Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

El Chapo Aportó a Campañas Electorales: Rosa Isela Guzmán

95

Escrito por J.S. Montenegro y R. Carroll /The Guardian (E.U.), 4 Mar

Dice a The Guardian que Escape de 2015 fue ‘Acordado’ con Gobierno de Peña

Títulos y traducción para Código Tlaxcala del original “El Chapo entered US twice while on the run after prison break, daughter claims”, por Xavier Quiñones

 

El señor de las drogas Joaquín “El Chapo” Guzmán financió la elección de políticos de alto nivel en México, y dos veces ingresó en secreto a los Estados Unidos para visitar a familiares, de acuerdo con su hija mayor.

Rosa Isela Guzmán Ortiz dijo que poco después de una entrevista con la estrella de Hollywood Sean Penn, el año pasado, su padre esquivó una caza masiva con complicidad de funcionarios mexicanos corruptos, y eludió controles fronterizos estadounidense para colarse en California a pesar de ser uno de los fugitivos más buscados del mundo.

También acusó a políticos mexicanos de alto nivel de aceptar donaciones de El Chapo cuando se postilaron a algún cargo público, y dijo que a cambio los funcionarios se hicieron de la vista gorda ante sus escapes de la prisión.

“Mi padre no es un criminal. El gobierno es culpable “, dijo a The Guardian.

Es la primera vez que la hija del líder del cártel ha hablado con los medios. The Guardian ha visto diversos documentos que confirman su identidad, incluyendo su acta de nacimiento y su credencial mexicana para votar. La identidad de Guzmán Ortiz fue confirmada además por Francisco Villa Gurrola, un ministro evangélico de Badiraguato, Sinaloa, la ciudad natal de El Chapo, y amigo cercano de la madre de 87 años del señor de la droga, Consuelo Loera.

Guzmán Ortiz, de 39 años, hizo estas afirmaciones en una serie de entrevistas que dijo haber consultado con su padre. Las explosivas acusaciones de Guzmán Ortiz no pudieron ser verificadas de forma independiente y son susceptible de ser cuestionadas enérgicamente por las autoridades de México y Estados Unidos.

VIAJAR A ESTADOS UNIDOS

El Chapo fue capturado en enero después de siete meses en fuga, y enviado de vuelta a la cárcel de seguridad del Altiplano, cerca de México, la misma prisión de la que se escapó en julio de 2015 a través de un túnel abierto hasta su cuarto de baño. A principios de esta semana, dio instrucciones a sus abogados de abandonar sus intentos de luchar contra la extradición a los Estados Unidos, con la aparente esperanza de negociar una sentencia más ligera.

Guzmán Ortiz dijo que el señor de la droga había planeado entregar las riendas del cártel de Sinaloa a su medio hermano, Iván Archivaldo, pero que fue traicionado por un compañero de cártel, Ismael “El Mayo” Zambada, y por el gobierno mexicano que habría roto un acuerdo para proteger al Chapo.

El reclamo de Rosa Isela sobre las visitas de El Chapo a California cuestiona la inteligencia de Estados Unidos y la seguridad fronteriza. Como jefe del sindicato del crimen más grande y más rico del mundo, él era el objetivo más preciado de la guerra contra las drogas.

Guzmán Ortiz dijo que su padre cruzó la frontera a finales de 2015 para visitar a sus familiares y conocer la casa de cinco dormitorios con un gran jardín que él había comprado para ella y sus cuatro hijos. La hija concedió la entrevista a condición de no revelar su ubicación.

“Mi padre depositó el dinero en una cuenta bancaria con un abogado, y tiempo después vino a ver la casa, su casa. Vino dos veces.” Ella declinó especificar cómo cruzó la frontera fuertemente custodiada, diciendo únicamente: “Yo hice lo mismo, créeme”.

El Chapo tiene otros lazos familiares en los EE.UU.: su tercera esposa, la ex reina de belleza Emma Coronel, es ciudadana de los Estados Unidos y en 2011 dio a luz a dos hijas gemelas en el sur de California.

Hasta ese momento, El Chapo había estado en fuga durante más de una década; y por entonces, el presidente Felipe Calderón especuló que el fugitivo y piedra angular de la droga podría estar escondido al norte de la frontera. “No está en territorio mexicano, supongo que El Chapo está en territorio de Estados Unidos”, dijo a New York Times.

