Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Entrevista con Adolfo Escobar Jardines

52

“NO SABEMOS SI NUESTRAS LEYES IMPORTAN A LOS CIUDADANOS”: AEJ

“A Mayor Libertad de Prensa, Menos Corrupción: Postula

“Deberíamos ser más Puntuales”, Concede el Diputado Panista

REENCUENTRO

Fue en su cubículo, hasta la segunda cita igual que con Lorena.

Afable, muy sonriente nos recibió. Nos conocimos hace varios años, desde que Adolfo Escobar Jardines intentó ser alcalde por vez primera.

Menos de cien votos hicieron la diferencia.

Ahora está en el congreso local. Y antes, después del malogrado intento de gobernar la capital del estado, estuvo en San Lázaro, de donde vino a dirigir la secretaría de gobierno de Héctor Ortiz.

Es sin duda uno de los más experimentados de la LX legislatura y un hombre fuerte del PAN tlaxcalteca desde la presidencia delegada de Chávez Zavala.

Además se ve bien el beisbolero Adolfo, tiene dos niñas y sigue casado.

IMPUNTUALIDAD, PRENSA Y CELULARES

Entrados en materia, solicitamos al diputado venia para tres preguntas específicas.

Recapitulamos que en las cuatro últimas reuniones ordinarias los legisladores locales se retrasaron entre un mínimo de 30 minutos y hasta más de una hora.

-¿Por qué llegan tarde los diputados al trabajo de hacer leyes, si la propia ley orgánica del Congreso de Tlaxcala estipula que las sesiones ordinarias –a las que estamos invitados los contribuyentes, no sólo los diputados- deben comenzar a las 10 horas? ¿No sería mejor derogar la instrucción de empezar a las 10 en vez de poner un mal ejemplo a los niños y la sociedad en general?

No puede dejar escapar Adolfo una risa traviesa, mixta de culpa y divertida. Parece darle vueltas a la idea, mas para nada se nota incomodado:

-Tiene que ver con una forma de ser del mexicano y el tlaxcalteca, y en general del sistema de todo el país. No nos acostumbramos a la puntualidad.

-¿Uso y costumbre?

-Tal vez sea un detalle menor, pero a veces en las pequeñas cosas está lo trascendental. Deberíamos ser puntuales –concede.

Segunda:

-¿No se trata a la prensa con extrema descortesía en el congreso de Tlaxcala si ni siquiera dispone de un espacio ad hoc en el recinto? –preguntamos tras referir que en el congreso de Chihuahua hay área especial para reporteros, con internet, galletitas, sodas, café, papel, sanitarios, sillas y hasta seguridad…

-De entrada, quiero decirte que este edificio no fue diseñado originalmente para ser sede del Congreso, por ahí habría una explicación –capotea Adolfo.

-¿No es acaso la prensa un cuarto poder, no menos importante para la salud social que los otros tres?

-Cada vez más se tiene que ir pensando en estos asuntos, ojalá las cosas no quedaran en el comentario y pasemos a sugerir –reta.

El político avizora una ocasión en la crítica gremial o tal vez expresa una convicción. Agrega:

-Soy partidario de una prensa libre. Creo fervientemente que a mayor libertad de prensa habrá menos corrupción.

Nos entretenemos en una digresión sobre Buchanan, la ecuación corrupción-pena y algunos matices de la libertad de prensa.

-¿Por qué hablan tanto por celular durante las sesiones mientras un par se halla en tribuna? -planteamos la cuestión tercera -. ¡Una vez contamos 14 diputados hablando al mismo tiempo!

No se arruga Adolfo:

-Como dijeron en la Buenos Aires, ¡vamos por partes! –nos hace carcajearnos.

En este punto inicia el experimentado Escobar una nueva digresión en torno a la naturaleza de la democracia a la mexicana.

DE LA DEMOCRACIA IFEANA

Alega sus razones Adolfo.

-El funcionamiento del pleno se rige por procedimientos estandarizados. Ponemos atención en ciertos puntos, como el acta de la sesión anterior, cuando lo amerita, o en aquellos que no fueron consensuados en comisiones; sin embargo, también hay un ingrediente político siempre presente. y en este tiempo, muy directamente electoral…

-¿Sería el caso de la propuesta de exhortar a Ernesto Cordero a mejorar la economía propuesta hoy por el diputado socialista Carlos Augusto Pérez? –picamos.

