Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

PAC Estrena Sede al son de ‘Somos un Chingo y Seremos más’

26

Partido ‘Está Llamado a Hacer la Nueva Historia de Tlaxcala’: SOO

Cronicón de un Festejo Triunfalista con Colofón Desagradable

Las guapísimas edecanes Nidia y Yajaira merodean la entrada con sabia anticipación, atentas al arribo de los invitados al resplandeciente edificio de fachada de cristal marcado con el 84 del bulevar Guillermo Valle.

Entre los primeros en llegar, afamados ex panistas -Fortunato Macías, Fulgencio Torres Tízatl- y académicos menos conocidos –como René Grada Yautenzi, Héctor Vázquez Galicia, Pedro Conde, Guillermo de la Fuente, Abel Ramírez.

Tubulares globos morados dispuestos sobre la banqueta anuncian el festejo aliancista.

Estamos ante la nueva sede del Partido Alianza Ciudadana.

El joven partido que durante 2013 obtuvo solo y su alma 34435 (6.6%) de los 522230 votos válidos de la elección para ayuntamientos, y en alianza con PAN, PT y PS, otros 14352 (2.7%), para un total de 48787 (9.3%); siendo superado solamente por PRD (95322, 18.2%), PAN (104896, 20.1%) y PRI (116153, 22.2%).

Y que en las legislativas captó, sin ninguna alianza, 50242 (9.8%) de 510944 válidos, sólo por debajo de los partidos PRD (89992, 17.6%), PAN (19.5%) y PRI (118524, 23.2%).

Irrumpió en su prueba prima como cuarta fuerza electoral de Tlaxcala, y se hizo pronto el primero de los seis partidos de la chiquillada.

Ahora, con un nuevo edificio, quizá dará más de que hablar…

PUENTES AL AZUL

Fortunato Macías, actual secretario de Organización del PAC, dice estar muy agradecido con el PAN “por la oportunidad de crecer juntos”, aunque no parece extrañar a su ex partido.

Platicamos en la banqueta durante la espera.

“Era lo que se esperaba”, opina sobre la reciente renovación de la dirigencia blanquiazul. Confiesa que no ha platicado siquiera con Carreón; ni mucho menos con Adriana Dávila.

Es el ex diputado –dicen- uno de los puentes hacia el azul de la estrategia aliancista. Debe ser por eso que se conduce con cautela extrema.

Los otros puentes serían sus ex compañeros de bancada: Justo Lozano. uno más bien colgante -quien arribó sonriente, aunque tarde-; el actual alcalde de Huamantla, Alejandro Aguilar, quien esta vez mandó un representante, la síndica María del Rocío Hernández Castillo; y, el secretario de Finanzas del PAC, ex diputado y ex alcalde de Zacatelco, Fulgencio.

“No hay nada nuevo”, coincidirá más tarde el cuñado del ex gobernador, Justo, en torno a  la nueva dirigencia de su ex partido.

“Carreón quizás sea el dedo chiquito de Adriana, tan chiquito que ni siquiera pudo hacer una propuesta”, arriesgará con su habitual mordacidad el secretario de Capacitación a funcionarios.

-¿Y el PAC: qué significa? –cuestionaré al dialéctico implacable.

“Vamos a recuperar lo que se ha perdido: el sentido humano”, responderá sin vacilar.

RITUAL DE ABRAZOS

Nadie prodiga abrazos como los políticos. Sabrosos, casi cachondos, acompañados de sonoras palmadas a las espalda, apretones de manos, ardientes miradas, y, claro, un exorno indispensable de palabras.

Así como Fortunato al recibir al diputado y secretario del PAC, Serafín Ortiz, quien por un segundo se embelesa, boquiabierto, ante la fachada que refleja el camellón.

Y así Pedro Tecuapacho, alcalde de Teolocholco, los inseparables Memo y Abel, y muchos otros que dan la bienvenida al hermano del ex gobernador al búnker refulgente.

Un tête à tête entre la multitud: ritual de amistad cómplice, como si de veras.

CONSEJERO MAYOR

Las notas de la inmortal Ben, la rata asesina, entretienen a los que van ocupando la sillería dispuesta bajo una manta amarilla en el traspatio de la sede.