José Reveles, autor de una serie de libros sobre el bajo mundo mexicano, dijo que “nada es imposible” para El Chapo, al señalar que el cártel de Sinaloa fue pionero en el uso de túneles sofisticados para el contrabando de cargamentos de droga -y miembros del cártel– hacia los EE.UU.

“Todo indica que El Chapo sería capaz de visitar los EE.UU.: es muy inteligente, tiene operarios bien entrenado y expertos en la construcción de túneles”, dijo Reveles.

DE NARANJERO HASTA FORBES

El ascenso de El Chapo desde un vendedor empobrecido de naranjas hasta un multimillonario de la lista Forbes que canalizó vastas cantidades de mariguana, cocaína y otras drogas a los EE.UU., ha sido durante mucho tiempo objeto de intensa especulación.

La explicación de Guzmán Ortiz es que compró protección en el más alto nivel oficial, despachando representantes suyos a reuniones con altos políticos y sus representantes.

“Todo lo que sé es que mi padre le dijo a su abogado que entregara algunos cheques para la campaña [de un político no precisado], y [a cambio] pidió que lo respetaran”. Agregó que la familia estaba considerando publicar copias de los cheques, junto con los nombres de los funcionarios y los políticos que aceptaron su apoyo.

Guzmán Ortiz no es el único miembro de la familia de El Chapo que se ha acercado a los medios de comunicación, lo que sugiere un intento concertado por el capo para promover su versión de los hechos -o ejercer presión sobre las autoridades mexicanas.

La reunión de El Chapo con Penn fue posible gracias a la actriz Kate del Castillo, que esperaba producir una película biográfica del capo de la droga, y sus abogados contactaron al menos a dos autores acerca de una posible biografía. En las últimas semanas su tercera esposa, Emma Coronel, ha concedido una serie de entrevistas de televisión.

EL CHAPO Y EL GOBIERNO DE PEÑA

El Chapo ganó notoriedad mundial con sus dramáticas fugas de prisiones de alta seguridad: según informes, en 2001 salió de la cárcel de Puente Grande, cerca de Guadalajara, Jalisco, escondido en un cesto de la ropa; y en julio de 2015 dejó El Altiplano del Estado de México en una moto modificada que lo trasladó a través de un túnel de una milla de largo.

La segunda fuga fue vista como un golpe especialmente humillante para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, pero de acuerdo a la hija de El Chapo, funcionarios de alto nivel ya habían dado luz verde al escape.

“El escape de mi padre era un acuerdo”, dijo. Al menos 34 personas han sido acusadas de ayudar a escapar a El Chapo, entre ellos el ex director de la prisión del Altiplano y el titular del sistema penitenciario federal de México.

Hacia el final del año pasado, la red parecía estar acercándose a El Chapo, después de que organizó una reunión con Del Castillo y Penn, quienes estaban bajo la vigilancia de agentes de inteligencia. En octubre, el ejército mexicano lanzó una operación masiva en la región montañosa entre los estados de Sinaloa y Durango, pero falló en capturar al jefe del cártel. Al mes siguiente, otro intento de capturar a El Chapo -durante una reunión familiar prevista en la casa de la madre de El Chapo en el pueblo de La Tuna, Sinaloa- también fue frustrado después de que una fuente de alto rango de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) avisó a la familia, dijo Guzmán Ortiz.

La suerte de El Chapo finalmente se agotó en enero, cuando fue acorralado en la ciudad de Los Mochis. La hija atribuye la captura de su padre a una traición por parte de funcionarios mexicanos de alto rango y políticos.

‘SI HAY PACTO NO RESPETAN’

“Si hay un pacto, no lo respetan. Ahora que lo atrapan dicen que es un criminal, un asesino. Pero nada dicen de cuando le pidieron dinero para sus campañas. Son hipócritas”.

Ciudadana de Estados Unidos, Guzmán Ortiz dirige una cadena de pequeñas empresas en California y habla el inglés con fluidez. Ella se comparó a sí misma con los narco juniors -un término mexicano para la descendencia privilegiada de los capos de la droga del país-, pero dijo que cualquier dinero que recibió de su padre estaba limpio.

“Mis negocios son resultado de mis propios esfuerzos”, aseveró.

Link: http://www.theguardian.com/world/2016/mar/04/el-chapo-entered-us-california-manhunt-prison-break-daughter-says

Comentarios
Cargando...