Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

‘Puñado de Familias se ha Turnado en el Poder Desde la Colonia’: MPG

69

-Exclusiva en 5 Cápsulas con Senadora y Promotora de MORENA –

‘Voy a Ganar, Siempre que he Competido ha Sido Para Ganar’, Reta

‘Yo soy más de Realismos. Ni me Engaño ni Engaño’, Autodefine la Senadora

López Obrador, Político “más Confiable que Tiene México’ Sostiene

‘¿Cómo Podemos ir Corrientes de Izquierda y de Derecha?’, Critica Alianzas

‘Es un partido transparente. No hay nada que esconder’, Revindica a MORENA

TLAXCALA EN EL CORAZÓN

Debe ser por el temor generalizado a cierta idea gramatical de democracia que identifica a la legislación electoral, que Martha Palafox Gutiérrez no quiere ahondar en su aspiración de ser la próxima gobernadora de Tlaxcala. Hacemos notar que los destapes y autodestapes están al día, que los apuros están rebasando de facto al árbitro y se extinguieron la discreción y la paciencia.

“Hay tiempos. Hay que esperar los tiempos”, propone juiciosamente la senadora.

Charlamos en la espaciosa oficina que la política y cocinera huamantleca tiene en la ciudad de Tlaxcala, por Artesanías. Déjà vu al llegar desde debajo del puente, viniendo del estacionamiento de Soriana: parados en la estrecha banqueta esperan la combi replicantes de otros que el verano pasado aguardaron por AMLO. Un detector da la bienvenida a los visitantes al edificio de tres plantas. Escaleras. En apenas el trayecto al salón donde conversaríamos, dos imágenes confirman el ambiente de armonía de un equipo servicial, animoso y de trato inteligente. Uno al que llaman licenciado se afana por hallar un bolígrafo que prometió a una secretaria; y a la que chulea sus nuevos zapatos, contesta con gran estilo don José, el de intendencia: “¡Para que vea, lo que deja el Senado!”.

En tal ambiente de buen humor y profesionalismo se gesta la casi segura candidatura de Martha Palafox al Gobierno de Tlaxcala.

La terca hija de campesinos se ha propuesto enfrentar y derrotar otra vez, como la primera cuando ganó en las urnas una diputación federal, a la “casta divina” que llama sin pelos en la lengua “los caciques de Tlaxcala”. “Un puñado de familias, cuatro o cinco apellidos. Se han turnado en el poder desde la Colonia”, resume su sentir.

Así, claridosa, ilustra la aspirante el reto suyo de convertirse en segunda Gobernadora de la tierra de Tlahuicole.

Naturalmente charlamos sobre la mujer, además de la política.

 

LÓPEZ OBRADOR

Las fotos y reconocimientos en los muros describen grosso modo el camino de una mujer política. Sin embargo, Martha Palafox no se considera a sí misma del tipo tradicional. No esconde por cierto su orgullo del restaurante, un negocio atendido por los hijos, el esposo, y ella misma en la estratégica cocina, que dio buena base a la economía familiar. De hecho una vez sólo, en los albores laboró la senadora en la burocracia gubernamental. Las dos ocasiones que ha ejercido cargo de elección, ambas como legisladora federal, ganó en las urnas tlaxcaltecas.

Siete fotos engalanan la austera oficina: Palafox de sombrero ante un micro, y de negro en el Senado; y en las demás, Obrador. En dos solo el aspirante presidencial, y en tres con ella: alzando a Martha el brazo el tabasqueño en 2012, envuelto en sarape multicolor abrazándola y charlando en una mesa con una tercera (entre Rigoberta Menchú y Clara Brugada en la borrosa imagen).

“Ganó dos veces la presidencia de México, aquí en Tlaxcala muy bien, eh”, reivindica con admiración a López Obrador. “Todos los de izquierda que ganamos en 2012, en Tlaxcala, se lo debemos”, apunta. Obrador en los muros de la bonita oficina y en las palabras de la senadora. Se esfuerza ella por transmitir la magia que dice haber visto surgir durante las reuniones del tabasqueño, en plazas remotas y con audiencias desconocidas.

