Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Si Solo Haces lo que ya Sabes Hacer

“Si solo haces lo que ya sabes hacer, no vas a llegar a ser más de lo que eres hoy”. (Kung Fu Panda 3)

561

Como padres todos los días aprendemos algo nuevo con nuestros hijos, pero en ese proceso alguno de nosotros sentimos duda, angustia,  temor y muchas otras emociones, al cuestionarnos si estamos haciendo lo correcto en la educación de nuestros hijos. La mayoría de nosotros no acudimos a una escuela para capacitarnos, solo nos  esforzarnos día a día en hacer nuestro mejor esfuerzo. Es así como el crecimiento de nuestros hijos nos obliga a ser más observadores de lo que sucede en nuestro alrededor, principalmente lo que puede ser un riesgo. Es en este punto donde quiero compartir con ustedes fragmentos de un artículo que publico el periódico “EL PAIS” sobre  Islandia. En los últimos 20 años este país ha reducido el consumo de alcohol, tabaco y algún otra tipo de droga. Chicos de entre 15 y 16 años que ya ingerían alcohol era del 42%  en 1998 y se redujo en el 2016 al 5%; el porcentaje de los que habían consumido cannabis alguna vez  paso del 17 al 7% y de fumadores  diarios de cigarrillos ha cayó del 23% a tan solo el 3%.  Ocupando el primer puesto de la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable.

Harvey Milkman psicólogo estadounidense expresa “Es el estudio más extraordinariamente intenso y profundo sobre el estrés en la vida de los adolescentes que he visto nunca”. Para Milkman el origen de las adicciones estaba en la química cerebral “los menores combativos, buscaban subidones, y podrían obtenerlos robando tapacubos, radios y más delante, coches o mediante las drogas estimulantes. El alcohol también altera la química cerebral, es un sedante, pero lo primero que seda es el control del cerebro, lo cual puede suprimir las inhibiciones y, a dosis limitadas, reducir la ansiedad”. Continua Milkman;  “la idea de la adicción comportamental se convirtió en nuestro destino” de ahí surgió la pregunta; ¿por qué no organizar un movimiento social basado en la embriaguez natural, en que la gente se coloque con la química de su cerebro sin los efectos perjudiciales de las drogas?

Fueron diversas las estrategias que se implementaron, los principales ejecutores fueron las instituciones educativas, el estado y los padres. En este momento quiero enfocarme en el tema de la participación de los padres.

Una de las estrategias fue ofrecer a los adolescentes maneras naturales de embriagarse mediante la enseñanza de música, danza, arte, artes marciales, la idea era que las diferentes clases ofrecidas pudieran provocar una serie de alteraciones químicas cerebrales, pues algunos quizá desean una experiencia que les ayude a reducir la ansiedad y otros podrían estar en busca de emociones fuertes.

Otra estrategia que se aplico paralelamente a la primera, fue la de recibir información en capacidades para la vida, centradas en mejorar sus ideas sobre sí mismo y sobre su existencia, así como su manera de interactuar con los demás.

Se reforzaron los vínculos entre los padres y los centros de enseñanza. Se insto a los padres a charlas sobre la importancia de pasar mucho tiempo con sus hijos en lugar de dedicarles “tiempo de calidad”, así como hablar con ellos de sus vidas, conocer a sus amistades.

No permitir que sus hijos menores de 13 años celebren fiestas sin supervisión, a no comprar bebidas alcohólicas y estar atenta al bienestar de sus hijos.

Como verán, algunas de las estrategias muy bien podríamos retomarlas, pues está en nuestras manos que nuestros hijos puedan realizar algún actividad, recreativa o deportiva,  dedicarles no tiempo de calidad, sino mayor tiempo.   Y por último, acceder como padres a mayor información al tema de las emociones. Mucho desearía que cada uno como padre participara en la reducción de los índices de estrés en los adolescentes, pero como es mucho pedir, solo quiero invitarlos a reflexionar si es posible que estas ideas que ya fueron probadas como eficaces, puedan ser de utilidad para entablar una mayor relación con nuestros hijos.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...