Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

INE Cleptocrático: Cada Consejero Gasta 500 mil en ‘Asesores’

35

Nominalmente, los Once Árbitros Electorales Ganan más que el Presidente de México

Asesores de 201 mil Pesos Mensuales, Secres de 48 mil y Choferes de 35 mil

Simples Empleados Disfrutan de 24 ‘Incentivos’ y 10 ‘Recompensas’ Dinerarias

Cada uno de los once consejeros centrales del Instituto Nacional Electoral de México (INE) dispone con cargo al erario de una decena de “asesores” en promedio, además de secretarias, choferes, viáticos locales y de viajero, gastos de teléfono y médicos mayores, amén de innumerables beneficios inexistentes en ninguna otra democracia, según datos revelados por el influyente diario El Universal.

Según la noticia firmada por Carina García, “las percepciones de los consejeros del INE son de 262 mil 634 pesos al mes y si bien son inamovibles –pues así lo ordena la Constitución-, el ritmo de gasto sigue en jauja”.

Sólo el presidente del organismo, Lorenzo Córdova, dispone de 39 subordinados directos, incluyendo 10 asesores, un coordinador de asesores, varias secretarias y secretarios privados, asistentes, personal técnico y operativo,  choferes y motociclistas, amén de archivistas y otros empleados. El coordinador de asesores de Córdova, su amigo Luis Emilio Jiménez Cacho, percibe un salario nominal bruto de 201 mil pesos mensuales, más dinero que el propio Presidente de México. Los once consejeros del INE disponen en conjunto de una plantilla de 16 mil empleados y 112 asesores (estos sumaron 136 el año pasado).

Según un ex consejero electoral del estado de Puebla que solicitó reserva, los ingresos reales de la alta y media burocracia del INE en realidad ascienden al “triple o más” del salario nominal, pues la mayor parte de las percepciones se hallan disimuladas bajo figuras como “bonos”, “primas”,  “compensaciones”, “viáticos” y otros rubros.

-Pero ¿por qué le pagan tanto dinero a un simple asesor electoral? ¿Cabe la posibilidad de que se queden los consejeros electorales con parte de las partidas justificadas para contratación de personal, como hacen algunos diputados?

-No sólo cabe esa posibilidad. Es secreto a voces que no pocos empleados del INE entregan a los consejeros que los contratan, en algunos casos, hasta la mitad, esto es, 50% de lo que cobran.

Al estrafalario derroche de los integrantes partidistas del INE que la ley electoral denomina “consejeros ciudadanos”, se suma la puesta en marcha este año de un proyecto multimillonario para edificar dos nuevas torres en la sede del consejo general del instituto. El plan anual contempla invertir 1,100 millones de pesos en la ampliación, y además 594 millones en las sucursales estatales y 227 millones en renta de automotores, entre otros rubros asombrosos.

Al fin de supuestamente ahorrar dinero, en lo que va de 2016 el INE informó sendos recortes, en enero y julio, así como la reasignación de gastos, pero en ningún caso disminuyeron las fabulosas ganancias de los mandos altos y medios, ni el faraónico tren de vida generalizado en su burocracia dorada.

CLEPTOCRACIA EN JAUJA

El actual presupuesto anual del INE, autorizado por un Congreso federal compuesto por 40% de legisladores que no pasan por las urnas -pues son elegidos directamente por las nomenclaturas de los partidos políticos-, asciende a la estratosférica suma de 8 mil 352 millones de pesos. De dicho monto, más de la tercera parte (3 mil 90 millones) está destinado a ambiguos “proyectos especiales”, un enorme boquete justificado con tareas secundarias del antiguo IFE–capacitación, asesoría, casillas, organización- que el nuevo INE ha “inflado” hasta límites insospechados y en parte ocultos.

Según la noticia de El Universal, entre los gastos y beneficios autorizados por PAN y PRI a sus consejeros electorales del Consejo General del INE, se hallan los siguientes:

-Bolsa individual para cada consejero nacional de 500 mil pesos mensuales para el pago de asesores. En un extremo, los consejeros Javier Santiago Castillo (identificado con el PRI) y Arturo Sánchez Gutiérrez (un amigo de Woldenberg, presuntamente del PAN) contrataron cada uno la friolera de 15 asesores de los cuales son operativos –lo que los exime de presentar currículum- respectivamente 3 y 6, aunque en el caso de la consejera Pamela San Martín ninguno de sus 10 asesores está obligado a presentar certificados de sus habilidades;

-Estímulos a la responsabilidad y el desempeño, otorgado además de los consejeros también al personal operativo, hasta por un 20% del “salario integrado”;

-Primas quinquenal y vacacional; gastos funerarios que cubren a parientes cercanos e indeminización a su familia por deceso de funcionario; seguro de vida por unos 8 millones y otro seguro de vida “individualizado” (anexo 1 al manual Normas Administrativas en Materia de Recursos Humanos);

