Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Hablando de Medio Ambiente, Vemos la Viga en el ojo Ajeno

218

En estos momentos donde es noticia mundial el tema del medio ambiente motivado por las declaraciones del presidente de estados Unidos por su salida o la renegociación del Pacto de París , el cual fue acordado en diciembre del 2015, prácticamente por todos los países del mundo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyen a aumentar la temperatura global; esto significa que el mundo será más caliente, que los niveles del mar incrementaran y las tormentas e inundaciones serán más fuertes, al igual que las sequias, y habrá escasez de alimentaria y más condiciones extremas si no se hace algo para disminuirlo. Por ser una noticia internacional el tema del medio ambiente, el  New York times público el viernes 02 de Junio del 2017 un artículo de Michael Kimmelman Titulado “Ciudad de México, al borde de una crisis por el agua”. En él  se expresa que en todo el mundo, el clima extremo y la escasez de agua aceleran la represión, los conflictos regionales y la violencia, se cita en el contenido el informe de la Universidad de Columbia donde se descubrió que en zonas en donde disminuyen las lluvias “El riesgo de que los conflictos menores crezcan para convertirse en guerras a gran escala se duplican aproximadamente al año siguiente”. Se cita que el término que usa el pentágono para el cambio climático es “multiplicador de amenazas”. El columnista resalta el punto de las ciudades, pues según él, este es el primer siglo urbano en la historia de la humanidad, la primera vez que hay más gente viviendo en ciudades que nunca y a diferencia de los embotellamientos o la delincuencia, el cambio climático no es algo que la gente percibe fácilmente.

Michael, cita al escritor Christian Parenti en su libro: Tropic of Chaos: Climate Change and Geography of Violence, “ninguna muralla, arma, alambrado, dron armado ni mercenario desplegado de manera permanente podrá salvar a la mitad del planeta de la otra mitad”.

Pero aun hay más, se transcribe  una entrevista de una señora de 75 años de Iztapalapa quien dice; “Nos formamos a las tres de la mañana para la pipa. Esperamos durante horas para tener agua que no nos dura muchas semanas y por lo general no hay pipas suficientes. Algunas veces hay violencia. Las mujeres veden sus lugares en la fila. Si uno es del partido político equivocado, no le dan agua. Hay que demostrar su afiliación partidista o la credencial de elector. La gente en los barrios ricos del otro lado de la ciudad no tienen que molestarse en pensar en el agua, pero para nosotros es algo en lo que pensamos todo el día, todos los días”.

Y con todo lo citado, parece que la historia se repite, pero ahora en nuestro Estado de Tlaxcala, todo parece que vamos por ese camino. En cuanto al tema del agua, existe una empresa en la ciudad de Apizaco que está ganando mucho dinero con la explotación de nuestros mantos acuíferos, día y noche salen tractocamiones llenos con agua de garrafón que es sacada de nuestro Estado para ser vendida en algún otro lugar. Muchos pudieran justificar que la empresa proporciona trabaja a un gran número de personas, pero esa generación de empleo es por la comercialización y distribución del refresco. De la extracción del  agua, sólo hay que esperar que se llenen los depósitos, se trate y se envíe a otros estados vecinos.

En un futuro no muy lejano me gustaría decir, me equivoque. No quisiera ver a mi estado y a municipios ricos en agua como Apizaco, Yauhquemehcan, Zacatelco con problemas de desabasto de agua tan graves como el de la ciudad de México, por la complicidad de autoridades municipales y estatales, así como el constante y ensordecedor silencio de mi gente.

Comentarios
Cargando...