“En sus eventos hay magia, debería verlo. Ver cómo la gente del pueblo se interesa en lo que él dice. Hay veinte, diez personas, y de repente va saliendo la gente, y ya los eventos están llenos. Fui su enlace en Tamaulipas. Había cien gentes en la plaza pública, donde siempre hace sus eventos, y terminaba con mil gentes. ¡Así! Pasa allá, pasa aquí, donde él se pare la gente se junta” –da testimonio.

XQ Increíble su reaparición al frente de los aspirantes presidenciales de 2018, tras una década de desencuentros y confrontaciones con los medios de comunicación y los poderes fácticos. ¿El líder político más popular del último medio siglo en México? –planteo.

MPG Sin duda alguna. En este momento es la gente más confiable que tiene México. La gente le reconoce su tenacidad, su transparencia. Le reconoce ser un luchador social, después de tantos años dedicados a decirle a la gente lo que pasa en el país. A eso se dedica los 365 días, a tratar de cambiar la conciencia de la gente, para que reflexione, vea lo que tenemos, quienes somos, que seguimos estancados y vamos a seguir igual.

 

DE CARNE Y HUESO

Madre de hijos bien logrados, Martha Palafox Gutiérrez tiene una vida privada delatada a través de sus hábitos de lectora y la inspiración variopinta de modelos como el papa Francisco, los héroes nacionales Morelos y Juárez, y también el superhéroe Kalimán. Ríe al recordar un exorcismo infantil contra el hambre asociado al personaje con turbante que nos recomendó serenidad y paciencia.

“Vengo de la pobreza, conozco la necesidad”, justifica la senadora –perlas en los aretes y el collar, rojo en las uñas, mismo color de blusa y suéter- su identificación con el pueblo y el ideario del líder de MORENA.

XQ ¿Podrá ganar MORENA la gubernatura sin alianzas con otros partidos? –terqueo.

MPG Yo creo que sí. Y le repito que la alianza es con el pueblo, porque de otra manera se convierten en alianzas de intereses.

Se la ve decidida. Es Aries y prefiere el color rojo.

Compromete su resto: “Efectivamente no tengo dinero. Si de algo me puedo jactar es de mi humildad y de mi firmeza. Soy humilde, pero firme. Le juro que llegué a ser diputada y senadora de la república sin tener ni un cinco en la bolsa. ¿Y qué cree? Gané por voto directo, y con una de las más altas votaciones, precisamente cuando el PRI perdió la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

XQ 1997…

MPG Así es. Gané sin un peso en la bolsa, solamente con lo que me prestaron para dar un lonchecito a las gentes y demás, algunos buenos amigos a los que guardo mucha gratitud. Desde entonces aprendí a hacer campaña tocando puerta tras puerta y en comunicación directa con la gente. También entonces, como ahora, se unieron todos los personajes que tenían interés: un secretario de Gobierno, un presidente municipal, apellidos de abolengo político. ¡Los de siempre, pues, los de sangre azul, verde y roja! La casta divina toda en contra. Yo vengo del esfuerzo, y como compañera, la adversidad. ¡Y les gané!

A modo de capote hago notar la división en la cuna misma de MORENA Tlaxcala.

“¿Qué nos corresponde a nosotros? Ponernos a la altura de Andrés Manuel. Ser congruentes, y también respetuosos de que somos bienvenidos todos. Siempre y cuando vengan de buena fe, dice él. Que vengan a participar, aportar, a formar parte de. Y no para dividir, sembrar discordia, traer la denostación y la descalificación. Es básico, esta parte”, exhorta con pasión.

“Es un partido transparente. No hay nada que esconder, nada oculto ni nada perverso atrás, ni hay intereses de otra índole como no sea que con toda la ciudadanía se pueda demostrar que sí hay salida, como dice López Obrador”.

Reivindica al cabo, con optimismo de mujer política, su fe en la salvación de México y Tlaxcala. “Sí hay salida. Nada más necesitamos mucha transparencia de los que van a ser funcionarios”, ofrece. Y exclama enseguida: “Y necesitamos honestidad, equidad, justicia, respeto, alegría. ¡Vaya, que tanto la ciudadanía como los que forman parte del gobierno fueran recíprocos, no vernos como si fuéramos enemigos o parte de un corral o acasillados de la tienda de raya!”.

