Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

La Esencia de uno es lo que Vamos Viviendo: Alberto Durán

Estilista de la Gente Chic y su Pareja Jesús, Primeros en Legalizar una Unión gay en Tlaxcala

 

El sitio anuncia su nombre y oficio principal: Alberto Durán, Estilista Profesional. La marca AD y el lema Creando tu estilo en la puerta de madera y cristal. El exitoso estilista de metrosexuales y demás gente chic de Tlaxcala nos recibe sonriente, de blanco y negro ataviado, e invita a pasar.

Tomamos asiento en sillones dispuestos circularmente en la antesala del negocio ubicado en una esquina de Ocotlán, comunidad conurbada a la ciudad de Tlaxcala. Al centro una mesa; y debajo del cristal, recortes de periódico: sus propias entrevistas para El Sol de Tlaxcala.

 

CT  Además de estilista, periodista.

Brillan sus ojos al rememorar: “Pues casi. Tengo 14 años escribiendo para el periódico”.

Tras ojear los recortes:

BANNER AYUTLAX 2020

CT  Y buenas. ¿Has recibido algún reconocimiento?

AD  Ya he reclamado a mi periódico ¡a ver pa cuando! -bromea sin dejar de sonreír.

 

CT  ¿A quiénes haz entrevistado?

AD  Han desfilado por ahí personalidades como Valentín Trujillo, el comediante éste Alcántara. Fredy Acosta. “La Barbie” Juárez. La actriz Regina Orozco. Pintores, escultores, en fin, muchos seres humanos extraordinarios. Ha sido muy bonito.

CT  ¿A cuántos políticos haz cortado el pelo?

AD  A muchos, ni me acuerdo de tantos que son. Por ejemplo, al senador que acaba de fallecer…

CT   Joel Molina.

AD  ¡Era una buenísima persona! También le corté el cabello a Ricardo Amaro, otro que recién se nos fue. Otra senadora, Alejandra. Y Anabell…

CT  ¿Ávalos o Alvarado?

AD  Ávalos, la alcaldesa. La conocí por una entrevista, precisamente, que le hice para el periódico…

 

CT  ¿Más políticos?

AD  La que fue alcaldesa de Nanacamilpa, una mujer alta…

CT   Lilia Caritina.

AD  Sí, ella. Y Juanita Bustos, un gran personaje, gran mujer, cuando era diputada.

CT  Sí, así es.

CAMINO DE ÉXITO

CT  ¿Tienes otro hobby, además de la peluquería y hacer entrevistas?

AD  Soy un poco todólogo. ¡Es que platico con tanta gente! Lo que sí hago es hacer ejercicio todas las mañanas.

CT  ¿Cuándo supiste que serías estilista profesional?

AD  Mi carrera de estilista la empecé muy chico, a los 15 años. Mi maestro fue Alfredo Palacios.

 

CT  ¿Cómo te recibió Tlaxcala La Bella?

AD  Amo mucho a Tlaxcala. Llegué hace veintiún años, con mi hijo de 11 y mi hija de 7, de una ciudad donde se manejan de manera diferente las cosas. Sin embargo, desde un principio creí en Tlaxcala. Recuerdo que la primera que me apoyó fue Martha Palafox…

CT  ¡No digas!

AD  Me decía: ‘Tienes que echarle ganas, acomódate’. De ahí se derivó lo demás.

CT  ¿No te arrepientes de haber elegido Tlaxcala?

AD  ¡No no no! De hecho, pude haber elegido cualquier otro lado. Pero ya no me movería nunca de Tlaxcala. Es mi tierra.

 

CT  ¿Satisfecho del camino que comenzaste hace casi cuarenta años?

AD  Mi sensibilidad me llevó a mi trabajo, y he vivido bien. No como millonario, verdad, pero me ha dado la oportunidad de crecer muchísimo con mis clientes. Muchos se convierten en amigos y amigas, va creciendo uno con toda esa interacción.

UNA BODA SINGULAR

Buscamos a Alberto para conocer detalles de su boda con Jesús, su pareja. Son la primera unión del mismo género legalizada tras un juicio que promovieron sus abogados en el estado de Tlaxcala.

AD  El fallo salió a nuestro favor. Siempre lo he dicho: innovar, y en este tema no iba a ser la excepción.

La celebraron ante un juez el pasado domingo. Una amiga prestó el jardín que describen encantador; otra, la soprano Kena Andrade, sumó un toque de magia.

AD  Nos casamos el domingo, después de 22 años de relación. El jardín que nos prestaron es un lugar increíblemente hermoso. Allí, en ese pequeño paraíso de la maestra Febe Cobos, mi querida amiga soprano nos regaló su canto. Me considero un hombre muy bendecido, pues tuve el apoyo de amistades que nos dieron la confianza para dar el paso.

FOTO Cortesía

 

“Curiosamente quien más nos motivó a casarnos, fueron mis hijos” -añade.

