Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Justicia de E.U. Logra Captura de 5 Padrotes Tlaxcaltecas

148

Raúl, Efraín, Alan,Pedro y Emilio Pertenecen a Familia Granados Romero

Sigue Prófugo Enganchador Juan Romero Granados, Alias ‘Chegoya’ y ‘El Güero’

Procuraduría de Tlaxcala, la Gran Ausente en la Operación ‘Tormenta’

Un jurado de Nueva York presentó esta semana cargos contra seis miembros de la familia tlaxcalteca Granados Romero: Efraín Granados Corona, alias Chavito y Cepillo, de 41 años; Raúl Romero Granados, alias Chicarcas y El Negro, de 32; Alan Romero Granados, El Flaco, de 24; Pedro Rojas Romero, de 37, y Emilio Rojas Romero, de 34.  Un sexto maleante de la familia de padrotes implicado en el caso, llamado Juan Romero Granados, alias Chegoya y El Güero, se halla prófugo. Otro de los seis detenidos por abusar y explotar a mujeres mexicanas en nuestro país y la nación vecina, responde al nombre de Isaac Lomelí Rivera, alias el Giro, de 34 años.

Dos de los delincuentes: Raúl e Isaac, fueron arrestados en Estados Unidos y presentados primero ante Kevin Nathaniel Fox, juez del Distrito Sur de Nueva York, y luego ante Andrew L. Carter, Jr. En tanto que en Tenancingo, Tlaxcala, las autoridades federales de México detuvieron el 27 de octubre a petición del juzgado neoyorkino cuatro tratantes más: Efraín, Alan, Pedro y Emilio.

La acusación identifica a 14 víctimas, a las que los acusados atraparon mediante “promesas de romance, violencia física y sexual, amenazas, mentiras y presiones para forzar y obligar a mujeres menores y mayores de edad a prostituirse en México y en Estados Unidos”.

Según el expediente radicado en una corte federal en Manhattan, los lenonesobligaron a decenas o cientos de mujeres mexicanas a tener sexo con entre 20 y 40 clientes en la zona de La Merced; mientras que en Estados Unidos cobraban de 30 a 35 dólares por cliente, dinero que era entregado bajo amenaza a los tratantes y los propietarios de prostíbulos.

El caso provocó una declaración de la procuradora estadunidense Loretta E. Lynch, quien a través de un comunicado advirtió que “la trata de seres humanos es una práctica corrosiva y degradante que va contra el estado de derecho y las normas más básicas de la dignidad humana”. “La acusación en contra de estas siete personas es muestra de la firme determinación de hacer que los tratantes respondan por sus crímenes abominables”, prometió.

02 Esclavismo a la vista en La Merced. Jornada.unam.mxEsclavismo a la vista en La Merced. Jornada.unam.mx

Dado que en México persiste una marcada tolerancia hacia estos peligrosos grupos criminales, ha tocado a los jueces de Estados Unidos dar los mejores golpes a los lenones cuyas redes se extienden desde Tlaxcala, Puebla y La Merced hasta las ciudades fronterizas y varias sucursales en los estados norteamericanos de Connecticut, Maryland, Virginia, Nueva Jersey y Delaware.

Según el Departamento de Justicia y la Fiscalía Federal de Manhattan, los padrotes acusados forman parte de una organización internacional con base en México que opera entre ambos países desde el año 2000.

Pese a la peligrosidad de los sujetos, no se encontraron fotos suyas en Internet ni distribuyeron ninguna las autoridades mexicanas al dar a conocer ayer la operación “Tormenta” de sus homólogos del norte, lo cual impide que otras posibles víctimas identifiquen a los criminales.

3rLoreta Lynch, Procuradora de E.U. (plaopcion.com.mx)

MODUS OPERANDI

Según el expediente citado por diversos medios de comunicación, los “padrotes” –como se llama a las bandas de lenones en México- siguen un patrón de reclutamiento de víctimas, principalmente menores de edad, basado en la celada del amor, a la que pronto siguen la violencia, la violación, amenazas contra niños y otras presiones enfocadas a forzar a las propias madres de sus hijos a prostituirse.

