Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Gobernador Recibe Muestras de Afecto en su Cumpleaños 65

40

Croniquilla Ilustrada de una Caminata y un Café con Reporteros

“Inviten algo”, dice Mariano González a los reporteros de la fuente tras tomarse la foto de rigor con Juan José Guerra Abud ante el portón principal del palacio de gobierno. En su cumpleaños 65, el gobernador de Tlaxcala recibió en su despacho al titular de SEMARNAT, a quien al cabo encaminó hasta su camioneta.

Ayer, el alcalde capitalino Adolfo Escobar Jardínez había ofrecido al mandatario las tradicionales mañanitas durante una comida en La Loma Xicohténcatl, nos cuentan.

“¡Vengan, vamos a tomar un cafecito!”, invita ahora el gobernador, con ganas de charlar con reporteros.

“¿Qué, ya va usted a regañarnos otra vez?”, bromea un colega.

Ya en ruta al Portal Grande, González Zarur toma del brazo a Víctor Manuel Tamayo y Abraham Jesús Acosta, directores respectivos de los digitales El Cuarto de Guerra y Observatorio Tlaxcalteca.

La comitiva del cumpleañero cruza la calle a la altura del restaurante Jardín Plaza, y apenas escalar la banqueta, comienzan las felicitaciones que no pararán durante la convivencia improvisada.

Flanquean al mandatario, atentos a todo, los comunicadores Raymundo Vega y Héctor Parker, al frente de sus diligentes equipos.

En una mesa del Bunte festeja también Ilse, junto a sus amigas Amairani, Aislinn, Laura y Tatiana. Se entera el gobernador, y hace un alto. Se felicitan mutuamente por un año más.

El gobernador –muy de camisa verde, probablemente por Abud- se sienta de espaldas a la plaza en Los Portales. A poco cae por allí Paco Conde, para quien el anfitrión de la mesa reservó una gentileza. Y Guadalupe de la Luz, del principal diario de la entidad.

De buen humor se deja ver en la mesa don Mariano González Zarur. Una bonhomía no exenta –cabe decir- del ingrediente crítico característico del quehacer político, salpicado de cuestionamientos socarrones sobre los reporteros y otros gobernantes.

Sensu stricto no hay políticos tersos, me digo mientras trato de seguir las argumentaciones en torno a temas del momento bajo la premisa off the record, of course. Comparaciones, balances, personalidades, acciones y omisiones entretienen a los congregados.

No deja de sonar entretanto el celular del gobernador, quien tampoco para nunca de saludar y ser saludado por los que pasan. Una de las llamadas pudo ser de Emilio Gamboa Patrón, se corre. Hace un calor sabrosón, y naturalmente la gente anda más suelta que de costumbre.

José Félix Pérez no deja pasar la oportunidad para presentar a su hijo José Alfredo y tomarse la foto. Muchos más expresan en voz alta felicitaciones al mandatario tlaxcalteca sin detenerse, y no pocos se acercan para poder darle el abrazo.

Así se nos va más de una hora. Casi al final, el trío adolescente de Ángel, Saúl y Javier, pide permiso para tocarle una rola al gobernador de Tlaxcala. Se arrancan no con “Las mañanitas”, por cierto, sino con la inmortal “Tres regalos” de Los Panchos. Agradece el festejado y los retribuye con generosidad.

Al cabo de la convivencia, Mariano González paga la cuenta y desanda el camino en dirección al palacio. Déjà vu de la caminata de ida, se repiten las felicitaciones a cada paso del retorno. Al menos este jueves, la gente que cruza el portal es muy afectuosa con él.

Sí, muy reanimado se vio el gobernador de Tlaxcala el día en que cumplió sus 65 años de edad.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...