-Ándale, por ejemplo. En otros casos acordados en comisiones, la discusión ya se dio ahí, y eso naturalmente les resta interés durante el pleno…

-Pero si los asuntos importantes se acuerdan previamente en comisiones, ¿entonces para qué la representación pública en tribuna: es una mascarada?

La respuesta no deja de resultar sorprendente:

-Tiene que ver con la forma en que el diputado es mostrado ante los electores, con la percepción que se quiere causar entre la población.

Expone otra alternativa posible Adolfo:

-Estoy convencido que a todos nos conviene que los ciudadanos se enteren cada día más y más abiertamente de las acciones y discusiones de los diputados, al fin de ganar su confianza y el respeto de los ciudadanos hacia el congreso.

-Actualmente, ¿es un mero ceremonial para los medios de comunicación entonces?

-No; es un formato procedimental al que estamos obligados por ser de carácter legal.

-Se afirma en pro del trabajo en comisiones que facilita la labor legislativa; ¿pero no implica también una restricción a la democracia por cuanto se prohíbe el acceso de los ciudadanos a las sesiones de veras importantes, las de comisiones?

Tampoco vacila Adolfo en este punto:

-También yo me lo he preguntado; tal vez debiera permitirse la presencia de los medios en comisiones, habría que pensarlo -sugiere.

REELECCIÓN LEGISLATIVA

Gana terreno entre la clase política de México la idea de la reelección de diputados y senadores. En favor se postula que es propicia al compromiso de los legisladores con los electores, porque al interesar a estos que los reelijan, querrán hacer buena labor. En contra se sostiene que sería peligroso tal paso, dada la naturaleza de la partidocracia subsidiada de México, caracterizada por marcados rasgos de nepotismo e independencia de los partidos con respecto a la opinión pública real.

-¿Tú cómo la ves? –inquirimos.

-Quiero decirte que estoy a favor de la reelección legislativa; pienso que es buena para el fortalecimiento institucional de la democracia –expone de entrada.

Y matiza enseguida:

-Habría qué ver a quién se le da más poder, si a los ciudadanos o a los partidos. Este es el punto que importa. Si logramos que la reelección haga más fuertes a los ciudadanos y los legisladores, por sobre los partidos políticos, entonces valdría la pena. Esto sí es posible, pienso yo.

CRÍTICA DEL LEGALISMO

A modo de remate, solicitamos al diputado Adolfo Escobar calificar a la LX legislatura de Tlaxcala, en escala de uno a 10.

-Es difícil ponerle número. Creo que podemos dar más –renuente.

Antes había advertido sobre la importancia de tomar conciencia los diputados de la naturaleza democrática de su tarea:

-Lo más importante no es el cargo, sino saber para qué estamos aquí. Yo no creo que el desempeño del congreso pueda calificarse por el número de leyes que hacemos; no creo que el número de iniciativas garantice la calidad de nuestro trabajo.

Esboza una solución Adolfo a la manía reformadora de los legisladores mexicanos:

-Lo más importante es que nuestras iniciativas y propuestas sean del interés de los ciudadanos. Sin embargo, yo no conozco ni un solo diputado que haya tenido la curiosidad de saber si sus propuestas son lo que quieren los ciudadanos, por ejemplo mediante estudios o encuestas.

Concluye:

-Más que hacer muchas leyes, importa saber si estas leyes interesan a nuestros representados y son respaldadas por ellos. Este desinterés de los diputados por armonizar con lo que quieren los ciudadanos, es una carencia de nuestra democracia. Debemos corregirla.

Explica:

-Nos guiamos sólo por el instinto; ni siquiera los asesores saben cómo nos ven en realidad los ciudadanos.

MÍNIMO PERFIL DE ADOLFO ESCOBAR JARDINES

¿Supersticioso? : No

¿Religión? : Católico (mal practicante)

¿Color? : Azul

¿Libro? : Vivir para contarla

¿Peli? : El Padrino II

¿Personaje histórico? : Morelos

¿Personaje de ficción? : Ninguno

¿PRD? : Necesario

¿PRI? : Antiguo

¿PAN? : Propuesta

¿Lorena Cuéllar? : Compañera

¿MGZ? : Gobernador

¿FCH? : Duro

Comentarios
Cargando...