Comparte Alberto una foto donde se ve a los tres junto a la feliz pareja. Dos son biológicos, los mayores, y la menor “nos la mandó Dios, de común acuerdo con Chucho. Nos llegó para fortalecer todo esto que ya estaba construido, desde que nació está con nosotros” -detalla.

CT   Todo ese apoyo expresa un reconocimiento a tu labor, tu vida misma. ¿Por qué se casaron hasta ahora?

AD  Por amor. Por el cariño. Por los veintidós años y todo lo que conlleva.

CT  ¿Por qué no antes?

AD  ¿Por qué decidí en Tlaxcala? Bueno, así se dieron las cosas. Al final, cuando uno quiere ser feliz lo es, sin papeles y sin nada. Y al revés, cuando no se quiere tener una relación, las personas se vuelven hasta perversas.

 

Llegada la charla a este punto duda Alberto si ahondar en el acontecimiento del domingo. “Es la primera vez que ventilo este tema. Nunca antes me había puesto a platicar porque respeto la forma de pensar de otras personas” -reflexiona.

CT  Siempre estamos revisando nuestra forma de pensar: así superamos nuestras propias limitaciones ¿no crees?

AD  Creo y estoy convencido de que el mayor valor de los seres humanos es el respeto. La gente debe tener tolerancia. ¡Tenemos que entender que no todas las situaciones las entendemos! Cuando se da una situación de síndrome de Down, toda la familia tiene que entender, para crecer; y así cuando en la familia se da que alguien tiene cáncer entendemos, nos ayudamos entre todos.

CT  Hay gays mejores, como personas y ciudadanos, que algunos heterosexuales. No se es mejor por ser heterosexual, ni a la inversa.

AD  Para dejar muy claro, todos tenemos obligaciones ante la sociedad: ser respetuosos, trabajadores, pagar impuestos, aportar algo a los demás, dar valores a nuestros hijos. Ahora bien, creo que la parte íntima es lo que nos falta educar. Todos los seres humanos tenemos algo de extravagantes, de ruines… Somos a la vez bajos y señores.

 

CT  Parece sencillo de entender…

AD  Nos guste o no, las cosas existen y la diversidad es una de esas. El problema con la iglesia y todos los estereotipos, es que le quieren poner etiquetas a la gente. Si usted tiene un hijo gay, no lo va a decir. Existe pero no me hables de eso, no me toques el tema.

SER ESTRICTOS

CT  ¿Eres pesimista?

AD  No, soy muy optimista. Lo que hago es hacerte sentir bien mediante un corte. Siempre que alguien viene es que trae algún rollo emocional… Es un poco complejo todo esto.

CT  En base a tu experiencia, ¿cuál es tu mejor consejo?

AD  La esencia de uno es lo que vamos viviendo. Y siento que debemos ser muy estrictos con nosotros mismos.

CT  ¿Cómo se es estricto con uno?

AD  Por ejemplo, si me dices que quieres ir a la disco, ok, pero nomás te vas a tomar dos copitas. O sea, nos tenemos que auto-educar. Si no me educo yo, al rato son tres y cuatro copas.

 

CT  ¿Nunca has envidiado la vida de los bohemios que se tiran dos días a la calle?

AD  No. Porque la verdad –y me voy a oír muy soberbio-, un día mi hijo, que estudiaba en Puebla, no llegaba. Desde que me contestó el teléfono le oí la voz rara, cuando lo vi bajar el primer escalón del autobús sabía que venía tomado. Todo iracundo, me bajé de la camioneta y lo fui a alcanzar. Me acuerdo muy bien que con el puño cerrado, le pegué. Le dije: ‘He trabajado muy duro para educarte. ¿Te quieres sentir bien? Te voy a compartir algo: yo todos los días ando briago de felicidad. No debes estar atado a algo que te hace sentir bien unas horas’.

CT  ¿Nunca tomas?

AD  No te tomo una copa de vino. A mí se me hace la estupidez más grande. Si te sientes mal, pues busca adentro de ti qué te está haciendo sentir así. Es disciplina, disciplinarnos.

CAMBIO DE ÉPOCA

AD  Se me hace muy injusto que vayamos para atrás…

CT  ¿Vamos de reversa?

AD  Pienso que sí. En el tiempo de usted y mío ¿cómo se enamoraban las personas?

CT   Horrible. Sentados en la sala, entrelazadas las manitas sudadas bajo la supervisión de la suegra o una tía.

AD  ¿Y ahora cómo es? Se perdieron los valores. Cuando se llegaba ese momento de agarrar pierna… ¡Dios santo, había tanto misticismo! Yo sí siento que vamos para atrás en cuestión de valores.

 

CT  ¿Cuál época de la historia te gusta más, la que te gustaría haber vivido?

