Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Más participación social

398

La democracia, como su propio nombre lo indica, significa: poder-autoridad-gobierno del pueblo. Sin embargo, en la actualidad este principio se da poco, teniendo en cuenta que es de vital importancia para el funcionamiento de la comunidad.

Cierto es que valoramos a las actuales democracias, pero tal reconocimiento no debe de impedirnos la búsqueda de fórmulas para que los sistemas sean más democráticos y participativos. Es imprescindible que el modelo de democracia representativa que opera en la actualidad evolucione hacia una democracia plenamente participativa.

La situación que se presenta con respecto a la participación ciudadana y a la política es más que preocupante. Paradójicamente la consolidación de la democracia como sistema político ha sido acompañada por la poca participación de los ciudadanos la misa. Después de una ardua lucha por la democracia en el siglo pasado, hoy se ha relegado a la actividad política a segundo plano.

Esto nos lleva a pensar que nuestra participación está condicionada a cómo nos afecta la política directamente. Ante los abusos o ineficacias del gobierno surgen con coraje los ideales que defienden la vida, la libertad y la seguridad, entre otros temas.

Pero en las situaciones estables donde no nos sentimos amenazados en nuestro entorno más cercano, el interés no es el mismo. Pero el hecho de que no veamos las amenazas no significa que no existan. El hecho de que la participación sea cada vez menor o focalizada, implica que los ciudadanos no estamos decidiendo por nosotros mismos y, por tanto, las autoridades se valen de nuestro desinterés para abusar sutilmente de nosotros o no representarnos.

La situación de la poca participación individual contrasta a su vez con la cada vez mayor organización de grupos gubernamentales que defienden causas específicas y responden a motivaciones particulares en temas puntuales por lo que no podemos clasificar de la misma forma la participación de estos grupos y de los partidos políticos.

Es un individualismo cada vez mayor dentro de la sociedad donde los individuos luchan por causas específicas, a diferencia de los partidos que construyen una visión total sobre cómo debiese actuar el estado.

Conscientes de este panorama, creemos firmemente que los ciudadanos debemos participar en los procesos de debate y toma de decisiones y para ello, las instituciones deben facilitar esta acción. A pesar de ello, sabemos que los gobernantes continúan sin tomar en cuenta a la población en dichos procesos definitorio y solo de una forma sumamente limitada en la formación del propio gobierno por considerar que si lo hacen, corren el riesgo de acabar con su estatus privilegiado en el que hace y deshacen a su antojo.

Así las cosas, es necesario que se comiencen a diseñar políticas públicas que cuenten con la inclusión de la sociedad. Por su parte, la población debe insistir para que esos espacios de participación se abran aún más.

¿Qué opinas?
Cargando...