Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Donde he Estado he Cumplido y Aportado: Alejandra Ramírez Ortiz

62

Entrevista con Candidata del PT, una Mujer de Carne y Hueso

Pide a Rivales ‘Contienda de Altura Para Convencer a Gente de ir a Votar’

‘Tenemos Sueños Compartidos, Somos Mujeres con Voluntad Férrea de Ayudar’, Dice de Patsy Amaro

La vida es una aventura intrépida.  Si no, no es nada. Helen Keller

Llamar a las mujeres el sexo débil, es una calumnia. Mahatma Gandhi

Si yo fuese una mujer estaría desesperada. La existencia de buenas mujeres excede mucho a los hombres que las merecen. Robert Graves

Nunca dejan de sorprendernos, es un hecho. Por ejemplo, nada que ver con otras de su género, tan masculinizadas, que abundan en ese medio. Donde esperábamos hallar una personalidad granítica, marrullera, oblicua, contenida y calculadora, a tono pues con el asunto que ahora ocupa sus afanes, damos de bruces con una mujer sensible y franca.

Una rara avis es sin duda Alejandra Ramírez Ortiz.

Acordamos charlar con la candidata del PT y el PAC en la plazuela de la Basílica de Ocotlán, mas al cabo convenimos movernos hacia algún café más ad hoc. Eligió el Vintage, allá en el bulevar Guillermo Valle. Al fin que esta ciudad de Tlaxcala donde ella nació, creció, floreció y fructificó, sigue siendo aún de dimensiones humanas…

Madre, socióloga, profesora, activista y varias virtudes más dibujan un destino singular labrado a fuerza de tesón y corazón. Una cosa está más que clara: nuestra entrevistada, a pesar de ser una mujer con vocación política, empero no es una política cualquiera.

Naturalmente en su intrépida aventura de buscar un sitio en la próxima legislatura federal, Alejandra se hace acompañar de otra mujer de armas tomar.

Al lado de su compañera de fórmula, la periodista Patsy Amaro, componen un equipo que desafía los pronósticos y podría dar la campanada el 7 de junio en el distrito capitalino de Tlaxcala.

RETOS QUE MARCAN

XQ  Sabemos que quedaste huérfana desde joven y te tocó criar a dos hermanos menores y tres hijos. No es poca prole por cierto. ¿Qué ha significado esto para ti, Alejandra?

ARO  ¡Sí, son muchos!

XQ  Además, tienes apenas 37 años.

ARO  Cumpliré 38 el próximo 24 de abril.

XQ  Siguen siendo pocos…

ARO  Siguen siendo pocos años, y sin embargo, la vida me ha dado la oportunidad de aprender muchas cosas desde muy joven.

XQ  Cuéntanos desde que estabas en pañales, por favor.

ARO  Bueno, mi vida ha sido un poquito difícil, porque me he enfrentado constantemente al reto de estar en situaciones que quizá mucha gente diría “son cosas de la vida”, y pues sí, pero te marcan.

Cuando tenía cuatro años, mi padre falleció, víctima de un robo, en la Ciudad de México. Le dieron un balazo en el estómago, La ciencia en ese entonces no caminaba tanto, y dejó a mi madre viuda.  Mi madre era una mujer menor de treinta cuando se quedó con dos hijos. Era una mujer muy fuerte, de decisiones muy firmes. Me contaba que dijo: Voy a llorar tres días, pero después me tengo que poner a trabajar para sacar adelante a mis hijos.

Es una realidad a la que se enfrentan muchas mujeres hoy en día.

XQ  De algún modo te tocó repetir esa experiencia de madre y padre a la vez…

Con el tiempo mi madre, con mucho trabajo, mucho esfuerzo –porque hasta entonces nomás era ella ama de casa- tuvo que buscar un trabajo. Con el tiempo empezó a tomar cursos de biblioteconomía, y pudo atender una biblioteca. Con un salario sencillo pero que nos alcanzaba para cubrir las necesidades.

