Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

¿Cambio de Reglas?

844

Alberto Aguirre M. /ElEconomista.com (México), 26 Sep

Formalmente, la ruta hacia el 2018 arrancó hace tres semanas. La ventana de tiempo para modificar la Constitución o generar nuevas reglas para el juego político-electoral estaría cerrada. Las formaciones políticas mayoritarias, empero, están dispuestas a pactar una última reforma para este sexenio que cambiaría drásticamente el escenario de la carrera presidencial… y permitiría la reconstrucción nacional.

En la “mesa de diálogo” del Frente Ciudadano Mx (conformado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano) han validado los contenidos de esa tardía reforma constitucional, que esencialmente buscaría eliminar -al 100%- la financiación pública para los partidos de manera inmediata y que dichos recursos sean canalizados a los damnificados por los sismos.

Adicionalmente proponen una reducción de los gastos en prestaciones para los mandos medios y superiores de la Administración Pública Federal y eliminar los gastos en publicidad gubernamental, con excepción de las partidas para promover los programas de salud, turismo y protección civil.

¿Robo de bandera? El presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, acudió a la Cámara de Diputados para presentar una propuesta de reforma constitucional para eliminar 100% de los recursos públicos destinados a los partidos políticos y la eliminación de las curules y los escaños de representación proporcional del Constituyente permanente.

El jerarca tricolor sostuvo que de aprobarse, esta modificación tendría efectos inmediatos, no obstante que el proceso electoral ya arrancó.

La propuesta de “cero dinero público” para las campañas -según Ochoa Reza- generaría ahorros por 11,600 millones de pesos, además de 6,800 millones proveniente de la reducción de los parlamentarios. Tales recursos, insistió, servirían para la reconstrucción y el apoyo a las familias damnificadas por los sismos.

“El PRI es un partido sensible al reclamo de la sociedad. Este dinero es del pueblo de México y hoy debe destinarse adonde el pueblo de México lo desea y lo determina”, sentenció, “seamos solidarios con el pueblo de México que está sufriendo una afectación patrimonial y personal, un partido político moderno y sensible así lo reconoce”.

Cambio de ruta: la agenda legislativa que los coordinadores de los grupos parlamentarios del PRI habían presentado, el pasado 30 de agosto, para este periodo ordinario de sesiones sólo contemplaba la expedición de la legislación secundaria en materia de gobiernos de coalición, en materia político-electoral.

Concluida la glosa del informe presidencial, en San Lázaro estaba en ciernes la definición del Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2018 y pronto entraría un paquete legislativo focalizado en reforzar el Estado de Derecho y el sistema de justicia, con la expedición de la Ley de Seguridad Interior y la Ley de la Fiscalía General de la República.

El análisis y acompañamiento de las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte había concitado la atención de los legisladores, mientras que los nombramientos pendientes -entre ellos los del fiscal anticorrupción, el gobernador del Banco de México, los nuevos magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa del Sistema Nacional Anticorrupción y de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación- habían quedado en suspenso.

César Camacho Quiroz, coordinador de la bancada tricolor en San Lázaro, contempló una vía fast track para materializar la peculiar iniciativa reforma político-electoral de su partido: su aprobación, en primera instancia en la Comisión de Puntos Constitucionales, y después en el Pleno, incluso antes de que se defina el Presupuesto de Egresos de la Federación.

¿Y Morena? Su coordinadora parlamentaria, Rocío Nahle, impulsará una iniciativa para reasignar 302,000 millones de pesos del Presupuesto 2018 para la reconstrucción. Los partidos políticos y el INE reducirían sus ministraciones, pero también el INAI, la CNDH, la Presidencia de la República, el Poder Judicial y el fideicomiso para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, entre otros.

EFECTOS SECUNDARIOS

MORRIÑAS. En la oficialía de partes del INE entró al mediodía, el oficio con el que el PRI notifica su renuncia al recurso público partidista en lo que resta del 2017. A última hora, el dirigente tricolor, Enrique Ochoa Reza, fue informado de que Lorenzo Córdova no podría recibirlo; no obstante, acudió a la sede del instituto. La oficina del consejero presidente del INE justificó su ausencia por motivos de agenda: y es que Córdova Vianello pasó el fin de semana fuera de la Ciudad de México, en tierras michoacanas, concretamente. Estuvo en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo para encabezar el homenaje post mortem ofrecido por esa institución a Arnaldo Córdova.

Link  http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-politica/2017/09/26/cambio-reglas

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...