Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

El Efecto Puntero en la CDMX

Alejandro Moreno /elfinanciero.com (México), 25 Ago

Las encuestas en la Ciudad de México le están dando a Morena una doble ventaja. Una tiene que ver con el hecho de ir al frente de la intención de voto rumbo a 2018. Según la encuesta que dio a conocer El Financiero esta semana, Morena cuenta con un 38 por ciento de las preferencias efectivas, 16 puntos adelante del PRD, que obtiene el 22 por ciento.

En escenarios de alianzas, Morena con el PT atraen el 49 por ciento de las preferencias efectivas, mientras que una alianza PAN-PRD se lleva el 34 por ciento. La diferencia de 16 y 15 puntos en cualquier escenario parece, a estas alturas, muy difícil de remontar.

La otra ventaja tiene que ver con lo que voy a denominar “efecto puntero”. Los seguidores de Morena se ven mucho más confiados desde ahora en el posible triunfo de su partido que los seguidores de los otros institutos políticos, y eso le está solidificando más las preferencias de sus seguidores.

De acuerdo con la encuesta de El Financiero, el 76 por ciento de quienes hoy declaran una preferencia por Morena dicen estar convencidos de que así votarán. En contraste, el 22 por ciento afirma que su voto por ese partido no es definitivo y podrían cambiar de opinión. Este es, según el sondeo, el más alto nivel de voto “seguro” que expresan los electores en estos momentos.

Por ejemplo, entre quienes piensan dar su voto al PAN, solamente hay un 58 por ciento convencido de esa decisión, mientras que 37 por ciento afirma que podría cambiar. Entre los que hoy prefieren al PRD las proporciones son muy similares: el 59 por ciento es un voto convencido, pero el 40 por ciento está considerándolo y el sol azteca no los tiene asegurados. Este nivel de inseguridad se relaciona, en parte, con los prospectos de una alianza PAN-PRD, bajo la cual hasta un tercio de perredistas optaría mejor por Morena.

El PRI aparece como cuarta fuerza en la ciudad, y sus seguidores están ligeramente más convencidos que los del PAN o PRD de votar por su partido, alcanzando el 63 por ciento de convicción. No obstante, este porcentaje está por debajo del nivel que muestran los morenistas. Eso parece ser la ventaja psicológica que da ir adelante en los sondeos: los seguidores del nuevo partido no sólo están más entusiasmados con el posible triunfo, sino que están cerrando filas en torno a su partido y, muy seguramente, en torno a sus candidatos.

El nivel de convicción entre los que piensan votar por el PVEM, Movimiento Ciudadano, o el Panal está más cercano al 30 por ciento, mientras que la posibilidad de que cambien de partido rebasa el 60 por ciento.

Morena tiene el momentum, los morenistas la ilusión y los seguidores de sus adversarios la duda. Así están los ánimos en la Ciudad de México. Habrá que ver si eso se traslada al plano nacional o no, donde Morena luce competitivo pero está lejos de ser un puntero tan claro. Estaremos pendientes del efecto puntero.

LA ENCUESTA DE MORENA

Los resultados de encuestas pueden tener un gran impacto e incluso ser utilizados, como en el caso de Morena, para decidir candidaturas. Sin embargo, los resultados solos no bastan para darles credibilidad a las encuestas. Ésta se basa, en buena medida, en los detalles: cómo se hizo, quién la hizo, quién la pagó, por mencionar los más destacados. La transparencia metodológica es fundamental.

La opinión pública supo poco o nada acerca de los aspectos metodológicos del ejercicio de Morena. No se ofrecieron. Aun así, los perdedores parecen haber aceptado el resultado sin mayor problema. Si esta actitud de acatamiento se dio ante tal opacidad, habrá que estar pendientes de si perdura hasta 2018 ante los resultados que anuncien los organismos electorales.

 

Twitter: @almorenoal

 

Link http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/el-efecto-puntero-en-cdmx.html

 

¿Qué opinas?
Cargando...