Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

2017: Trump y Mena

84

Se dice que en la vida hay que hacer algunas pausas para analizar las acciones que realizamos como seres vivos, y en este diciembre se han suscitado una serie de acontecimientos que han sorprendido al mundo, como los actos terroristas en Europa, donde mucha gente inocente muere por decisiones radicales de extremistas y de gobernantes que ven las guerras como única alternativa para solucionar sus diferencias. Es triste observar en los diferentes medios de comunicación escenas realmente de dolor, donde los menos culpables son los niños, las mujeres y los ancianos. Es necesario que la Organización de las Naciones Unidas y los gobernantes de los países más poderosos pospongan sus intereses económicos por la vida de miles o millones de personas que viven en pobreza extrema y entre guerras que sólo dejan destrucción y sufrimiento.

Sin duda que los mexicanos somos afortunados, ya que si bien se viven momentos difíciles de inseguridad como son asaltos, asesinatos y secuestros, no se puede comparar con las guerras que se viven en Siria, Irak y otros países del mundo.

Hoy sin duda para todos los mexicanos el peligro más latente que se avecina es el próximo 20 de enero, fecha en la que asumirá la presidencia de los Estados Unidos Donald Trump, el polémico y lunático Republicano que ha amenazado a nuestro país con la construcción de un muro y la deportación de millones de mexicanos de su país, amenaza que de concretarse traería grandes repercusiones financieras para nuestra economía. Un ejemplo claro fue que desde las primeras horas que se conoció el triunfo del multimillonario, el peso mexicano sufrió una caída ante el dólar americano.

Esta situación lógicamente ha dado como resultado el alza de las tasas de interés y el incremento de venta de dólares de las reservas del país, así como el aumento de las gasolinas para el próximo mes de enero, lo que ocasionará aumentos en cascada de la canasta básica, el transporte y la mayoría de cosas que utilizamos. Dichos aumentos pueden crear especulación y escasez de muchos enseres de primera necesidad, como actualmente pasa con las gasolinas en varios estados, lo que hace urgente que el gobierno federal, prepare programas emergentes de apoyo a las familias que menos tienen.

De ahí que el 2017 será un reto para el gobierno de Peña Nieto, para los legisladores, para la iniciativa privada y para todos los actores que mueven al país. México ya no puede vivir de simulaciones o de negociaciones partidistas que sólo benefician a unos cuantos.

En nuestro país cada día aumenta el desempleo y con ello la pobreza; si no queremos llegar a los problemas que viven Colombia, Cuba o Brasil, el gobierno y los políticos deben tratar de erradicar la corrupción y los privilegios. Si bien los mexicanos han demostrado que con unidad sigue el país de pie, no se puede estirar mucho más la liga de la tolerancia y el aguante, pues la pobreza y el desempleo harán aumentar el tamaño del monstruo del narcotráfico y la delincuencia organizada.

México es una nación unida y una prueba de esa unión se dio el pasado 12 de diciembre, al ver como la creencia en una divinidad unió a millones de mexicanos que sin importar distancias, peligros ni clases sociales se juntaron para preservar sus tradiciones y su creencia. Lo mismo sucede con el deporte; y cuando sufrimos alguna tragedia como la que vivieron nuestros vecinos del estado de México, en el municipio de Tultepec después de la explosión del mercado de San Pablito, donde se comercializaban juegos pirotécnicos, demostraron su solidaridad y apoyo. Este accidente que causó muerte y dolor en numerosos hogares, debe servirnos como un ejemplo para que las autoridades redoblen las medidas de seguridad, no sólo en los lugares donde se comercializa la pólvora, sino también en las diferentes fiestas patronales que se celebran en todo el país, sin olvidar el 15 de septiembre, las fiestas navideñas y de fin de año, cuando se queman miles o millones de cohetes principalmente por niños y jóvenes, que en la mayoría de ocasiones no tienen precaución con el manejo de la pólvora.

Es importante que estos momentos difíciles sirvan a los gobernantes para hacer una pausa y reflexionar sobre lo que realmente hacen por el país, ya que es triste saber que gobernadores de diferentes filiaciones partidistas dejan a sus estados en bancarrota por su desmedida voracidad en el manejo de los recursos financieros. Ahí están los casos de Veracruz, Sonora y Coahuila con los Duarte, Padrés y Moreira, los cuales como muchos otros gobernadores que han saqueado a sus estados pero no son investigados, o que tienen buenos padrinos en el centro del país para cubrirlos.

BONOS LEGISLATIVOS Por cierto, en todo el país fueron muy mal vistos los bonos de los diputados federales y senadores, quienes tienen sueldos estratosféricos y todavía se dan el lujo de autorizarse bonos cuando la mayoría de mexicanos vive en la pobreza y sin trabajo. Sin duda se hace urgente que el gobierno federal, o los propios diputados y senadores aprueben una ley que regule los salarios de quienes en tres o seis años se transforman en multimillonarios. En este contexto están los magistrados de la Suprema Corte de la Nación, los líderes sindicales nacionales y muchos actores de la política a quienes nada ni nadie regula.

DESPEDIDAS Pasando a temas estatales, el pasado fin de semana vino el Presidente y el Secretario de Gobernación, LOS que más que a inaugurar obras vinieron a despedir la gestión del gobernador Mariano González Zarur, a cuya gestión calificará el tiempo. Si bien logró dejar a su sucesor, ahora debe hacerse a un lado y dejar que Marco Antonio Mena decida el futuro del estado.

MENA CAUTELOSO Por cierto, a sólo unos cuantos días de que termine el 2016, en el ámbito estatal todo es incertidumbre, ya que la mayoría de políticos ven su futuro un tanto incierto, ya que el gobernador electo ha sido muy cauteloso en el manejo de lo que será su gestión. No ha utilizado el protagonismo ni los reflectores para ocupar las primeras planas, su política ha sido discreta, de ahí que los nombres de las mujeres y los hombres que integrarán su gabinete gubernamental solo él los sabe. Esta medida tiene contra la pared a muchos que ya se sentían dueños del estado y que no quieren entender que los ciclos tienen un fin.

A partir del primer minuto del 2017, Marco Antonio Mena empezará a escribir su historia. Él inicia una nueva generación en la política, con ideas y proyectos de vanguardia tecnológica, lo que seguramente detonará el desarrollo y progreso de un Tlaxcala que ha estado sumido en la mediocridad de gobiernos que sólo se han preocupado por el   bienestar de sus familias y de unos cuantos incondicionales.

Hoy, los diferentes sectores sociales del estado de Tlaxcala han manifestado su esperanza en un cambio. Todo hace indicar que por su juventud, su carácter y sencillez, Marco Antonio Mena va a cambiar lo anacrónico por lo moderno.

Por último, desde este espacio periodístico quiero desearles a todos nuestros lectores y a todos los tlaxcaltecas que el próximo año cumplan sus proyectos y propósitos, pero principalmente que el ser supremo les dé salud y bienestar. ¡Felices fiestas de fin de año!

Comentarios
Cargando...