Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Censura de Obra Sobre Presos Catalanes Sacude al Ámbito Cultural

654

Raphael Minder /New York Times (E.U.), 22 Feb

MADRID — Ya sea por ley o debido a la intimidación, España se ha convertido en un país donde los riesgos de la libertad de expresión se han acumulado silenciosamente en años recientes.

Unos titiriteros fueron enjuiciados por incitar al terrorismo. También fueron llevados ante los tribunales una usuaria de Twitter de 21 años, un poeta y algunos músicos, incluidos los doce integrantes de una banda. Una ley muy criticada ha hecho ilegal grabar los rostros de los policías en las calles y restringe estrictamente las reuniones públicas.

También se afectó al mundo del arte contemporáneo este 21 de febrero cuando el principal centro de convenciones de Madrid ordenó que esa obra que calificaba a los líderes independentistas catalanes como presos políticos fuera retirada de una feria internacional de arte.

El centro de exposiciones, conocido como Ifema, es controlado por los gobiernos local y regional de Madrid, aunque no queda claro quién exactamente ordenó el retiro de la obra Presos políticos en la España contemporánea del artista español Santiago Sierra.

El centro de exhibiciones dijo que había vetado la pieza —una serie de rostros borrosos— porque “perjudica” la “visibilidad” de otras obras de la feria, conocida como ARCO, la cual se lleva a cabo esta semana.

El retiro de la pieza ocurre cuando otros artistas también se han metido en graves problemas legales por crear obras vistas como ofensivas para las élites de la política y la realeza o consideradas como que hacen apología del terrorismo y otros actos de violencia.

Ese concepto no debe ser tomado a la ligera en un país cuya historia reciente incluye una dictadura fascista.

Helga de Alvear, la dueña de la galería en Madrid que colocó la pieza de Sierra en la feria, dijo que ella ha exhibido las obras de Sierra durante las dos décadas pasadas. Ella reconoció que sus piezas frecuentemente detonan la controversia, pero nunca al punto de causar su remoción.

En mi casa o en mi galería no me quita nadie nada, pero este es un espacio público”, dijo. Sobre la atención prestada a la retirada, ella agregó en tono de broma: “Soy dueña de la galería desde 1980 y nunca había sido tan popular como esta mañana”.

Presos políticos en la España contemporánea incluye retratos parcialmente tapados de políticos catalanes encarcelados desde finales del año pasado mientras esperan el juicio por los cargos de sedición y rebelión por liderar los intentos de la región noreste de independizarse de España.

Otros políticos catalanes se han ido a un exilio autoimpuesto, incluido el expresidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, quien se encuentra en Bélgica y busca su reelección pero rehúsa someterse a juicio en España

El 21 de febrero, un juez del Tribunal Supremo ordenó el arresto de otra política catalana, Anna Gabriel, quien apareció en Suiza el fin de semana pasado y dijo que ella no podía recibir un juicio justo en España.

Junto a los retratos de los políticos catalanes, la obra de Sierra también muestra retratos borrosos de varias personas enjuiciadas bajo circunstancias polémicas en años recientes.

Incluidos los dos titiriteros que fueron detenidos tras escenificar un espectáculo durante la celebración del carnaval de Madrid en 2016 que las autoridades consideraron glorifican el terrorismo y promueven el odio. Un juez finalmente desestimó la acusación contra ellos.

Ese caso fue parte de un cambio en la gestión conservadora del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que presentó en 2015 una ley de seguridad pública muy criticada que tenía la intención de controlar el aumento de protestas masivas durante la crisis financiera.

El gobierno también fortaleció una ley existente contra las incitaciones al terrorismo y la violencia, al elevar la sentencia de prisión para personas que cometen el delito por primera vez. Desde dicho cambio, fiscales han presentado cargos contra varias personas por mensajes ofensivos en las redes sociales, así como contra raperos y comediantes.

No se mencionó ninguna violación de la ley en las razones por las que el espacio de exhibiciones ordenó que se retirara la obra de Sierra. Como sede de la feria, Ifema afirma que tenía la responsabilidad de “tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria”.

Pero el director de la feria buscó distanciarse de la orden, al afirmar que no fue su decisión. Los políticos comenzaron a debatir el miércoles si el trabajo de Sierra debería ser exhibido de nuevo. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, decidió no visitar la feria y la portavoz de la alcaldía publicó en Twitter que solicitaron una junta extraordinaria para exigir que la obra sea devuelta a la exposición.

En un comunicado, el estudio del artista indicó que la “censura” de la obra reivindica sus esfuerzos para denunciar “el clima de persecución” en España a la libertad de expresión.

“Esta decisión daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio Estado español”, indica el documento. “Actos de este tipo dan sentido y razón a una pieza como esta, que precisamente denunciaba el clima de persecución que estamos sufriendo los trabajadores culturales en los últimos tiempos”.

La feria ha exhibido piezas que han generado controversia en el pasado, incluida una obra en 2012 que llevaba el título Always Franco (Siempre Franco), que mostraba una escultura del exdictador español vestido de militar dentro de un refrigerador de Coca-Cola. Una fundación que promueve a Franco demandó sin éxito al autor, Eugenio Merino.

Por supuesto, los intentos de suprimir obras frecuentemente se vuelven contraproducentes al simplemente atraer mayor atención hacia ellas.

De Alvear, la directora de la galería, estaba feliz por la atención adicional que obtuvo, y agregó que la polémica por la obra estaba fuera de lugar.

“Los españoles no deberían ser tan políticos”, dijo. “No es más que una obra de arte y todos deberían tener la libertad de pensar lo que quieran sobre ella”.

Link  https://www.nytimes.com/es/2018/02/22/cataluna-arte-presos-politicos-santiago-sierra-arco/

¿Qué opinas?
Cargando...