El modus operandi de los lenones de municipios de Tlaxcala, como el tristemente célebre Tenancingo y varios más, comprende la colaboración de las familias de los maleantes para “convencer” a la víctima.

El portal info7.com resume como sigue, en base al expediente del caso, el proceder de la red de padrotes mexicanos:

“En la mayoría de las veces un miembro se involucra en una relación sentimental con la víctima, frecuentemente menor de edad, en México. El tratante utiliza entonces múltiples recursos para aislarla de su familia. En algunos casos, se valdría de promesas románticas para inducirla a dejar a su familia y vivir con él. En otros casos, la violaría, haciendo difícil que regresara a su familia por el estigma de la violación. Una vez que la mujer era separada de su familia, el tratante monitorearía su comunicación, la mantendría encerrada en un departamento, la dejaría sin alimentos y abusaría de ella física o sexualmente.
“Por regla, los tratantes intentan convencer a sus víctimas e que “ellos debían grandes cantidades de dinero y que tendrían que prostituirse para ayudar a pagar la deuda. Típicamente, los tratantes las obligarían a prostituirse en México, con frecuencia en el barrio conocido como La Merced en la Ciudad de México. Frecuentemente se requeriría que estas vieran por lo menos entre 20 y 40 clientes al día. Los tratantes monitorearían el número de clientes vigilando a la víctima, comunicándose con trabajadores de los prostíbulos y contando el número de condones proporcionados a las mujeres. Los tratantes casi siempre requerirían que las víctimas les dieran todo el dinero obtenido de su actividad.

4trgProcuradra Alicia Fragoso, en las nubes. (Despertador Tlaxcala)
“Luego de que una mujer hubiera trabajado prostituyéndose en México por algún tiempo, los tratantes arreglarían que fuera llevada ilegalmente a Estados Unidos. Los miembros de la banda con frecuencia se ayudaban mutuamente en cuanto a los arreglos para llevar a las víctimas. En muchos casos, se introducían juntos ilegalmente en Estados Unidos a múltiples tratantes y a múltiples mujeres. En otros casos, un tratante podía permanecer en México mientras arreglaba que una víctima fuera llevada ilegalmente por otro tratante y otras mujeres.”

NEGOCIO TRASNACIONAL

“Una vez en Estados Unidos, los miembros de la banda mantenían por lo general a sus víctimas en uno o varios departamentos en la ciudad de Nueva York. Con frecuencia se les prohibía que se comunicaran con las otras mujeres que vivían en el mismo departamento. Una vez en Estados Unidos, los tratantes seguirían ejerciendo violencia física y sexual, amenazas, mentiras y presiones para forzarlas a trabajar como prostitutas. En la mayoría de los casos, el tratante u otro miembro daría a la víctima información de contactos para ‘buscar trabajo’. Las mujeres trabajarían por lo general turnos en un prostíbulo o en ‘servicios de entrega’. En este último, un chofer entregaría a la víctima en la casa de un cliente.

er3La Puebla de Moreno Valle, un baluarte de padrotes. (pueblaonline.com.mx)

“Las casas de cita y servicios de entrega se ubican tanto dentro de Nueva York como en estados vecinos que incluyen, pero no se limitan a Connecticut, Maryland, Virginia, Nueva Jersey y Delaware. Por lo general cada cliente pagaba entre 30 o 35 dólares por 15 minutos de sexo. El chofer del servicio de entrega o el prostíbulo se llevaría la mitad. La cantidad restante se daría a la víctima, quien sería obligada a entregarla toda al tratante. Los tratantes con frecuencia enviaban o hacían que las mujeres enviaran electrónicamente parte de las ganancias de la prostitución a familiares y socios de los tratantes en México. Estas transferencias darían asistencia financiera a las familias de los tratantes y apoyo financiero a ellos mismos si regresaban a México.”

3er3Poblano Ángel Díaz Juárez, buscado por FBI, acusado de enganchar menores en Atlixco. (pueblaonline.com.mx)

Comentarios
Cargando...