Orgullosamente yo soy producto de la escuela pública. Estudié la primaria en la “Luis G. Salamanca”, en el turno vespertino. Osvaldo desde muy chico empezó a trabajar. Mi hermano siempre ha sido un hombre de retos y de mucha responsabilidad., se sintió el hombre de la casa.

FAMILIA ORTIZ

ARO  Con el tiempo hubo alguien que nos tendió la mano: mi tío Héctor Ortiz. Él nos tendió la mano. Pocos conocen ese lado humano de él. Sin tener ninguna obligación, ninguna responsabilidad, asumió el compromiso de poder formar sobre todo a mi hermano, porque es hombre y le correspondía tener una figura paterna.

A mí también obviamente me ayudó muchísimo.

Sin embargo, mi madre era una mujer de lucha y de querer sacar a sus hijos adelante.

RICARDO TREJO PERALTA

ARO  Ella con el tiempo conoció a un maestro muy querido, muy conocido en la Secretaría de Educación Pública: Ricardo Trejo Peralta, matemático de profesión. Además maestro de telesecundaria; fue uno de los creadores de las guías de telesecundaria.

Fue un hombre muy gentil, muy amable, un hombre al que le encantaba la historia y siempre trataba de decirnos: Lean, cultívense, prepárense. Nos motivaba mucho.

Estuvo casada con él once años.

Desafortunadamente la vida, a veces nos da sorpresas. Once años pudieron vivir en una relación familiar muy bonita, muy estable. De hecho mucha gente los recuerda como una pareja que salía de la mano a tomar un café, mi padre iba todas las noches por ella. Yo lo consideré mi segundo padre.

Tuvieron dos hijos: Ricardo y Estefanía.

SEGUNDA ORFANDAD

ARO  Pero mi madre falleció muy joven, cuando tenía 49 años recién cumplidos.

Algo muy difícil, porque fue por negligencia médica. Llegó al Instituto Mexicano del Seguro Social y le diagnosticaron una gastritis aguda, cuando en realidad lo que tenía era una peritonitis. Se le reventó la vesícula por cálculos. No tuvo la atención adecuada, lo que hicieron fue dejar pasar el problema y la operaron ya muy tarde. Estuvo casi un mes entubada, en un hospital de Puebla. Yo la estuve cuidando todos los días. Por estar con ella. Y por agradecimiento.

Lo último que pudo decir fue: Cuídame a mis hijos. Eran una preocupación constante sus pequeños. Osvaldo había terminado la licenciatura, estaba en la maestría; y yo terminando la licenciatura. Los que le preocupaban más a mi madre eran los más pequeños.

Mi hermano Osvaldo es un hombre muy sensible. A él le pegó muchísimo la muerte de mi madre, se sintió muy apenado y estuvo un poco más deprimido. Pero yo decía: ¡Vamos adelante! Mi hermano estudiaba y trabajaba, y con lo poco que podíamos los dos, tratábamos de darles la escuela. Me aboqué, completamente, a ellos.

HERMANA Y MADRE

Tras que ella fallece, mi papá se hizo cargo de los dos chiquitos, pero al año también muere. Y muere también por negligencia. Primero lo diagnosticaron mal un problema de la vejiga, cuando no era eso. Era insuficiencia renal crónica. Y no le aplicaron bien el tratamiento, lo que lo llevó también a la muerte al año siguiente, de un paro respiratorio por complicación pulmonar.

Entonces mis hermanos quedaron solos.

Yo me sentía muy comprometida. Tenía 25 años de edad. Sin embargo ya había tenido la oportunidad de trabajar. Daba clases en la Escuela Normal de Educación Física. Era administrativa y daba clases.

Entonces, asumí la responsabilidad de mis dos hermanos. Y la asumí con mucha responsabilidad y mucho cariño, porque mi madre siempre nos enseñó a vernos muy cercanos. A querernos, apreciarnos, y sobre todo, a ayudarnos.

Siempre tuve manos generosas que me apoyaron. Entre ellos, mi tío Héctor, mi tío Serafín, mi tía Elvia que aunque era una mujer muy joven, siempre trató de estar al pendiente.

