Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

El Poder del Voto

563

Los efectos de la jornada electoral del pasado domingo significa un cambio radical en el país, en el Senado, el Congreso de la Unión y en el Congreso de Tlaxcala, pero también un golpe de timón en el gobierno de Marco Mena

Mientras se cuentan los votos y se entregan las constancias oficiales, el carro completo en Tlaxcala presenta un nuevo horizonte político que habrá de recomponer el mapa político al que por años estábamos acostumbrados.

El gobernador Marco Mena reaccionó de manera inusitada, con sorpresa para muchos y sobre todo para los integrantes de su gabinete, de entrada reconoció que la elección del 1º de julio reveló el agotamiento de muchas estructuras, muchas actitudes, muchas formas de la política.

“Es un momento de reflexión, evidentemente, y, sobre todo, de decisiones”.

Reflexionó que muchos factores históricos de la política mexicana mostraron estar exhaustos o fuera de uso.  Por ejemplo, el sistema de partidos.  No es el único factor; hay muchos otros.

La elección del 1º de julio es punto de partida de un camino diferente para México; un camino que no habíamos conocido antes.  La mayoría decidió, aunque votó todo México.

Y, ahora, ¿qué?

En reunión con funcionarios de su gabinete y de los poderes del estado, Marco mena recalcó: “Quedó claro que hay muchas cosas a las que la gente dijo que ya no.  Dijo enfáticamente que ya no.  Y eso incluye a quienes votaron por una opción u otras.  Incluyo a todos”.

Reconocer las transformaciones de la realidad es función primordial de buen gobierno.  Las entiendo y actúo en consecuencia.

No voy a eludir ni ignorar las nuevas condiciones.  Al contrario.  Nos vamos a adaptar con éxito.  No tengan duda.

Al detallar su mensaje, marco Mena dijo textualmente:

Les voy a plantear el principio del cómo.

Vamos a dejar atrás, en definitiva, actitudes patrimonialistas, aspiraciones dinásticas o de apellidos o linajes como criterio.  Vamos a aprovechar este momento histórico para México para hacer de Tlaxcala un lugar de reconocimiento al mérito.  Reconocimiento a la capacidad personal y familiar de luchar por la vida.  Con dignidad y respeto a uno mismo y a todos.

“No voy a tolerar la falta de compromiso en el desempeño de la función pública.  Tampoco, desgano ni falta de resultados.  No voy a permitir ni la indiferencia, ni la apatía, ni la deslealtad”, advirtió.

Hay que llamarle a las cosas por su nombre, algo que parece que le cuesta mucho trabajo a muchos.  Vamos a dejar atrás ambigüedades.  Vamos a dar el peso y significado correcto a las palabras.  Un sí o un no significarán, efectivamente, un sí o un no.

Hay muchos negativos que dejar atrás, pero también hay que pensar el futuro de Tlaxcala en positivo.  Esa es mi actitud. Pensar a Tlaxcala en positivo es mi decisión y exijo que sea la actitud de gobierno.

Pensar a Tlaxcala en positivo.

Por eso, es mi diagnóstico que se necesita ajustar la forma de organización, el modo de trabajo y la ejecución del acto de gobierno.  Debemos entender que esto es producto de las nuevas circunstancias del país, que exigen actuar con mayor rapidez y más apremio.

Vamos a modificar de tajo el modo de trabajo.

Reorganizaremos el gobierno en forma práctica, para facilitar las tareas entre las dependencias y ser más eficaces.  El gobierno funcionará a base de proyectos y tareas muy concretas, de modo que no haya dispersión de responsabilidades ni tardanzas.

Estoy estableciendo, formalmente, a partir del día de hoy, Grupos Ejecutivos de Trabajo, con misiones claras y específicas, con plazos de cumplimiento definidos.

Estos Grupos Ejecutivos de Trabajo están integrados por titulares de dependencias y funcionarios de diverso orden jerárquico.  Los cuales presidiré yo, personalmente.

Destacó algunos de los Grupos Ejecutivos de Trabajo más importantes:

Proyectos especiales de obra pública

Mejora de la economía de las familias

Atracción y conservación de inversiones

Desarrollo policial y equipamiento de seguridad

Mantenimiento y mejora de escuelas

Mantenimiento y mejora del funcionamiento de los Centros de Salud

Medidas concretas para la igualdad entre mujeres y hombres

Atención a productores del campo

Gasto – Financiamiento

Fiscalización y vigilancia del gasto

Mejora de atención al público

Gobierno abierto

Marco mena abundó “Déjenme darles un ejemplo.  El nuevo Hospital General de Tlaxcala está asignado como responsabilidad efectiva al Grupo Ejecutivo de Proyectos Especiales de Obra Pública.  En este se encuentran las dependencias responsables de los procesos administrativos, permisos y requisitos legales, exigencias médicas, así como financiamiento y construcción.  En este caso, la licitación del proyecto se publicará en los próximos días”.

