fbpx
Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

El Lava Jato Argentino

616

Altos funcionarios y simples empleados, poderosos empresarios capaces de pagar millones de dólares a cambio de licitaciones de obra pública, magistrados y jueces federales, periodistas, militares, correveidiles.

Todos organizados para robar a la Argentina durante una década -al menos entre 2005 y 2015, cuando la ocupó el matrimonio Néstor Kirchner y Cristina Fernández- desde la mismísima Casa Rosada y la finca presidencial Los Olivos.

La prensa ha bautizado el enésimo escándalo como “el Lava Jato argentino”.

No, no es un rayo en cielo despejado. Podía verlo -el que quisiera ver- a contraluz de los casos Skanska, Rosadita, Gas Licuado, Coimas del Senado, Aportaciones Truchas a campañas electorales.

Nadie puede llamarse sorprendido.

En la membrana que encubre el centro estuvo desde el comienzo y a lo largo de muchas causas judiciales, el ministro de Planificación, Inversión Pública y Servicios de Néstor Kirchner desde 2003, Julio De Vido, al que la viuda y heredera Cristina Fernández mantuvo en el mismo cargo hasta su último día como presidenta.

Roberto Baratta, ascendido por De Vido de taxista a coordinador de Planificación, al ser arrestado el miércoles. FOTO Gustavo Gavotti,THX Medios S.A

Preso desde octubre, tras quedar desaforado como diputado en ausencia de la bancada K, De Vido enfrenta ocho asuntos en que se sospecha corrupción e implican a Cristina y otros servidores públicos del primer, segundo y tercer círculos.

Una tragedia de 2012 en la terminal Once causada por un tren al que fallaron los frenos, causó la muerte de 52 personas y dio motivo a una declaratoria de luto nacional. La compra a España y Portugal a precio de oro de material ferroviario en mal estado para el ferrocarril Belgrano Cargas. La facturación de sobrepagos en la adquisición de computadoras, entregadas algunas como dádivas a magistrados y jueces de Comodoro Py. El pago de sobreprecios y otras triquiñuelas en el otorgamiento a partir de 2006, de decenas de contratos públicos por un monto superior a 24,500 millones en favor del Grupo Austral que capitaneaba Lázaro Báez, amigo de Néstor. El manejo turbio de fondos públicos en contubernio con el consorcio Yacimientos Carboníferos Río Turbio. Diversas irregularidades en la compra de gas licuado realizada entre 2008 y 2014. Sobornos de la empresa sueca Skanska a cambio de la concesión para la construcción de dos gasoductos, cobrados con facturas apócrifas. Los desvíos en asociación con empresarios, de fondos públicos destinados a la construcción de vivienda social a través de la Fundación Madres de Plaza de Mayo…

Óscar Centeno, el valijero que recogía el dinero y lo entregaba personas de confianza de Néstor y Cristina. (lanacion.com.ar)

Y es tan sólo lo que se ha documentado ante tribunales.

De todo salieron librados merced a misteriosos enjuagues judiciales, la ex presidenta Cristina, funcionarios de sus dos gobiernos y encumbrados empresarios. Mas puesto a pagar por todos, acaso sintiéndose traicionado, el arquitecto De Vido, por sí y mediante su esposa, ha amenazado con revelar verdades terribles. Un cabo suelto entre rejas, De Vido, que podría consumar la obra develadora del más reciente episodio, bautizado “los cuadernos de las coimas” (“moches” en mexicano).

Desde antes de caer preso De Vido, los medios argentinos han informado declaraciones del ex ministro y diputado desaforado en el sentido de que obedeció órdenes del ex presidente fallecido y la viuda ex presidenta. Entre las filtraciones más sorprendentes, corre el rumor de que Néstor habría “desviado” hasta 21 mil millones de dólares, que por desconfiar de los bancos, ordenó ocultar en contenedores y cuevas de Santa Cruz cuya ubicación exacta conoce Lázaro Báez; y que este cobró por el trabajo una parte en dólares y otra en cocaína…

Empresario prófugo Óscar Thomas (izq), de empresa Binacional Yacyretá, con el ministro de Planificación a cargo de la recolección de las coimas o ‘moches’, Julio De Vido. (THX Medios S.A.)

Empero los rumores de novela negra recobraron realidad ayer miércoles, cuando un juez de apellido Bonadio ordenó allanar numerosos domicilios del llamado club de la obra pública”, el selecto grupo de empresas beneficiadas con contratos durante los mandatos de los presidentes K.

Del total de 51 operativos, 17 son citaciones a empresarios prominentes como los presidentes de 360 Energy, Alejandro Ivanissevich y del fondo agrícola MCU, Miguel Santos Uribelarrea, además del ex presidente de ADIMRA, Juan Carlos Lascurain y el concesionario de la terminal ferroviaria de Retiro, Néstor Otero. Los restantes 34 fueron cateos a inmuebles de importantes empresas como Supercemento, Techint y Roggio.