 

DIÁLOGOS PREELECTORALES

Sonríe con ancha sonrisa la senadora. Parece disfrutar la conversación, y eso que regresa de un recorrido. Fue a confirmar con propios ojos el estado de algunas lagunas de oxidación que suman, informa, “más de 150 en el estado” y son un desastre.

“El trabajo me revitaliza”, reconoce.

Recapitula: “Tenemos mucho qué hacer. Se siguen arrojando los drenajes al Zahuapan, problemas de insuficiencia renal, y problemas de desempleo, de impartición de justicia, y qué decir del sector salud. Todo eso nos tiene metidos en los problemas de la gestión. Y por otro lado, estamos viendo tener una estructura integrada para ir a la competencia del 2016”.

XQ ¿Por qué pudieron los inconformes suspender dos asambleas distritales de MORENA, la semana pasada? –insisto en lo electoral.

MPG Lo que pasó fue que las personas del comité nacional seguramente pensaron que iba a ser como la elección anterior que la hicieron 30 personas. Entonces cuando vieron 1500, 2 mil y 3 mil personas, los rebasó la gente.

XQ ¿Hubo boicot?

MPG El boicot lo previmos y esperábamos. Veinte personas reventaron dos asambleas. Les ayudó la falta de pericia de los que vinieron del CEN a presidirlas.

XQ Cuatro candidatos fuertes: tres senadoras y quien sea del PRI, van a partir la votación. ¿Beneficia al PRI?

MPG El PRI tiene su voto duro. Pero yo creo que aquí se va a beneficiar el partido que trabaje y tenga mejor oferta. ¡O más dinero!

Reímos todos.

XQ ¿Le tiene miedo al PRI, Martha?

MPG No, yo no le tengo miedo a nadie. Fíjese que no elegí el miedo como forma de vida.

 

UN PUÑADO DE FAMILIAS

A ratos desespera Martha Palafox, insatisfecha por la suerte de su Tlaxcala del alma.

“Tlaxcala va a cumplir pronto 500 años de fundada. Casi quinientos años de pobreza en el estado, siendo un lugar estratégico geográficamente en el centro de la república, con un monstruo de consumo que es DF y el Estado de México, con estados vecinos pujantes, como Veracruz y Puebla. Y nosotros seguimos estancados en lo mismo”.

Se explica: “Desde el siglo xvi cuando se da la llegada de los españoles y la Inquisición, repartieron tierras y hombres a los hacendados. Tlaxcala es tierra de hacendados, las tierras pertenecen a los hacendados. Y desde entonces hasta la fecha, tenemos un árbol genealógico de cuatro o cinco apellidos, los caciques durante casi 500 años”.

Concluye: “Es un paradigma que tenemos que romper, para ser hombres libres. Y para que una vez libres, podamos determinar otro sistema de gobierno que no sea el caciquil. Hay mucha gente preparada que tiene que migrar. Todos tuvimos que migrar en algún momento para buscar mejores derroteros”.

Lamenta: “Aquí no se dan las oportunidades. Como todos provenimos de una sucesión de cacicazgos, se han repartido el gobierno año tras año. Entra una generación, luego la otra de los mismos, y luego otra. Nos les importa el pueblo, les importa salvaguardar sus intereses, sus propiedades y riquezas”.

Describe su propio momento actual: “¿Entonces cómo llega alguien del mero campo y se atreve a retar a los señores feudales?”.

Acepta Palafox que el envidiado cargo de Representante de la Soberanía, la sitúa en la perspectiva de la elección de Gobernador y ante el reto de “pelear todo: la Gubernatura, el Congreso y las alcaldías”.

“A veces nos sobre estimamos y pensamos que somos la panacea, cuando la verdad es que no lo somos. Esto requiere mucha madurez”, advierte críticamente en la sobremesa.

Se extiende: “Creo que mi edad, mi experiencia de trabajo político de más de treinta años, me permiten actuar con madurez, con respeto a los tiempos, a las personas y a los partidos políticos. Porque eso de andar de saltimbanqui con los apoyos de fulanito o zutanito, es querer engañar. El único frente real es la población. Directo con el pueblo. Yo soy más de realismos”.

“Ni me engaño ni engaño”, reta a poco de despedirnos, faltando unos doscientos días para la cita de junio, la popular política y cocinera huamantleca.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...