Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Héctor Ortiz en el Primer Informe de Marco Mena

Tras Marginación Sexenal, Marco Mena lo Presentó Entre ex Gobernadores en Ausencia de Mariano y Alfonso

3,507

-Croniquilla Simbolista con Romántico Colofón-

UNO

Echado a un costado de uno de los accesos del salón principal del Centro de Convenciones de la Ciudad de Tlaxcala,, donde el gobernador Marco Mena rendiría el primer informe de su cuatrienio, “Tocotín” parece observarlo todo con cauteloso interés. Lleva una cámara montada sobre el lomo. Es un agente especializado en acompañamiento del Consejo Estatal de Seguridad.

Al lado suyo su pareja, también atento a todo, asimismo en actitud marcial.

-Pastor belga –identifica Alex Gómez.

-¿Igual o mejor pareja que un humano? -pregunto a Juan Carlos.

Sonríe el agente homo que deja ver una maciza, blanca dentadura.

-Mejor –concede.

Cuenta que trajo al perro el comisionado anterior, el bautizador, y cuando se fue lo donó al CES. Lo entrenaron para olfatear mariguana y heroína. Cuando lo saludo, “Tocotín” me dirige una mirada inquisitiva. Al verme retroceder, el dosañero traza con la bocaza un espectacular bostezo.

-Le dan güeva los reporteros –se burla el colega.

En torno fluye la muchedumbre emperifollada para tan solemne ocasión.

“Ya empezó”, dice Carlos. Apuramos el paso en dirección al salón de donde brotan notas del himno de Tlaxcala. Apenas segundos después comienza el gobernador la lectura de cuarenta minutos de su mensaje.

Tocotín

DOS

Al abrir su mensaje, Marco Mena presenta en estricto orden a María Cristina García Zepeda, secretaria de Cultura y representante del presidente de México; Arnulfo Arévalo Lara, presidente del Congreso local, quien recibió ayer en el Salón Verde los dos volúmenes del Primer Informe de Gobierno; la magistrada Elsa Cordero, presidenta del Tribunal; la alcaldesa capitalina Anabel Ávalos Zempoalteca; el general Elpidio Canales, comandante de la zona militar; Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI, y su homólogo del PANAL, Luis Castro.

Entre aplausos, el ceremonial de presentaciones siguió con Felipe Solís Acero, representante de Osorio Chong; Alfredo del Mazo, de Edomex, único gobernador asistente debido a que la Conago sesionó este martes; José Estefan Chidiac, probable candidato a gobernador de Puebla; Patricia Mercado, representante de Miguel Ángel Mancera, y los representantes de los mandatarios de Puebla, Zacatecas y Coahuila.

Entonces, como se ha hecho costumbre, Mena enlistó a los ex gobernadores presentes. Cuatro: el travieso Tulio Hernández, la reaparecida Beatriz Paredes; el infaltable interino de la pasante de Sociología, Samuel Quiroz de la Vega, así como –¡oh sorpresa!- el ahora legislador local Héctor Ortiz Ortiz.

No vinieron -¿casualidad?- los marginadores apizaquenses del ex rector de la UAT. Ni el ex priista, ex perredista y ex morenista Alfonso Sánchez Anaya ni el tricolor Mariano González Zarur.

Signo harto simbólico de la nueva administración, la presencia de don Héctor. Tan significativo como la anulación de facto del obsoleto besamanos.

Antecedente: desde septiembre se halla el retrato de Héctor Ortiz en la Galería de Gobernadores del Palacio de Gobierno.

Mena, tras lectura del mensaje

TRES

-¿Qué le pareció el Informe, don Héctor? –pregunto a Ortiz mientras a la vera un torbellino engulle al gobernador Mena.

-Bueno. Estuvo bien. Aunque hay que esperar a que el discurso se convierta en obras. Sobre todo, vamos a ver de dónde saldrá el dinero… –devuelve con cortesía característica.

-¿Hoy vino como diputado o como ex gobernador? –pico.

-Como las dos cosas.

-Por fin lo vemos entre los demás ex gobernadores de Tlaxcala… -insisto.

-La historia no se puede modificar –devuelve con una media sonrisa.

-¡Pero antes no le invitaban! ¿Duró un sexenio?

-Un poco más. Pero ya ve, aquí estamos.

-¿Y su foto, cuando la veremos donde debe estar, en Palacio?

-¡Ya está! Desde septiembre. ¿No lo sabía?

-Hace rato que no subo al segundo piso, no la he podido ver.

-Dese una vuelta, allí está ya.

Reparación de la historia.

COLOFÓN

Afuera del salón un río de gente busca la salida o acercarse a las personalidades. Un brazo armado de cámaras y flashes envuelve a Ochoa Reza. Otro arrincona contra un muro a Paredes Rangel.

-Invitaron a Héctor Ortiz –digo a Patricio Lima mientras observamos al diputado local Enrique Padilla apapachar a la madrina y aprovechar los reflectores de la ex embajadora.

-Sí. Él esperaba un anuncio que no se dio. Pensó que entre los 10 proyectos que Marco dio a conocer, estaría la Plaza Bicentenario.

-Había razón. Así lo sugirió Mena hace meses, durante su toma de protesta si no falla la memoria.

-Pero no.

Me despido del amigo.

Ochoa Reza, asediado.

“Tal vez se hará ahí la Galería de Artistas”, reflexiono en camino hacia el estacionamiento.

Entonces doy de bruces con otro remolino. Siguen tras Ochoa reporteros y comunicadores, no le dan tregua.

Ays, la ex comunicadora de Pérez Lira, se toma una selfie con el líder. Se despiden de beso.

-¿Cómo lo trata Tlaxcala, mi líder? –encaro por no dejar al coqueto.

-¡Muy bien! –sonriente de oreja a oreja.

-¿Un pronóstico para 2018?

-¡En Tlaxcala vamos por todo! El PRI ganará en todo México.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...