Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Entrevista a Luis Eduardo

33

LUIS EDUARDO, UN CIENTÍFICO TLAXCALTECA DE 20 AÑOS

Estudia en la UPT y hace Estancias en la UDLA

Es alto y desgarbado, tiene apenas veinte años, cursa sexto semestre en la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPT) y es, ya, un científico strictu sensu. Vive en la Loma Xicothéncatl, allá en la capital donde radica también su novia Carolina Estefanía, estudiante de contabilidad.

 

Empezamos a charlar en el cubículo del doctor Saúl Tlecuitl y terminamos la entrevista en una banca exterior del edificio principal, bajo el céfiro que baja de la Malinche hacia el mediodía.

Trae en la mano, tras presentarnos por el rumbo de las canchas, un diploma que pidió el profesor. Reza el papel: “IFT.11 /Annual meeting & food Expo /Certificate of Participation /Luis Eduardo Contreras Llano /’Anthocyanin composition and determination of antioxidant activity of pomegranade (punica granatum) extracts.’ /attended the 2011 IFT Annual Meeting and Food Exppo June 11-14, 2011 held in New Orleans, Louisiana, USA /Healter C. Joireman, CMP, Meetings Manager /IFT Meetings and Expositions /Institute of Food Technologists -525 W. Van Buren St., Suite 1000 –Chicago Il. 60607”.

En pocas palabras: da fe el documento de la insólita participación como ponente en una reunión anual de empresarios y científicos celebrada el pasado junio en la afrancesada New Orleans, Louisiana, de un estudiante tlaxcalteca que toma clases en la Politécnica situada entre los límites bucólicos de Zacatelco y Tepeyanco, y viaja dos o tres días por semana a la Universidad de las Américas (UDLA), en Cholula, donde realiza actualmente sus prácticas profesionales.

Su labor en la UDLA atrajo el interés de un investigador académico. Por recomendación del mentor, Luis envió un abstract de su propio trabajo, y los organizadores le pidieron un cartel o póster científico. “Había casi puros doctores e investigadores” –recuerda con inquietud.

Fue el más joven de los ponentes, por cierto. En la compu conserva fotos del lugar, su primer viaje al extranjero sin los padres.

El descubrimiento de su vocación científica no fue fácil para Luis. La prepa (“se me hizo muy lineal”) resultó una época incierta, confusa; cambió un Cbtis por el Instituto “Zaragoza”, y al cabo obtuvo un promedio de 8 apenas.

-“Iba una hora a clases y el resto del tiempo a jugar con mis amigos” –evoca.

Se sentía desmotivado, y explica por qué:

-Para los profesores a+b era igual a c, y no teníamos que pensar, no había más que a+b igual a c…

-Y un día descubriste que a+b podía sumar d…

-Eso lo aprendí hasta la universidad.

Fue la UPT el detonante. Allí conoció a dos investigadores por quienes guarda sentimientos claros de admiración y agradecimiento: Ana Eugenia Ortega Régules, y su esposo, José Daniel Lozada R.

Fácil platicar con Luis. Inteligente, paciente y atento. Además se expresa con soltura poco común. Se lo hago notar. Debe ser la influencia de sus padres, ella etnóloga y arqueólogo del INAH él. Como tantos otros que usan la  cabeza para pensar, tampoco sabe bailar Luis todavía. Eso sí, parece disfrutar jugando el popular soccer.

-Me gusta leer de todo, ciencia, tecnología, política; todo me fascina… –presume con naturalidad, como decir el mole o el arcoiris.

-Bailar debe ser rico, deberías aprender ahora que eres joven… -lo sermoneo ya para despedirme.

INVESTIGACIÓN DE LA GRANADA

En resumen, la investigación de Luis gira en torno a las propiedades anti cancerígenas de la granada.

Explica que las “antocianinas” -pigmentos rojos y azules de algunas frutas – tienen propiedades anti oxidantes muy estudiadas que amortiguan los daños a los tejidos (de corazón y pulmones, entre otros) causados por radicales libres (contenidos en los humos de cigarrillo y motores, conservadores químicos, etc.).

-Son abundantes en la granada, y también en las moras, las uvas y la jamaica -detalla.

Luis eligió granadas cultivadas en Apizaco. Empleó diferentes solventes (agua, etanol ácido, etanol puro y metanol) para obtener y analizar cuatro antocianinas (delfinidina 3 glucósido y 35 di-glucósido, cianidina 3 glucósido y 35 di-glucósido).

Su hallazgo se condensa en lo siguiente: las antocioninas de la granada obtenidas mediante el solvente agua tienen 30% de capacidad anti oxidante.

-Muy alta –sintetiza.

MÍNIMO PERFIL

-¿Signo?

-Capricornio.

-¿Color?

-Azul.

-¿Supersticioso?

-Algo hay de eso –aunque dicen que la superstición es la religión de los tontos…

-¿Religioso?

-Creyente cristiano -así prefiero dejarlo…

-¿Escritor?

-Paco Ignacio Taibo II.

-¿Libro?

-“No habrá un final feliz”, de Taibo, claro…

-¿Científico?

-Stephen Hawkings.

-¿Deporte?

-Fut soccer.

-¿Película?

-Casablanca.

-¿Profe favorito?

-Edilberto, mi profesor de filosofía en el Instituto “Zaragoza”. Y la doctora Ana María Ortega Régules.

-¿Partido político?

-La izquierda me gusta, pero ahorita ningún partido.

-¿Por quién votaste para gobernador de Tlaxcala?

-Anulé mi voto porque declinó el PRD.

-¿Qué te gusta más de la UPT?

-Los profesores.

-¿Qué te disgusta más en la vida?

-La desigualdad y el racismo.

Comentarios
Cargando...