Yo no quise en ningún momento dejarme a la tristeza, a la depresión. Quise sacar mucha fuerza y seguir adelante, trabajando el triple. Porque ya tenía una hija, de un matrimonio fallido.

Me casé muy joven, a los 21 años. No teníamos quizá la madurez adecuada para llevar a cabo un matrimonio. Fue un matrimonio que se fracturó muy rápido, duramos años y medio de casados, aproximadamente. Él hizo su vida con otra persona, tuvo otros hijos, y yo me quedé con mi hijita, que en ese entonces tenía cinco años.

Y bueno, al morir mi padre ya tenía una hija de cinco, y dos más, una de nueve y otro de diez.

XQ  Tus hermanos los dos mayorcitos.

ARO  Mis hermanos.

XQ  La orfandad los unió.

ARO  Mucho. Muchísimo.

JESÚS ÁVALOS

XQ  Cuando quedaste huérfana, ¿ya había llegado a tu vida Jesús?

ARO  Jesús Ávalos llegó antes de que falleciera mi papá. Él trabajaba en la escuela de Educación Física, allí fue donde nos conocimos. Éramos compañeros de trabajo y con el tiempo se fue dando una relación. Nos casamos en el 2005, para ser exactos.

XQ  Platícanos de tu noviazgo.

ARO  Realmente fue muy poco el tiempo de conocernos. Fuimos novios en abril y nos casamos en julio. Realmente muy rápido. Además, yo estaba en la idea de que no quería una relación solamente de noviazgo; necesitaba generar una familia. Veía muy desgastado a mi padre. Me casé en julio y mi padre muere en noviembre.

XQ  Diez años de matrimonio prueban que no se equivocaron.

ARO  Jesús siempre está conmigo. Ha sido no sólo mi compañero de vida, también es mi principal apoyo. Me ha ayudado muchísimo en la educación de mis hermanos y de mi hija; y de los dos que tengo con él. ¡Porque ya son cinco!

Jesús el de dos años y Abril que tiene 7 años; mi primera hija, Vanessa, y mis hermanos Estefanía y Ricardo.

ACADÉMICA POSGRADUADA

XQ  Te forjaste un perfil académico.

ARO  Así es. Primero di clases, cuando recién egresé de la licenciatura de sociología, en la escuela normal donde ya trabajaba. Me dieron el título de manera casi instantánea porque tenía un promedio de 9.5, me titulé por promedio de excelencia.

Me dieron una clase preciosa, lo recuerdo como una experiencia muy bonita. Una clase que se llamaba Problemas y políticas de la educación mexicana.

Ser docente es una experiencia increíble, muy bondadosa, yo creo que es la profesión más bondadosa. Tuve maestros excelentes en la licenciatura, que realmente compartieron mucho conmigo, no solamente su experiencia, también me brindaban su amistad. Eso me hizo madurar de una forma más rápida.

Tenía muchas responsabilidades y que ponerme a trabajar. Trabajaba en la Escuela Normal dando clases; en la universidadme dieron la oportunidad un año después de haber egresado, era profesora por hora-clase. Tenía 18 horas a la semana en tres licenciaturas: Trabajo Social, Sociología y Psicología Social. Y también daba clases en una escuela particular.

XQ  ¿Hiciste la maestría?

ARO  Sí. En el Instituto de Estudios Universitarios de Puebla.

XQ  ¿En qué te posgraduaste?

ARO  En Ciencias de la Educación. La hice a distancia porque no tenía tiempo de asistir a clases.

VOCACIÓN POLÍTICA

XQ  Siendo una académica, ¿qué haces ahora en la política?

ARO  Bueno, desde los 18 años iniciamos con un sueño un grupo de amigos. Yo estudiaba la licenciatura en Derecho, que dejé trunca precisamente cuando me casé, y teníamos una ilusión como todos los jóvenes. Derecho compartía casi instalaciones con Ciencias Políticas. Tuve amigos muy valiosos que se dedicaban ya a la labor política.

XQ  ¿Cómo quiénes?