Cuando se ha llenado casi el escenario arriba el presidente del Consejo Mayor del PAC y ex gobernador de Tlaxcala, Héctor Ortiz Ortiz. Al avistar su lento andar característico por el corredor abierto, se animan los correligionarios, como tocados por una descarga.

Se le ve muy repuesto; de traje azul marino con botonadura dorada, camisa blanca, corbata de rayas anudada doblemente al estilo Windsor, pantalón y botines cafés, y gafas del tipo Caminante.

Lo abraza efusivamente el hermano; y se demora con el abogado Armando Espinosa, un ex secretario académico de la UAT y además ex titular de la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Prolonga –tantos quieren saludar a Don Héctor, como le dicen- su arribo el consejero; y cuando al fin lo cobija la sombra ocre, se pone de pie la tropa y acompaña con aplausos su ascenso al presídium.

PRESÍDIUM

Presiden la ceremonia los hermanos Ortiz Ortiz, al centro.

Los flanquean inmediatamente Bernardino Palacios Montiel, presidente del partido, y Leopoldo Zárate García, secretario de la Juventud; Fortunato y Fulgencio; Justo y Felipe Hernández, este de Comunicación y Propaganda; Edilberto Sánchez Delgadillo, coordinador de Elecciones, y Víctor Hugo Berruecos, de Honor y justicia.

Además, los coordinadores distritales Arturo Rojas Díaz, a cargo de Apizaco, y Fabián Pérez Flores, responsable de Tlaxcala.

A posteriori se sumará al presídium la legisladora local Evangelina Paredes, esposa del presidente del PAC.

Tres dirigentes dirigirán la palabra al auditorio durante el ceremonial conducido por David Cabrera: Héctor, Tecuapacho y el heredero del liderazgo pacista, Serafín.

MENSAJES

Abre Tecuapacho. Recuerda que el PAC “es un partido que ha crecido” y “no está esperando qué hacer, sino que ya está haciendo”. Le augura gran éxito en “la próxima elección que será decisiva para los tlaxcaltecas”. Invita: “Vamos a caber todos para hacer trabajo”.

El ex mandatario de Tlaxcala pronuncia un mensaje muy breve, acaso para no opacar el lucimiento del nuevo líder del PAC.

Parece un padre protector mientras habla, sin prisas, como acariciando el micrófono con ambas manos.

Expresa su satisfacción, Don Héctor, mientras pasea la mirada sobre el auditorio, porque “veo muchas caras nuevas tras la restructuración del partido en todos los municipios de nuestro estado”. “Un evento muy grato”, agrega paternal, al tiempo de externar su beneplácito por la asistencia de soldados de otros partidos.

Aprueba la amplitud del traspatio, que juzga ad hoc (“nosotros hacemos por lo general reuniones de 3 mil personas”).

No dice más. Una ola de aplausos acompaña la flexión de su cuerpo al sentarse. Él sigue observando incansablemente, uno a uno, a los que escuchan.

LA TROPA

Principalmente delegados y coordinadores municipales componen la tropa. Los va identificando Cabrera entre mensaje y mensaje:

Marco Luis Tecuapacho, delegado de la colonia Reforma de Chiautempan; Edgar Pérez, regidor de Calpulalpan; Benjamín López; Javier García, regidor de Apizaco.

No podían faltar el delegado capitalino de San Gabriel Cuauhtla, Quirino Xochipa García, a quien une “una amistad de más de veinte años” con don Héctor Ortiz; ni el primer regidor de Tlaxcala, Ventura Sánchez Mendieta.

Pasan lista los diputados suplentes Lincoln Rodríguez (plurinominal de Serafín) y José Antonio Morales, del distrito XIII que ganó en la extraordinaria de noviembre el panista Julio Álvarez; y, los presidentes comunitarios Juan Ojeda, de Villalta, y Flavio Xochitiotzi, de Contla de Juan Cuamatzi.

Un nutrido y granado batallón de infantería, más que dispuesto para la pelea cuerpo a cuerpo por los votos.

LÍDER EMERGENTE

“Sin imaginación creadora no habrá realidad” –improvisa Serafín Ortiz Ortiz su discurso.

