Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Crece, se Fortalece y Multiplica el “huachicol” en Tlaxcala

93

Ya han pasado 100 días de este nuevo gobierno, tiempo suficiente para cerrar la hoja de la campaña, ya es hora de dar resultados y no se ven por ningún lado, al contrario la inseguridad se desborda en los 60 municipios.

Los 19 “querubines” ya se dignaron entregar su declaración 3 de 3, cuando Marco Mena lo hizo desde su campaña ¿qué estaban ocultando?, su sospechosa tardanza evidencia lentitud en su respuesta.

Cabe preguntar si ¿así van a trabajar los próximos cuatro años?, mejor sería que nos dieran a conocer sus renuncias, donde por cierto Marco Mena prometió que el que no diera resultados se bajaría del tren.

Ya pasaron esos 100 días y ni siquiera hay un Plan de Desarrollo Estatal, será que no saben descifrar las experiencias que los especialistas dejaron en los foros. Tal vez elaboran un documento artesanalmente, hoja por hoja cocidas a mano una por una.

Parte de lo mismo viene desde arriba, el presidente Peña regañó a los gobernadores en la Conago, les dijo que se pongan a trabajar, sobre todo en el asunto del huachicol.

Pero este digamos -nuevo delito- se junta con una ola de creciente inseguridad como nunca antes se había registrado en Tlaxcala, en estos primeros 100 días que han transcurrido de este gobierno.

Por los menos tres funcionarios ya se tendrían que haber ido, el procurador, el secretario de salud y el de educación, el procu no puede con el paquete y hasta uno de sus investigadores salió asaltante.

El secretario de salud se hace bolas y no se sabe cómo va a resolver las carencias de medicinas y especialistas, ni decir de una emergencia como el cólera o un brote de hepatitis.

Y en materia de educación, tenemos a un secretario que no resuelve, sino que apenas está conociendo las escuelas, tal vez el tiempo que estará al frente de su oficina no le alcance para conocer todos los planteles.

Hasta parece que ya inició su campaña rumbo a una senaduría o posiblemente hasta la gubernatura ¿por qué no?, ya que por eso le mandaron refuerzos de alto calado en materia de auto promoción con base en el diario de los tlaxcaltecas.

Mientras los “querubines” presumen sus riquezas, en Tlaxcala crece el robo, venta y trasiego de combustible ilícito robado de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que cruzan a lo largo y ancho el territorio tlaxcalteca, el que también es considerado como “La Cuna del Huachicol”.

En el primer trimestre del año ya se han registrado explosiones de ductos de diesel y gasolina, también han explotado almacenes clandestinos y cada día se agudiza el ingenio de los huachicoleros.

Hacen uso de sus artimañas como clonar un camión del Ejército Mexicano, credenciales de vigilantes de Pemex, lo mismo que disfrazan altares con la imagen de la Guadalupana, roban pipas y tractocamiones para habilitarlos como cisternas para el traslado de gasolina y diesel robados.

Hace más de tres décadas el apelativo de “huachicol” fue acuñado para identificar a los asaltantes de tractocamiones que transitan por los cruces carreteros en la zona de El Carmen Tequexquitla.

Al paso de los años, al menos 80 por ciento de la población de Tequexquitla y Cuapiaxtla participa directamente en el “huachicol”, ya sea en la venta o extracción de combustibles, que se suma a la actividad de los tickeros o vendedores de comprobantes falsificados de las casetas de autopistas.

Otra actividad del huachicol en esta zona, es la venta del producto de lo robado donde hay de todo desde electrodomésticos, abarrotes, material para la construcción cosméticos, de zapatería y todo lo transportado de Veracruz hacia la Ciudad de México y viceversa.

Incluso es un secreto a voces que los presidentes municipales deben formar parte de esta enorme banda y que ellos desde sus puestos saben y protegen esta actividad que es la principal fuente de ingreso de cientos de familias de la región.

Incluso se afirma que hay bodegas subterráneas que ocultan a la vista a los tractocamiones robados, que una vez retirada su carga en esos lugares son desbaratados para vender sus partes como refacciones a nivel nacional.

Aquí, en la zona de Tequexquitla se inició la actividad huachicolera desde hace 30 años con la venta en refaccionarias y talacherías la venta ilegal de diesel y gasolina que es extraída ilegalmente de los gasoductos.

Esta actividad explotó el 10 de septiembre del 2007 un gasoducto de Pemex, en el paraje “Las Delicias”, del municipio de Cuapiaxtla y que ocasionó la evacuación de cientos de familias de la región, ante el temor de una explosión mayor del gas que escapaba de la fuga.

De esta forma la actividad de los huachicoleros se ha extendido a municipios aledaños de Puebla como Libres y Oriental, y se ha creado el llamado triángulo rojo que en Tlaxcala tiene a ultimas fechas un comportamiento de crecimiento exponencial.

Cada vez más tlaxcaltecas se involucran en la actividad huachicolera, sin que la autoridad estatal y municipal dimensione en su real crecimiento esta actividad al grado de que pese a explosiones de ductos en lo que va del año en la zona de Calpulalpan, parece no ser tomada en cuenta esta situación.

Lo mismo que las explosiones de al menos tres almacenes habilitados en propiedades, con la consecuente alarma para quienes son vecinos de los huachicoleros que cada día se reproducen con rapidez.

En Tlaxcala ya son comunidades enteras las que han abandonado las parcelas y la actividad en el campo, para dedicarse a la extracción, transporte y venta de gasolina y diesel ilegal, combustibles que son comercializados a plena luz del día, en complicidad con las autoridades.

Mientras se hace un Plan Estatal de Desarrollo cada vez más tlaxcaltecas se suman al huachicol, es dinero fácil, dinero rápido y ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón.

Lo que paso en Puebla es un aviso, diez muertos y la gente ya se enfrenta directamente al gobierno, Tlaxcala ya está en camino de entrar en esta nuevo levantamiento que tiene un fuerte olor a gasolina, mientras quienes deben frenar estos delitos se hacen bolas y tiran la responsabilidad entre ellos… A VER QUE PASA.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...