Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

‘Gente Conflictiva se Burla de Autoridades’: Ana Montiel

136

Agentes del NSJPA Intimidan a Casero e Injurian ‘Delictiva’ a la Periodista

Polimunicipales de Raymundo Fragoso Lamparean Casa de Ana y su Madre

Ministeriales no se Quedaron Atrás al Mostrar el Cobre de la Prepotencia

Cuatro miembros de una familia: Silvia Juárez Muñoz, Guadalupe Barojas Juárez, Víctor Eduardo Barojas Juárez y Víctor Manuel Barojas George, enfrentan una demanda ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala (PGJE) interpuesta por la jefa de información del periódico digital Monitor Tlaxcala, Ana María Montiel Zamora.

La demanda judicial con clave de expediente AHUITLAX/T1/501/2016, por varios delitos presuntos, fue suscrita también por la señora madre de la periodista, una señora de la tercera edad que comparte vivienda con su hija en el fraccionamiento IV Señorío, en la comunidad capitalina de Ocotlán.En una carta pública dada a conocer esta semana, la periodista revela evidencias de “complicidad y confusión de las autoridades”, lo mismo en la procuración de justicia como en el ámbito del muy publicitado Nuevo Sistema Penal Acusatorio. Ante la inacción y presumible complicidad de autoridades locales, la denunciante lamenta que a la fecha “ha pasado más de un año sin que le puedan poner un estate-quieto a esta familia conflictiva”.

“Temo por la integridad física y emocional de mi señora madre, mi familia y de mí misma, ya que constantemente recibimos amenazas de esta gente, y las autoridades hacen caso omiso”, explica Ana Montiel en la carta.

“Por eso hago esta denuncia pública, para alertar a las autoridades que esta gente es de cuidado y tratan de hacerse las victimas cuando no lo son”, insiste la periodista.

CRÓNICAS DE AGRESIÓN Y DESIDIA

La periodista ha informado a las autoridades de Tlaxcala que “desde el pasado 11 de septiembre del 2015, estos vecinos conflictivos han venido hostigando, intimidando, y ejerciendo violencia psicológica y física en contra de las dos agraviadas, sin que las autoridades competentes puedan llevar a cabo la mediación pertinente y la sanción correspondiente a esta familia”.

Las denunciantes han alertado además que la familia en cuestión “manipula a su favor para hacerse pasar por víctimas, cuando realmente son los victimarios que amenazan y amedrentan en el domicilio particular de la periodista y de su señora madre”.

“No sé qué pretenda esa familia de vecinos conflictivos, la señora Silvia Juárez Muñoz me agrede por sus celos enfermizos que tiene por su marido Víctor Manuel Barojas George, y sus hijos Guadalupe y Víctor Eduardo Barojas Juárez subieron al departamento donde se encontraba mi madre a agredirla verbalmente y retarla a golpes”, se le en otra parte de la carta.

ALFONSO CARMONA EN ACCIÓN

“Existen muchas cosas que no cuadran en este proceso, porque el titular del Nuevo Sistema de Justicia Penal Alfonso Carmona me ha dicho que mi madre y yo tenemos muchas demandas por parte de estas gentes, pero cuando yo le pregunto cuáles son los números de los expedientes, y si aparecen nuestros nombres completos y correctos como debe de ser, responde que no es necesario tener el nombre completo o correcto para ser sancionado, y que entonces mejor no le busque yo”.

Asegura que el funcionario judicial amagó a la periodista con ejercer una “facultad para mandar a citar a los ciudadanos por cualquier medio, incluyendo llamada telefónica”.

“Montiel Zamora argumentó que actualmente ya están involucrando a funcionarios de primer nivel del Gobierno que encabeza Mariano González Zarur, como la titular del SEPUEDE Maricela Cuapio. Y es que últimamente han aparecido cartelones al interior del edificio donde vive la periodista y su familia, con frases como: ‘Ya te acordaste de mí’ y ‘Te estoy vigilando’, entre otras”, informó el portal Monitor.

NUEVA Y VIEJA JUSTICIA PENAL

Con respecto al procesamiento del problema, la periodista ahondó que a más de un año la Procuraduría estatal “hasta el momento, no ha dado fecha para darle continuidad a este caso, toda vez que nuevamente fue devuelto por el NSJP el expediente a la PGJE ya que los vecinos opresores no se presentaron para llevar a cabo una conciliación”.

Entre las evidencias del caso, la comunicadora refiere un acta de mediación del 14 de septiembre del 2015 “celebrada ante el presidente vecinal en su momento, donde los agresores fueron los que solicitaron la mediación, pero nunca se presentaron”; así como otra acta celebrada ante el juez municipal Enrique Zempoalteca Mejía, donde la periodista solicitó la comparecencia de los vecinos conflictivos, “por lo que la autoridad giró los tres citatorios y nunca acudieron los integrantes de esa familia, haciendo caso omiso al llamado de esta autoridad municipal”.

Con respecto al funcionamiento en Tlaxcala del Nuevo Sistema de Justicia Penal, la denunciante afirma que el NSJP “giró un oficio, el cual no estuvo bien requisitado y tiene el nombre de otra persona que no vive en mi domicilio y que ni conozco”. “Luego me enteré que a través de otro citatorio mandaron a traer al dueño de la vivienda donde vivimos, para intimidarlo y amenazarlo los del NSJP para que diera nuestros nombres, asegurando que podríamos ser gente delictiva (eso me lo comentó mi casero)”, refiere.

“Cabe señalar que apenas este fin de semana nuevamente llegó una orden de protección emergente y preventiva y un citatorio para acudir al juzgado municipal, pero nuevamente los nombres no corresponden ni a mi señora madre y ni a mí”, puntualiza la periodista.

La periodista no deja de señalar, al modo de un “dato curioso”, que “hasta la fecha a mí no se me ha notificado de alguna demanda en mi contra o en contra de mi señora madre, o algún citatorio, para poder saber qué está pasando”.

RAYMUNDO FRAGOSO Y LA PGJE

Para colmo, agrega Ana Montiel que “de igual forma, por varias semanas la policía municipal resguardó la vivienda de estas gentes conflictivas, a la cual entraban y salían constantemente; mientras que con sus lámparas alumbraban mis ventanas, por lo que fui a buscar al director de la policía municipal, Raymundo Fragoso Muñoz, quien me dijo que había un oficio firmado por Gabriela Quiñones Hernández del NSJP, en la que le tenían que dar protección a esta mujer de nombre Silvia Juárez Muñoz”.

Narra la periodista que “días después, llegaron a la puerta de mi hogar policías ministeriales con una orden de restricción en contra de la misma persona que decía el citatorio pero que no vive en mi domicilio y ni conozco, que según para protección a favor de Silvia Juárez Muñoz. Y pese a que se les informó que la persona que buscaban no vivía ahí, y que no la conocíamos, los ministeriales se portaron prepotentes y agresivos con mi hermana quien les dio los informes”.

La carta abierta publicada por el portal Monitor pide por último a las distintas autoridades tlaxcaltecas que “tomen cartas en este asunto, para dar la certeza jurídica que corresponde al caso, pero sobre todo para que no se dejen sorprender por Silvia Juárez Muñoz, Guadalupe Barojas Juárez, Víctor Eduardo Barojas Juárez y Víctor Manuel Barojas George, quienes ya están demandados y aun con eso se hacen pasar por víctimas siendo ellos los agresores de nuestra periodista y su señora madre”.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...