Presume: “El Partido Alianza Ciudadana hoy tiene un repunte en su desarrollo, con este espacio dignísimo que ni siquiera los partidos nacionales grandotes lo tienen”.

Invita: “Esta es la casa de todos los aliancistas, una casa de puertas abiertas”.

Compara: “La más grande ideología de los últimos dos mil años, el cristianismo, tuvo que erigir sus templos: para que las instituciones existan, tienen que edificarse”.

Comparte: “Por eso me siento muy contento esta mañana.”

Enuncia ante los “aliados de esta noción política que no se detiene”:

“El PAC está llamado a hacer la nueva historia de Tlaxcala; queremos para Tlaxcala un proceso acelerado de desarrollo que nos equipare con Puebla, Estado de México y Morelos”.

Encomia Serafín a Héctor, y desde el elogio al hermano pivotea un mensaje a los demás partidos: “Les recomiendo que se busquen a un ex gobernador para que los oriente, a ver si lo encuentran y a ver si se compara con el nuestro”.

Una porra entusiasta concede la razón al orador.

PAC LIVE

“Tenemos una estructura de mando de lujo, observen: a ver si hay otra que nos mejore o que al menos se le parezca” -apuntando al presídium.

Instalado en el mandala del festejo, el hermano menor del ex gobernador hace un recuento de logros.

“Ya tenemos una fracción plural en el congreso de Tlaxcala: uno del PRD, uno de Movimiento Ciudadano, uno del PT, y por afinidad natural, 7 diputados del PAN”.

“Y tenemos dos amigos extraordinarios, e intelectuales: Héctor Vázquez Galicia y René Grada Yautenzi”.

“No sólo somos un partido emergente, somos una estructura humana gigantesca de 80 mil afiliados, lo que nos hace la tercera fuerza electoral del estado de Tlaxcala. ¡Si no ven bien, que saquen sus lentes y observen!”.

“En fecha próxima realizaremos nuestro séptimo recorrido por todo el estado de Tlaxcala. En las seis vueltas que hemos dado, formamos 60 comités municipales y contamos con 450 mil posibles electores, 80% de los que votarán en Tlaxcala y que están cansados de una retórica repetitiva que ya no tiene cabida”.

A sus anchas se percibe Serafín cuando describe la ruta de “un proceso político de altura para asumir gobierno” y el “derrotero de una búsqueda de confort y bienestar para las familias tlaxcaltecas”.

Se anima, y revela al cabo (“lo voy a decir”): “Hay varios partidos políticos nacionales interesados en hacer un pacto con el PAC en 2015: PT quiere ir con nosotros en los tres distritos; y Movimiento Ciudadano, también en los tres; y del PRD algunos amigos; y desde luego, nuestros amigos del PAN que tienen memoria histórica”.

Promete: “Vamos a constituir una gran alianza electoral y a ganar elecciones federales”.

Muestra, engallado, su baza: “¡Que quede claro: el PAC llegó a Tlaxcala para hacer política por muchos años!”.

“Estamos preparándonos para que el 2015 sea un entrenamiento, para proyectarnos al 2016. ¡Porque vamos a recuperar el gobierno, vamos a hacer cogobierno con las demás fuerzas políticas!” –canta al cabo su reto el ex rector y actual legislador local.

COLOFÓN

Cumplido el ritual gregario entre líderes y tropa, un numeroso contingente revoloteado por reporteros enfila hacia el edificio semi equipado.

“Es un proyecto muy importante que permea a la sociedad porque siente el cambio”, sintetiza Fabián el significado de tanta euforia partidaria.

A nuestro lado, los que siguen a la comitiva van coreando un popular grito de guerra y fe:

“¡Somos un chingo y seremos más!, ¡somos un chingo y seremos más!, ¡somos un chingo y seremos más!”…

Ya nos vamos –adentro no cabe un alfiler- cuando nos aborda una agresiva mujer que se identifica como jefa de las edecanes.

-¿Qué tanto le andan preguntando a mis muchachas? –con cara de pocas amigas.

-¿Cómo se llama la empresa de edecanes, es cierto que Celebrity?

-Lo que quieran con ellas conmigo –amenaza la picosa madame.

“Malos hábitos de la UAT que no acaban de desaparecer”, comento a mi fotógrafa, al alejarnos.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...