Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Hitler: Cinismo, Intriga y Traición

“Las grandes masas sucumbirán más fácilmente

a una gran mentira que a una pequeña”

Adolfo Hitler

 

La Historia es la memoria de la Humanidad. A pesar de ello, el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. En México, más de dos veces.

Conviene recordar aspectos de la personalidad y de la vida de Adolfo Hitler, expuestos magistralmente por John Gunther.

De Adolfo Hitler nos dice: “Su carrera escolar no fue muy extensa… No lee casi nada… Le son profundamente desagradables los intelectuales. Nunca ha salido de Alemania… No habla ningún idioma extranjero…”

Por ello, Benjamín Arredondo Muñoz Ledo, ataja: “Antes de continuar… queremos advertir… que no deben entusiasmarse… haciendo la generalización de que no se requiere de cultura para ser un gran hombre. Hitler no fue ningún gran hombre… la serie garrafal de tonterías cometidas… lo colocaron… en el puesto del hombre más poderoso del Mundo, esas tonterías… convertidas en patológicas estupideces, demostraron el enorme error cometido por los generales prusianos y la gran industria alemana, al haber escogido a Hitler para un puesto que le quedó excesivamente grande.” (Introducción a las Ciencias Sociales. México, D.F., 1967)

BANNER AYUTLAX 2020

Gunther, prosigue:

“… Le movía una sola pasión: extirpar del Reich toda competencia, cualquiera que fuera su naturaleza… Lleva la emoción hasta su punto crítico… Hitler conversando, está siempre en orador… Es extremadamente emotivo. Nunca contesta a las preguntas que se le dirigen. Habla… y nada puede detener el aluvión de sus palabras… Lentamente fue eliminando a todos aquellos que le ayudaron a subir al poder… Como en todos los fanáticos, su capacidad para engañarse a sí mismo y creer en su propio valor son enormes. Cree absolutamente en lo que dice… sus mentiras han sido notorias…”

“Antes de la Primera Guerra Mundial quiso ganarse la vida como decorador… fracasó… viviendo a expensas de sus familiares… Al terminar la guerra… Hitler… sin trabajo… se agrupó a uno de tantos partidos políticos… se refugiaban al amparo de una promesa… “Cuando triunfemos, todo esto se acabará, habrá trabajo para todos”… se incorporó a… Partido Obrero Alemán. Actuaba en los barrios pobres, y frente a públicos sencillos y de escasa cultura. Hitler fue el orador principal… la oratoria de Hitler era vulgar, espontánea, llena de lugares comunes… muy accesible para… su auditorio… un orador populachero… a fuerza de decir cientos de discursos, y escaso de imaginación… tuvo que repetir sus mismos temas, transformándose… de orador populachero en merolico… día a día repite frente a su… público, los mismos discursos… sus modos son torpes… nunca sabe cuándo debe terminar.”

“Para 1920, Hitler era el jefe de su… partido. Su mérito máximo: la tenacidad… Entonces le cambió nombre al partido… Partido Nacional Socialista Alemán… predicaba un gobierno del pueblo y para el pueblo; el reparto equitativo de la riqueza; la expropiación de las grandes riquezas nacionales y los grandes medios de producción, la organización de servicios sociales: casas para todos, hospitales y salas de descanso gratuitos… trabajo para todos… promesas, ofrecidas con elocuente énfasis…”

“… en adelante… todo lo… de “Nacional”… sirvió de pauta… el partido… empezó a distribuir el libro de Hitler, Mi Lucha… a hacer de Alemania una sola… con una sola raza, la raza aria…” Acota Arredondo Muñoz Ledo: “Aquí la proverbial incultura de Hitler desbarró… los arios no tienen nada que ver con los alemanes… Su enlace es más bien lingüístico. Todo esto Hitler lo ignoraba… los militares y los industriales, hicieron causa común con Hitler… representados… los industriales por uno de los hombres más ricos del Mundo… Los generales le proporcionaron oficiales al partido… Así… nacieron los temibles “camisas pardas” o guardias de asalto… el Partido Nazi subió como la espuma… los indecisos… los belicosos, los “revanchistas”… los comerciantes ricos y la clase media acomodada… se unieron… lo llevaron al poder…”

“Tan gritón y majadero estuvo Hitler… se levantó la oposición… del tercer partido más fuerte… el Partido Comunista… Hitler… Goering y Goebels, le enseñaron al Mundo lo que iba a ser el gobierno nazi: cinismo, intriga y traición… hicieron quemar el Reichstag (Congreso federal), echándole la culpa a los comunistas… Cuando Alemania despertó, el hogar de un hombre… Podía ser atacado… se le podía detener por tiempo indefinido… se le podía quitar su propiedad, y sus palabras o escritos podían ser censurados… sus periódicos ya no podían expresar libremente… sus opiniones… Hitler procedió a gobernar a Alemania apoderándose de sus instituciones y “nazificándolas”… prostituyó los juzgados, amordazó la prensa y la convirtió en arma de propaganda nazi… el alemán típico aceptó la atroz dictadura… la consideró útil, indispensable… consideró a Hitler como un salvador. Casi estuvieron a punto de deificarlo.”

 

No olvidar “las tres armas favoritas de los nazis: cinismo, intriga y traición”.

 

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...