AD  A mí me gusta mucho la de los años sesenta. Nací en el 66, pero pienso que hubo una elegancia…

CT  ¡Había muchos jipiosos desaliñados!

AD  Mira, volvemos a lo mismo: la sociedad siempre ha estado diferenciada, todos somos diferentes. Siempre ha habido gente culta, preocupada por sus maneras, antes se distinguían desde el momento en que te abordaban. Esa parte se ha perdido.

CT  ¿Qué pasa con las nuevas generaciones que se están maleducando en internet?

AD  Es un tema muy extenso. Tenemos como ayudante de la educación a las redes sociales.

Por ejemplo, mi hija de doce años no tiene teléfono. Usted y yo, a los veinte salíamos de trabajar y hasta la noche nos parábamos en una burbuja de teléfono para avisar que vamos a casa.

 

CT   Los milennial confían más en cualquier desconocido en red, que en los propios padres. ¿Qué pasa?

AD  Sí es un poco difícil la educación hoy en día. Pero los padres tenemos de seis a ocho años para educarlos bien y darles una base de valores.

PAPÁ GAY EN EL S. XXI

CT  ¿Cómo resolviste con tus hijos el tema de la homosexualidad?

AD  Aquí sí vamos a coincidir. En que las generaciones anteriores, la de usted y mía, esas generaciones venían como muy estigmatizadas, mucha gente vivía doble vida. Vengo de ciudades grandes donde el criterio es totalmente diferente.

CT  ¿Cuándo tomaste conciencia de tu diversidad?

AD  Desde muy chico supe que estaba equipado con todo, y no me quería perder esa parte. Quería disfrutar ser papá, que los años quedaran plasmados a través de ellos, mis hijos, que son mi obra de amores, de valores, de educación, de ser estricto. Como muchas mujeres a las que su relación no les funciona el día de mañana, pero se quedan con eso bello.

Eso sí, quiero que quede muy claro, muy enfatizado: mis hijos fueron por amor, no por taparle el ojo al macho

 

CT  ¿Te lastimó la incomprensión, el rechazo?

AD  Nunca me sentí lastimado o subestimado. Jamás tuve esos problemas porque siempre estuve con apoyos sicológicos para homologar lo que sentía -que fuera congruente ese amor- con lo que yo era. Todos los valores que mamá había inculcado estaban ahí, lo único, que los ejercí con alguien de mi mismo sexo.

CT   Para tus hijos debió ser complicado.

AD  En su momento, ellos también estuvieron en terapia. Para que ajustaran el lenguaje, que es donde a veces se descontextualiza todo.

CT   Porque el lenguaje está marcado…

AD  Sí, sí, esos estereotipos. Yo soy muy respetuoso, cuido mucho que me respeten y por lo mismo respeto a la gente. Nunca nos vas a ver agarrados de la mano en la calle. En 22 años mis hijos nunca han visto una situación así.

LA FAMILIA

CT  Háblanos de tus padres.

AD  Ya murieron, hace muchos años. Los dos de Jalisco, ella de Guadalajara y él de Los Altos. Mi papá un empresario, hombre de dinero, rico en aquellos entonces. Mi madre tenía la típica personalidad tapatía.

CT  Altas, rasgos finos, negros ojazos …

AD  De esa personalidad era mamá. Ya se perdió el tipo con tanta mezcolanza, hoy no está tan marcado. Luego, papá y mamá se vienen a Ciudad de México. De ahí vengo, de allí me vine a Tlaxcala.

 

CT  Entonces viviste una infancia desahogada. Tus padres ¿entendieron tu homosexualidad, o les costó?

AD  Mamá murió cuando tenía yo quince años. Creo que lo percibía, pero no me preguntó.

Mira, en mi vida nunca he permitido conflictos a nadie, siempre he sido muy claro. En el tema de mis hermanos -yo soy el más chico-, cuando lo hablé con ellos les dije en rudimentarias palabras que era mi vida, mi cuerpo, que no tuvieran preocupación, que los valores de mi mamá estaban a salvo.

CT  Luego te casaste con una mujer…

AD  Después conocí a la madre de mis hijos y me enamoré. La amé muchísimo, estuvimos juntos trece años. Luego empezaron los problemas y me dije no hay problema. La verdad es que siempre me he considerado un hombre como muy ajustable. Luego, finalmente conocí a Jesús.

 

EPÍLOGO

AD  Ya cuantos hemos enterrado ¿no?…

CT  ¿Has perdido un cercano?

AD  Clientes. Muchos han fallecido.

Tras asustarnos mutuamente por la terrible pandemia que no cesa, una pregunta obligada para terminar:

CT  ¿Has tenido aspiraciones políticas?

AD  No, es muy complicado. Siento que la política te deja con mucha ansiedad, con frustración. Yo lo veo con amigos políticos que nunca quedan bien hagan lo que hagan; quieren hacer muchas cosas pero no hay lana o no hay esa parte de la unión para lograrlo.

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...