Aunque muchos presuntos implicados se hicieron ojo de hormiga, hay 12 ó 13 detenidos entre funcionarios, empleados y empresarios. La propia Cristina está citada a declarar lo que sabe el 13 de agosto. Se da casi por un hecho que será desaforada y podría seguir los pasos de Lula hacia la cárcel.

Empresario Francisco Valenti, prófugo, dueño de empresa Industrias Pescarmona. (THX Medios S.A.)

Según el diario Clarín, las autoridades penetraron el departamento donde fue aprehendido Baratta, un ex taxista que de De Vido hizo su mano derecha; los bufetes  de Luis Vitullo y Rafael Enrique Llorens, ex directores de Administración y de Legales de De Vido;  las casas de Walter Fagyas, ex director de ENARSA; Hugo Martín Larraburu, el secretario privado de Abal Medina, ex jefe de Gabinete de Cristina; las oficinas de Grupo Eling S.A. y de Electroingeniería S.A.; la casa del gerente de Electroingeniería, Jorge Neira; la casa del presidente de Albanesi Constructora, Armando Loson, así como las oficinas de esa firma; las oficinas de las empresas ODS e IECSA S.A. en Puerto Madero; las oficinas de la empresa española Grupo Isolux-Corsan S.A. y la casa del socio Juan Carlos de Goycochea; la vivienda del ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, y las oficinas de una empresa a la que éste se halla ligado, Esuco S.A.

No por nada la Argentina amaneció este jueves conmocionada. Hay indignación, pero también incertidumbre.

Carlos Wagner, dueño de Esuco y ex presidente de Cámara Argentina de la Construcción, prófugo. (THX Medios S.A.)

¿Quién cerrará la puerta? -se antoja una pregunta obligada. ¿Qué será de la Argentina si descarrilan a Cristina, favorita en las encuestas para 2019, y sin tantos prohombres del dinero de cuyos negocios dependen tantos empleos?

Los allanamientos realizados simultáneamente por la Policía Federal en acatamiento a una orden de Bonadio, tuvieron por objetivo confiscar computadoras para obtener registros de entradas o videos de cámaras de seguridad. Espera el atrevido juez constatar así los movimientos registrados por un mandadero de Baretta y De Vido.

Lo más gracioso del asunto es que el hilo de la madeja que viene a reconfirmar las sospechas y revitaliza viejas acusaciones semi apagadas en los vericuetos del poder judicial, lo jalara una mujer despechada, ignorante y poco agraciada de nombre Hilda Horovitz, principal sospechosa de hacer llegar al diario La Nación, unos seis meses ha, los cuadernillos de notas de su ex pareja el sargento retirado Óscar Centeno.

Tal vez, si el destino le hubiera dado oportunidad, el observador Centeno pudo ser escritor o siquiera periodista. También cabe la posibilidad de que tuviera miedo al caer en cuenta de la tarea que le asignaron los hombres del poder, y quiso tomar sus precauciones. El caso es que el ex sargento apuntó con minuciosidad envidiable, desde que De Vido lo ascendió del humilde empleo que tenía como mandadero de su mamá al de mandadero de su brazo derecho, las encomiendas ordenadas por Baretta.

Lo encomendado por Baretta fue relativamente simple: recoger bolsas y cajas llenas de dólares en empresa diversas, principalmente del ramo de la construcción, y entregarlas luego, según el monto, en tres destinos: la Casa Rosada, Los Olivos y un domicilio propiedad de la pareja K donde siguió viviendo la viuda Cristina.

Empresario prófugo Juan Goicochea, dueño de empresa Isolux que ganó licitación de Usina Termoeléctrica de Río Turbio. (THX Medios S.A.)

Un día, a principios del año que corre, los cuadernillos cayeron en manos del reportero Diego Cabot, quien durante varios meses, con minuciosidad que nada queda a deber a la del sargento, tuvo a bien checar fechas, lugares, nombres, horarios y demás datos apuntados con la letra menuda e inconfundible, vacilante de Centeno. Al cabo, una vez que tuvo alguna seguridad sobre la verosimilitud del contenido, el periodista entregó los cuadernillos al fiscal Bonadio.

Hoy la Argentina, la patria del Papa amanece en estado gaseoso, entre borracha o drogada  por las emanaciones de un coctel peligroso que mezcla desazón, incredulidad, desencanto, enojo.

No, no es un incidente aislado.

Los indicios apuntan a que todo el Estado argentino es una porqueriza en la que se revuelcan, revueltos sin asomo de vergüenza personal, enfocadas todas las energías en la innoble misión de robar a la patria, los prohombres del presente, los gobernantes con las élites del dinero.

El Lava Jato de Argentina es un espejo. Y entraña una lección preventiva para los países que tengan el valor necesario para asomarse y descubran allí su propio reflejo.

¿Qué opinas?
Cargando...