Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

En 15 Años, ‘Da Vida’ Suma 10 mil Apoyos Vitales a Tlaxcaltecas

19

Valora Martha Ivonne la Invitación a ser Candidata Como ‘Oportunidad de Servir a los Demás’

Sentí lo que sentimos cuando alguien muere: la congoja, ya inútil, de que nada nos hubiera costado ser más buenos. Jorge Luis Borges

El destino se abre sus rutas, dejó escrito Virgilio en una sentencia que se ajusta bien al de Martha Ivonne Armenta Cervantes. En efecto, quiso el destino que la presidenta de la fundación “Da Vida” conociera la ceguera de la que renació gracias a un trasplante de córnea, primero; y que luego un hermano donara un riñón a otro; para descubrir su misión personal: su vocación más íntima.

Martha Ivonne padeció queratocono, un mal que torna cónica la córnea, la protruye y adelgaza hasta que un mal día la hace reventar. Tal experiencia de soledad que acompaña a la ceguera, naturalmente la sensibilizó hacia el dolor de los demás.“Nací para hacer esta labor. Somos personas muy agradecidas con Dios y con la vida”, resume la madre de dos hijos, en charla con Código Tlaxcala a la que acude acompañada de su actual esposo Margarito Castillo, un Comandante de la PGR. “Nos apoya en todo”, señala con gesto agradecido la abogada y filántropa apizaquense al compañero solidario.

El nombre de Martha Ivonne ha resonado desde hace meses en la prensa local, luego de trascender una invitación personal de Hugo Erick Flores Cervantes, presidente nacional del Partido Encuentro Social (PES), para asumir una candidatura del nuevo instituto político.

Mas es la fundación “Da Vida”, y no la política, el tema de la conversación que atestiguan el activista Dr. Héctor Joseph Cid y el colega Víctor Manuel Ávila en la mesa de un café de los portales, en el corazón de la capital del estado.

15 AÑOS DANDO VIDA

Tras 15 años de labor social desinteresada, Martha Ivonne hace un recuento de los muchos logros de una fundación financiada estrictamente con recursos familiares, mucho trabajo, y una inteligente estrategia basada en la coordinación con otras fundaciones como “Sólo por ayudar” que encabeza Lolita Ayala y la gestión ante clínicas privadas, principalmente de la capital del país.

En dicho lapso la Fundación Da Vida A.C. ha ayudado literalmente a vivir a más de 10 mil tlaxcaltecas, a la mitad de los cuales para poder superar el vía crucis de la insuficiencia renal, un padecimiento que en la actualidad afecta a alrededor de 5 mil personas en nuestra entidad y que fue el leitmotiv de la creación de la asociación.

Las bondades de Da Vida A.C. se extienden asimismo a otras enfermedades, notablemente a los problemas de la vista (unos mil casos, incluidas la donación de lentes y el trasplante de córneas), amén de auxilios en materia de nutrición, tratamientos emocionales, asuntos jurídicos y la distribución de aparatos auditivos.

En su brega humanitaria contra el sufrimiento, la Fundación Da Vida ha puesto empeño especial en la promoción de la cultura de donación de órganos, la gestión de cirugías gratuitas de cataratas y de labio y paladar hendido, y los trasplantes de riñón y de córnea.

Mención aparte ameritan dos Clínicas Móviles -donadas por un miembro de la familia-, que ofrecen a los enfermos de escasos recursos exámenes de vista, y detecciones de cataratas, glaucoma, desprendimiento de retina y miopía.

Este año las clínicas se hallan estacionadas una en Tetla y otra Xalóztoc.

ENFOQUE FILANTRÓPICO

A diferencia de otras organizaciones humanitarias claramente enfocadas a la autopromoción política, la Fundación Da Vida A.C. ha dado muestra a lo largo de una trayectoria de década y media, de un enfoque netamente altruista y auténticamente filantrópico.

Aunque como excepción celebró el pasado septiembre en el zócalo capitalino un “Maratón de amor por la vida”, amadrinado por cierto por Lolita Ayala, Da Vida funciona básicamente con recursos propios y escasas donaciones privadas.

“No tenemos deducibles de impuestos, ni hemos bajado recursos federales. No tenemos clave Cluni, nunca la hemos tenido”, refiere Martha Ivonne. Dicha clave es otorgada por el Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil, a cargo del Indesol en su carácter de Secretaría Técnica de la Comisión de Fomento de las Actividades de las OSC.

De hecho, la sede de la Fundación está en la preparatoria “Insurgentes”, ubicada en Baltasar Maldonado 905, en la ciudad de Apizaco, y que es propiedad de su propia familia.

Explica Martha Ivonne que dichas instalaciones funcionan como escuela durante la mañana, y que por las tardes “las utilizamos como oficinas de Da Vida”.

“Quisiéramos tener más recursos, lo poco que tenemos lo ponemos al servicio de la fundación, pero no alcanza. Ya nos han dicho que estamos locos, pero yo siento que nací para esta labor, como he dicho, y por suerte mi familia se identifica también con nuestra misión”, reitera con satisfacción.

Comentarios
Cargando...