Otro ejemplo.  Se comprarán 200 patrullas para fortalecer la estrategia de seguridad pública.  Esta tarea está asignada al Grupo Ejecutivo de Trabajo de Desarrollo Policial y Equipamiento de Seguridad.  La licitación estará lista este mes y las patrullas estarán en servicio en septiembre.  Un proceso con transparencia y prontitud.

Ha transcurrido un año y medio de gestión de este gobierno. Aceleramos el paso, la adaptamos a las nuevas circunstancias, mejoramos sus mecanismos de actuación de la administración y, por eso, refrescaremos también en los próximos días los cuadros responsables en función de su eficacia y compromiso con el desempeño del cargo.

Hay dos razones para refrescar los cuadros de funcionarios.  La primera, ya la mencioné, es revitalizar el funcionamiento de las oficinas.  La segunda es por falta de compromiso con el gobierno y deslealtad con el ciudadano, que es a quien nos debemos y nuestro único foco de atención.  No es válido, no es correcto, no es aceptable ni admisible que un funcionario sin dar resultados obre y se exprese mal del propio gobierno.  No se dan cuenta que se denigran a sí mismos.  Hay quienes no quieren estar en el gobierno ni con el gobierno, no los vamos a tener a fuerza.

Ya se los dijes y lo reitero, vamos a ver a Tlaxcala en positivo.  Hay que hacerlo así.  Esta no es una opción.  Es una decisión.  Hay elementos fundados para ver a Tlaxcala en positivo.

La economía local sigue creciendo.  El empleo formal, también.  Tenemos el número de empleos formales más alto en nuestra historia.  Más de 99 mil.

¿Qué ha ocurrido al respecto en este año y medio?

Ha ocurrido que uno de cada diez empleos formales se han creado en este periodo.  Queremos y necesitamos más, pero tomemos conciencia de los logros de todos.

También, tenemos el Sistema Estatal de Becas más grande de nuestra historia y apunta a convertirse en el mejor de México.

Señoras y Señores:

Tengan muy claro –sería absurdo negar que en algunos causa incertidumbre, quizá hasta ansiedad—, que habrá un genuino encadenamiento de nuestro trabajo con el nuevo Gobierno Federal que asumirá el próximo primero de diciembre.

Se los digo claramente, no tengan ninguna duda respecto a que el Gobierno del Estado de Tlaxcala se insertará con éxito, con eficacia y respeto mutuo al trabajo de la administración del próximo Gobierno Federal.  Eso es lo que va a suceder.  Tenemos que construirlo desde ahora.  Lo estamos ya haciendo.  Vamos a facilitar la relación entidad federativa – Gobierno Federal.

Por delante, sólo resta trabajar bien.  Importa el interés de todos, no el de unos cuantos.  Al Gobierno Estatal le queda claro.   Fijar la vista en un futuro de estabilidad.  Para eso nos necesitamos todos.  Nadie debe ni sentirse ni estar excluido.   Prosperidad y dignidad.  Los tlaxcaltecas y su modo de vida para contribuir a la grandeza de México.

No es tiempo de ánimos facciosos, mucho menos de ambiciones coyunturales. Precisamente, reconocer el presente, reconocer la nueva condición política de México, exige poner al ciudadano en el centro y como referente único, indispensable, de toda decisión política.  Ha concluido el tiempo de las continuidades.

Marco Mena remató que Tlaxcala tiene que estar y estará en la nueva geografía política de México, en la nueva geografía mexicana de lo que se hace bien, de lo que es justo, de lo que corresponde a los tlaxcaltecas y a los mexicanos como deseo y como merecimiento… Lo estamos haciendo.

Esta determinación es de beneficio para todos los tlaxcaltecas, es tiempo de que el gobierno se sacuda de una vez por todas el continuismo, el amiguismo y el pago de facturas.

A fuerza de los votos se sacude el árbol para que los frutos maduros se desprendan de las ramas, o lo que es lo mismo hay que quitar las ramas que han crecido torcidas.

Ojalá y que en el corto plazo se vean los resultados, Tlaxcala se merece un cambio verdadero, en los hechos y no en las palabras, lejos de las promesas de campaña y hacer un gobierno a la altura que se merece Tlaxcala.

A fuerza de los votos, finalmente se abre un nuevo panorama para los tlaxcaltecas, lejos del lastre que loe ha impedido avanzar como debe de ser, al paso de la modernidad, pero conservando lo nuestro.

A fuerza del voto vienen tiempos mejores, finalmente en México ha ocurrido un cambio que pinta para bien, toca el turno al nuevo gobierno responder a las expectativas.

Pero sobre todo a dejar atrás los viejos esquemas que enriquecen a unos cuantos a costa dela pobreza y sufrimiento de muchos, ojalá y se acaben los privilegios y esos pavorreales de la política.

Posiblemente se vengan cambios en materia de seguridad, educación, salud, turismo y sobre todo en el área de atracción de empresas y fomento de la generación de empleos.

Hay que reconocer que Marco Mena tiene otra visión, moderna, realista y alejada de las prácticas arcaicas de simulaciones e imposiciones que en su momento funcionaron… PERO QUE YA NO DAN RESULTADO.

¿Qué opinas?
Cargando...