ARO  Soy de la generación de Manuel Cambrón. También David Cabrera, Iliana que está en la Junta de Conciliación, y muchos otros. Allí empezó mi vocación por la política. Y además, por causa el oficio político de mi familia. Comienzo desde entonces haciendo brigadeo, el convencimiento casa por casa. Lo he hecho siempre con vocación y siempre con mucho gusto.

Me gusta caminar las calles de Tlaxcala. Como además he sido delegada del PAC aquí en la capital, tenemos una estructura, redes de amigos que comparten el mismo sueño de ser ciudadanos corresponsables.

XQ  Pero nunca antes habías sido candidata…

ARO  No, jamás.

XQ  ¿Qué diferencia hay entre colaborar y estar al frente?

ARO  Híjole, mucha. Es muy diferente, pero creo que de este lado es más confortable. Porque ahora, con el paso de los años, me he dado cuenta que he sembrado muchos buenos amigos. En todas las reuniones me he encontrado compañeros de la primaria, de la secundaria, de la universidad, alumnos, que ahora me ofrecen su apoyo sincero, con una generosidad inmensa y una bondad tremenda.

El hecho de que me escriban todas las noche y me digan: Ale, en qué te podemos ayudar, eso a mí me hace sentir ganadora. Me hace sentir bien conmigo misma.

XQ  Ahora que eres candidata: ¿eres una política convencional, o tratas de hacer de la política otra cosa?

ARO  Creo que podemos hacer la diferencia. Sí se puede, porque las mujeres le metemos mucha sensibilidad al trabajo. Recuerdo que me dolían mucho las necesidades de mis alumnos, sus problemas. Y así sigue siendo, ahora con respecto a la situación de mis paisanos tlaxcaltecas.

Tengo una experiencia: gestionando cosas se puede hacer mucho. Y además tengo grandes amigos académicos e investigadores que me están apoyando a hacer proyectos.

Como servidora pública, donde he estado he cumplido y he aportado.

XQ  Fuera de los círculos familiar, académico y político, ¿cómo ves al resto de los ciudadanos, qué has podido palpar en tu campaña? La prensa local y nacional describe una situación crítica…

ARO  Hay un hartazgo, diría yo. Para empezar, los periodistas han hecho una labor importante en la sociedad. Tengo que reconocerlo. Hay muchos problemas serios, por ejemplo la delincuencia, y quienes escriben sobre esto son los periodistas, son los que arriesgan, y mucho.

XQ  ¿A ti no te estorban los periodistas, como a la mayoría de los políticos tlaxcaltecas y mexicanos?

ARO  ¡No! Me parce que los periodistas están generando mucha más credibilidad a veces, que los políticos entre la gente. En cambio, en las casas nos reciben y nos dicen: Ya no creemos en los políticos.

Tenemos que ciudadanizar la política. No hay bienestar social si no hay bienestar personal. Es decir; que cada uno de los seres humanos tenga cubiertas sus necesidades: alimentación, vivienda, educación, derecho a la salud. Entonces, si no conseguimos esto los políticos, no vamos a tener un verdadero bienestar social y nos quedaremos en el discurso.

Necesitamos ideas que sirvan, y trabajar. Este es el lado que molesta a los políticos, que los periodistas les pregunten así, sin tapujos, porqué no están cumpliendo. Eso les molesta.

XQ  Un mensaje a tus rivales por favor.

ARO  Que podamos llevar una contienda pacífica, de altura. Que no sobresalgan los insultos ni la descalificación, y podamos convencer a la gente de que vaya a votar.

XQ  Y un mensaje a los ciudadanos, por favor.

ARO  Que podamos hacer un voto consciente, que realmente sirva a la nación y a Tlaxcala. Hay muchas opciones, pero lo importante es ver quien realmente les está dando respuestas.

COLOFÓN

XQ  Has sido muy generosa con tu tiempo. Dame un pilón. ¿Qué ha significado una periodista, Patsy Amaro, como tu compañera de fórmula?

ARO  ¡Huy, Patsy! Es una mujer increíble. Significa conocer lo que es hacer el bien sin mirar a quién. Tenemos muchos sueños compartidos. Somos mujeres con una voluntad férrea de poder ayudar a la gente.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...