Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Manchester, Atacada por Teócratas

134

Escrito por Terry Christian /Mirror.co.uk (Gran Bretaña), 23 Mayo

Traducción libre,  Xavier Quiñones

 

En Manchester, el lunes por la noche siempre ha sido un poco más animado que en la mayoría de las ciudades del mundo.

El Manchester Arena es como una nueva salida al cine para los niños de hoy. Casi cada noche de la semana, usted encontrará allí a niños tan jóvenes como de ocho o nueve años con sus padres para ver la última sensación de R & B, un rapero o una banda juvenil. Yo llevé a mi muchacho más crecido, en su 11avo cumpleaños, para ver a The Killers.

Ariana Grande es muy popular entre las adolescentes, así que esta terrible y aborrecible tragedia se hace aún más cruel en la mente retorcida que apuntó a un concierto en el que seguramente habría una alta proporción de jóvenes.

Que esto ocurra está totalmente más allá de toda razón; pero que sucediera en Manchester, una ciudad conocida por su tolerancia y su visión global, trae el mal absoluto y la esterilidad al hogar del modo más escalofriante…

Todavía me siento mal por dentro cuando recuerdo que anoche conducía completamente inconsciente hacia casa, después de ver al comediante Stewart Lee en el Lowry de Salford, a sólo dos millas de la tragedia más grande que se ha visto en la ciudad desde la Segunda Guerra Mundial, en el Manchester Arena.

Mientras escuchaba a Jools Holland en Radio 2 me pregunté por qué había tantos coches de policía y ambulancias volando más allá de mí. Ahora sé que la gente de Manchester y sus servicios de emergencia ya estaban entrando y haciendo todo lo posible para lidiar con el horror.

Cuando llegué a casa y me di cuenta de lo que había sucedido, no me sorprendió oír que los hoteles locales estaban abriendo sus puertas al que los necesitaba, que la gente común ofrecía sus casas, que el público y los taxistas ofrecían gratis sus servicios a todo el mundo.

Manchester es realmente una ciudad del mundo -siempre ha dejado vivir y dejar vivir. Posee un espíritu al respecto, y una especie de relajación moral que hace más sincera la bondad cotidiana de sus habitantes.

Si tengo una pequeña brizna de consuelo es por saber que esa mentalidad teocrática y nihilista del perpetrador y sus partidarios, su cultura de muerte nunca podrá -incluso después de apuntar contra nuestros hijos- doblegar la amabilidad y la capacidad de recuperación de gente como la de Manchester.

Vestíbulo donde se explotó el fanático suicida.  FOTO PA, Mirror.

En el pasado hemos lidiado con bombas IRA, mi madre vivió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial; y sin embargo, el espíritu y el humor de Manchester y su gente, de todas sus diferentes etnias y credos, ha persistido.

Ayer fue el cuarto aniversario del asesinato brutal y sin sentido del muchacho de Manchester Lee Rigby. También fue el cumpleaños de la estrella local de música Morrissey -celebrados ambos en la ciudad.

Somos una ciudad con tanta historia de la que podemos estar orgullosos, que no podemos enfrentar al mal con el mal; pero recordemos a esos jóvenes hermosos que perdieron la vida y lloremos con las familias cuyo dolor debe ser inimaginable-

Ante el rostro de un mal sin sentido, seguiremos siendo los mismos de siempre, acaso más tristes y marcados por la pérdida innecesaria pero infatigablemente felices y esperanzados en que algún día volveremos a ver a nuestros hijos sonreír y bailar de nuevo.

http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/manchester-kind-resilient-multicultural-city-10480927

Comentarios
Cargando...