sobremesa. Los minutos se nos fueron como agua literalmente, entre confidencias off the record y nostálgicas evocaciones.

Parece muy interesado Héctor en aclarar lo de la pelea con Puebla. Advierte que todo empezó con el Proyecto Arco Norte de la Ciudad de Puebla, hace 3 años, que contempló terrenos del vecino Tlaxcala, de Tenancingo, Tlaltepango, El Capulín y Barranca Honda.

Asegura que el gobierno de Puebla ha promovido las invasiones del lado tlaxcalteca.

Al cabo tornamos a las elecciones.

“El mero día van a comprar los votos”, lamenta Joseph Cid.

Les deseamos suerte, les pedimos posar ante la manta colocada junto a la carretera y nos despedimos como amigos.

En lontananza, la laguna agonizante rebosa ya la luz del sol.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...