-Fideicomiso especial llamado “Fondo para el cumplimiento del programa de infraestructura inmobiliaria”, dotado con 1,375 millones de pesos (incluidos los mencionados 1,100 millones para ampliación de la sede nacional);

-Asesores de los miembros del consejo del INE ganan salarios fluctuantes entre 18 mil y 119 mil pesos mensuales y un aguinaldo de 40 días (máximo en torno a 150 mil pesos sólo por este concepto), y disfrutan entre otros beneficios de un seguro colectivo “de retiro” y otro seguro “de separación individualizado”;

-Premio Nacional de Antigüedad a funcionarios del INE, anual, dotado con 50 días del SM más alto del país (unos 40 mil pesos), así como un pomposo Premio Institucional de Antigüedad al Servicio Electoral y Administrativo (equipado con 7 mil pesillos);

-Recompensa hasta por 12 mil 500 pesos al personal que obtenga las calificaciones de desempeño más altas, a criterio del propio INE;

-Los consejeros del INE nacional no se nutren nada mal, pues también se beneficia cada uno de un subsidio para alimentación por hasta 12 mil pesos al mes (Manual de Percepciones Para los Servidores Públicos de Mando);

-Todo consejero paga con cargo al erario al menos un chofer, con salarios nominales que van de 13 mil a 40 mil pesos; el presidente Córdova y sus pares San Martín y Edmundo Jacobo, emplean dos choferes por cabeza;

-Las simples secretarias de los consejeros perciben de nómina en promedio 27 mil pesos al mes, aunque las hay que además –siempre según El Universal- ejercen funciones de asesoría, llegando a ganar en al menos un caso un máximo gremial de 47 mil 781 pesos mensuales;

-Solamente para congresos y convenciones, el INE presupuestó este año 13 millones de pesos, a los que sumó hasta 54 millones para gastos de operación de dichos eventos, según una reciente adjudicación a una empresa cuyo nombre sintetiza bien la conducta de los árbitros electorales de México: “El Mundo es Tuyo”.

-También los empleados por honorarios, cuya contratación es aún más discrecional que la de basificados, participan en la jauja cleptocrática del INE, a juzgar porque les autorizaron seguros de vida y contra accidentes, empero poca cosa ante la bolsa de 30 días de salario que se autorizaron a sí mismos y los mandos medios los consejeros del INE en materia de gastos para lentes y aparatos auditivos.

-El democrático INE incluye en el banquete, naturalmente, también a los subordinados de bajo nivel, a los que garantiza con desprendimiento ejemplar un gran total de 24 incentivos económicos y 10 recompensas extras en dinero, desde un apoyo de 66 mil pesos para titulación universitaria, apoyos discrecionales de 12 mil pesos, hasta 10 días con goce de sueldo sin trabajar (“descanso”), además de los 40 de rigor, por “buena calificación en la evaluación anual”.

Y así por el estilo. Todo en nombre de la sencilla labor de contar votos. Y ello en un país con salarios promedio de los ciudadanos, situados al nivel del África negra.

DEL IFE AL INE

El modelo del INE fue inventado en los años 90’s por el presidente Carlos Salinas de Gortari, quien confió el organismo a José Woldenberg Karakowsky, a la sazón esposo de la futura ministra de Ecología Julia Carabias. Aunque en su creación se lo justificó como un ente o “árbitro” moral que acotaría la proverbial corrupción de los políticos mexicanos, en los hechos los consejeros – elegidos por los principales partidos entre afines- se han sumado sin chistar al despilfarro de los gobernantes del país.

Al paso de los años, numerosos consejeros del INE se han quitado la casaca de árbitros electorales para militar abiertamente en algún partido, destacándose en el bando panista el eterno aspirante presidencial Santiago Creel Miranda y los malogrados José Molinar Horcasitas y Alfonso Lujambio.

El INE cambió recientemente de siglas; mas si en algo se distingue de su predecesor, es por el énfasis puesto en acallar a candidatos y medios de comunicación, contra quienes han proliferado desde 2015 sanciones y amagos por ejercer la libre comunicación con los votantes. Esta queda básicamente reducida a millones de spots transmitidos en tiempo-aire confiscado por el gobierno a los propietarios de estaciones de radio y canales de televisión.

CONTEXTOS

Los excesos de los partidos políticos de México y su INE ocurren en un escenario de creciente empobrecimiento de los mexicanos. Por ahora, luego de la caída de los ingresos petroleros, si el mercado interno mantiene leves signos positivos es en buena parte gracias a las remesas que envían desde E.U. millones de exiliados del hambre y los ingresos derivados por el narcotráfico.

En efecto, el Banco de México reportó para el primer semestre del presente año un monto de remesas de 13 mil millones de dólares, 95% de los cuales son enviados a hogares pobres y de clase media baja. Se estima que una cifra similar o aún mayor es aportada a la economía nacional por la floreciente industria del narcotráfico.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...