Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Croniquilla de la Visita de Josefina Eugenia a Tlaxcala

26

Reporteros le Reprochan no Visitar Casa Hogar de Apizaquito

Hacia las 11:00 am empezamos a llegar los reporteros. Entre los primeros Martín Ruiz, el director de e-consulta, y Arturo Díaz, de Notimex, la agencia noticiosa federal; antes del arribo de la precandidata, Jesús Romero, de Radio Universidad.

En el estacionamiento del zócalo, enfrente del Traspatio, un curioso grupo de uniformados de mezclilla y camisa blanca: los regidores de Apizaco. Vinieron con su alcalde, Orlando Santacruz Carreño. Se arrinconan los rieleros en el vestíbulo del saloncillo. Entre risotadas esperan, mientras los reporteros alistamos cámaras y compus.

-¿No se registró, maestro? –interpelo, tras saludarnos.

-No. Llegó muy pronto la elección federal, consideramos que no es el momento –contesta obsequioso el edil.

LA ESPERA

En el restaurante espera sin desesperar la diputada federal Oralia López Hernández, acompañada del vicecoordinador Alberto Cano Cortesano, el Arqui.

-¿Está con Josefina? –inquirimos a la coordinadora en Tlaxcala de la precandidata.

Sonríe, como divertida por la obviedad, la ex secre de Gobernación de Héctor Ortiz.

-Quiero que gane Josefina…

Media hora después de la cita, a las 11:46, una tal Patricia –del equipo de la candidata- nos avisa que ya no tardará:

-Ya pasó la caseta, en unos 10 minutos estará aquí –anuncia.

Tercia entonces –se sentó sin darme yo cuenta, duende ubicuo- Víctor Herrera Loranca.

-No se la pongas difícil –se burla de mis críticas a la impuntualidad.

Cae por aquí también el webmaster César José Méndez, del equipo del precandidato albiazul favorito por Apizaco, Humberto Alba Lagunas.

-Estamos en el Salón Azul, junto a la Procu, esperando –platica. Busca al precandidato Mexicano.

-Avísales que tardará unos minutos más, que no desesperen –le digo por decir.

RECEPCIÓN A JOSE

Al fin llega Josefina. Se sienta entre Oralia y Orlando, a su derecha, y a su izquierda Sergio González Hernández y Adolfo Escobar.

Primero toma Sergio la palabra.

-Tenemos una asistencia muy nutrida -agradece a los reporteros-. Estamos de plácemes esta mañana. Es un gusto recibirte, Jose -mirándola.

Informa el líder del panismo estatal que harán 6 foros, dos por distrito.

Luego habla Oralia, siempre apasionada:

-Muy estimada Jose, bienvenida a Tlaxcala, tierra del maíz y la tortilla.

Destaca de Vázquez Mota, Oralia, haber sido la primera secretaria de Desarrollo Social, su selección posterior para la SEP, su papel como coordinadora congresional y sus estudios en el Poli y la Ibero.

Presume:

-Es una candidata fuerte. Los medios de comunicación, como la encuesta Reforma del 14 de diciembre, le dan 62% de las preferencias de adherentes y activos. La última medición nacional (interna) le concede 62%…

Aplaude Orlando y lo secundan algunos.

Antes de ceder la palabra a Josefina Eugenia, Sergio anticipa el principal reproche a la visitante: la suspensión de la visita a la Casa-Hogar de Apizaquito.

JOSEFINA EUGENIA

-Gracias, querida Oralia, con quien hemos compartido tantos sueños… -comienza.

Nunca deja de sonreír Josefina. Las manos unidas, quietas en torno al micrófono. Promete regresar a la Casa Hogar el día de Reyes.

De pronto se pone seria: es porque ahora lee. Describe a Tlaxcala: su turismo gastronómico, la necesidad de expandir el comercio, la hotelería, las artesanías, la actividad agropecuaria y la vocación forestal de la entidad. Sugiere armar cadenas de producción y generar economías de escala.

Cuando termina de leer y de nuevo improvisa, vuelve a sonreír Josefina Eugenia.

Agradece de nuevo, a los periodistas y los panistas tlaxcaltecas, nuestra presencia:

-Estamos a unas cuantas horas de la Navidad –invoca.

Luego sigue la ronda de preguntas, ruda como casi todas, y que consigue sortear con prestancia.

COLOFÓN

A la salida, una sorpresa: una nubecilla de niños envuelve a Josefina Eugenia en la banqueta del zócalo.

La quieren llevar hasta el nacimiento instalado por el ayuntamiento capitalino.

A mitad de camino, una pausa: del remolino surge una niña que empieza a cantarle una canción navideña al oído.

Se ve contenta Josefina Eugenia con el gesto. En derredor, los guardias presidenciales se ponen nerviosos por lo inesperado.

-¿Qué le van a hacer al nacimiento? –irrumpe Anita, del equipo de Manuel Cabrera.

-Es Josefina… –le digo.

-Es la precandidata Josefina Vázquez Mota –reporta por celular a alguien Anita.

Terminado el recorrido, todos se apuran.

Los están esperando –seguramente confundidos por la tardanza- los panistas que están con la próxima candidata presidencial de Acción Nacional.

Probablemente la primera presidenta de México, se oye decir…

Comentarios
Cargando...