Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

‘Me Quedan 23 Días Para Obtener mi Libertad’: Paco Román

96

Lamenta Alcalde de Zacatelco ‘Saña e Ignorancia’ del Equipo de Orea

-Croniquilla de un Nostálgico Convite de Guasmole con Reporteros-

Luis Salgado in memoriam

UNO

“En principio, hasta el último segundo del año soy el presidente municipal constitucional de Zacatelco”, reafirmaría el edil panista Francisco Román Sánchez ante el sabroso guasmole cocinado por Juanita Portillo Zacamo. La Presidencia Municipal citó en el DIF. Dejamos la carretera a la altura del mercado y preguntando atravesamos el arbolado Chatlal hasta topar con el inmueble, en las inmediaciones de los manantiales.

Reciben Altagracia y otra funcionaria. Adentro, colegas ocupan dos mesas. En la del fondo ríen de algo que platica René Arellano. El Gritón anda estrenando programa musical, “Son de Colección”, en Radio UAT de 9 a 12 pm. Saludamos a Roberto, de e-consulta, y su esposa; Paco, el cronista deportivo de El Sol; Felipe Teomitzi El Pregonero y Gil del nuevo Informador del Sur. Llegaron luego Vianey y Jazmín, de Contraste, y Constanza con su equipo de 385 Grados.

Hace calor a la hora en que arriba el presidente. Lo acompañan la contralora y el secretario técnico Alejandro Salgado. Se les nota el esfuerzo extenuante que implica entregar un ayuntamiento. “Desde adentro se ve distinto”, plantea convencido de su nuevo camino el colega. “No creo que dejes el periodismo, no podrás”, cuestiono. “¿Lo dices por el gusanito?”, responde el hermano de Luis, ex cronista de Zacatelco que nos adelantó prematuramente.

Confirma el presidente Román que el jueves que viene habrá de inaugurar un salón con el nombre del amigo.

DOS

Tras saludar de mano a reporteros, policías y colaboradores, Paco Román ocupa una mesa con su gente. La modestia del menú: el dicho mole de cadera típico de Tehuacán, Puebla, arroz a la jardinera y refresco, queda más que compensada por la mano santa de la cocinera. “Me superó”, admite Rafael Segura, quien además de laborar en el portal Cuarto Poder es especialista en dicho guiso de chivos cebados de un modo especial.

-¿Nostalgia de la responsabilidad que concluirá el 31? –pregunto mientras comemos.

“Me quedan 23 días para obtener mi libertad”, responde con buena filosofía el alcalde. No añorará su oficina en la Presidencia, mas no por ello deja de lamentar lo que juzga una actitud “con saña” del equipo entrante. Explica la contralora que los asesores del perredista Tomás Orea, alcalde electo, “exigen que reportemos en los formatos de entrega-recepción activos biológicos aunque no los haya. ¡Nomás porque hay un espacio en el formato para activos animales o vegetales!”. Desespera: “No pueden entender…”.

“Entran a las oficinas sin respetar, como si fueran ya la autoridad del ayuntamiento. Gente que ni son de Zacatelco y al parecer no saben lo que están haciendo. Lo que me preocupa, es que antes que ayudar esas actitudes siembren desde ahora, cuando ni han asumido formalmente la responsabilidad, semillas de ingobernabilidad en el municipio”, completa el edil.

-¿Habló al respecto con Tomás Orea? –inquirimos.

-Una vez, por teléfono. Me prometió que iba a informarse bien para tratar de entender en qué consiste la entrega-recepción. Desde entonces no hemos vuelto a hablar.

TRES

En mesa contigua a la del acalde de Zacateco, el Sgto. Mauro Aguirre y el Cpn. Santiago Martínez comparten muy serios el pan y la sal con reporteros. Gil narra lo ocurrido el 14 de octubre, cuando una turba destruyó la patrulla del comandante y a punto estuvo de asesinarlo.

“El petardo que le aventaron hizo un hoyo en el suelo, un poquito más cerca y quién sabe”, da testimonio el capitán. Aguirre y Martínez se jugaron la vida para frenar a una muchedumbre iracunda que intentaba linchar a un infeliz.

-¿Hizo lo correcto? –pregunto.

“No estamos en la barbarie”, sentencia el valiente sargento.

EPÍLOGO

“Kate se adentró tanto en el personaje que se lo creyó”, concluye el elocuente presidente de Zacatelco tras contar la gestación en el Mercado Buelna de Culiacán, Sinaloa, del personaje de la novela publicada en 2002 por el escritor español Arturo Pérez-Reverte: La Reina del Sur.

Antes entretuvo a los comensales recontando experiencias curiosas y divertidas con los yaquis de Sonora, a quienes en cierta ocasión enderezó un breve discurso en dialecto.

-¿Qué le habría gustado hacer como presidente de Zacatelco pero no pudo? –quiero saber.

-Algo que me hubiera gustado hacer pero no tuve ni el tiempo ni el recurso, es una Escuela de Artes y Oficios. Un lugar que diera acogida a tanto talento de jóvenes zacatelquenses y tlaxcaltecas que no encuentra una oportunidad.

Así, sin sentirlo, consumimos los escasos botes de seudo cerveza que hay sobre la mesa. “Cero alcohol”, insiste con picardía Paco Román al mostrar las etiquetas. En la agonía del nostálgico convite alguien circula un delicioso brandy solera.

“Ya estamos en Navidad”, justifico al tiempo de paladear un trago.

De vuelta a la redacción bordeamos el templo patronal de Santa Inés, la mártir romana que eligió, en los albores del cristianismo, la muerte antes que traicionar su juramento de castidad ante el Rey de los Judíos.

Nos acompañará largo rato el epicúreo sabor agripicante del caldoso guisado de retazo con especias.

Comentarios
Cargando...