Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Los ausentes

519

La sociedad mexicana ha demostrado nuevamente gran fortaleza ante un desastre natural, dejando atrás por un momento sus diferencias e indiferencias. Por las redes sociales se ven una y otra vez, grandes seres humanos que sienten el dolor de sus semejantes y acuden en su ayuda, queda muy claro que todo grupo social ante una amenaza se solidariza para subsistir; pero en estos momentos de solidaridad generalizada, queda en evidencia además el actuar de nuestras cúpulas políticas.

No hablo de un político en particular: hablo del sistema político actual, donde los intereses partidistas están por encima del bien común. Para esa cúpula todo es imagen, votos, beneficios grupales y rentabilidad política. ¿Dónde están esos políticos que fueron elegidos por la ciudadanía, quienes prometieron representar el interés del pueblo? Era el momento de demostrar su liderazgo, su trabajo, sus aportaciones, su presencia para organizar, dar aliento y confianza.

Ante esta ausencia de liderazgo político, se requiere de una nueva generación de políticos que de veras se preocupe por su gente, por su pueblo. Quiero equivocarme al pensar que no será posible que esa gente que existe, que se encuentra entre nosotros, pueda llegar a un cargo de elección popular y no llegará porque las cúpulas del poder no los quieren, no los necesitan,  no cubren  los requisitos de sumisión y obediencia hacia los intereses de partido.

Si no me creen, solo dense la oportunidad y podrán ver una monarquía disfrazada de democracia.

Con mis comentarios no quiero decir que dejemos de votar en las próximas elecciones del 2018, es todo lo contrario; debemos participar y dejar muy en claro que ya no más reality show, ya no más campañas  de ataque, donde se culpen de lo que hicieron o dejaron de hacer, se victimicen, nos cuenten  lo mucho que harán, y en la recta final, pretendan comprar los votos a toda esta gente necesitada de nuestro país ofreciéndoles  lo que hoy deberían otorgar por obligación.

No será extraño ver que los listados que se levanten hoy de todas esas personas en desgracia, mañana sean visitadas para ofrecerles diversos tipo de apoyo gubernamental. ¿Por qué hasta las elecciones, por qué no hoy, por qué no solamente cumplir con el trabajo que se le fue encomendado, por qué no pensar en ayudar a un mexicano sin abocarse a persuadir y convencer, por qué comprar un voto más lucrando con la necesidad?

Los diversos terremotos que nos han sacudido nos han dejado mucho que reflexionar, y a más de uno, valorar lo que se tiene y disfrutar al máximo lo que la vida nos ofrece.

Estos desastres han cambiado nuestra realidad al enseñarnos que se cuenta con el capital humano para transformar nuestro mundo.

Si la clase política actual no quiere ser parte de este cambio, confío que cada uno de nosotros sabrá enviarles un mensaje muy claro.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...