Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Brasil: ni el PT ni el Mercado Confían en Dilma

89

Escrito por Lauro Jardim /O Globo (Brasil), 27 Feb

Original en portugués: “Ironicamente, PT e mercado não confiam na presidente”. Traducción para Código Tlaxcala, Xavier Quiñones

La distancia entre el PT y Dilma Rousseff alcanzó su punto máximo en los últimos días. Y tiende a crecer de aquí en adelante.

Dilma decidió no ir a la fiesta de cumpleaños de PT el sábado, para no tener que escuchar discursos y más discursos que condenan su política económica y los cambios en el yacimiento pre-sal (si bien hasta la noche del viernes todavía escucha peticiones de cambio de idea). Una señal explícita de la fisura.

Aunque no es la primera vez que Rousseff deja una silla vacía en un evento del PT, esta ausencia se produce en un momento único -que combina una aguda crisis económica con un desmenuzamiento de la credibilidad del partido con las revelaciones del caso Lava-Jato.

Pero la apuesta por una ruptura es demasiado alta. A pesar de que, parte a parte, sólo escucha insultos y reclamaciones, Dilma depende del PT y viceversa. Lo que no veremos más, con todo, es su defensa por el partido.

El PT ya ha dejado caer al gobierno de Dilma -no la oficina, pero eso es otra historia. En este punto, lo que el partido quiere es salvar a Lula creyendo que es el único que puede quitar la leyenda ruina.

O, como me dijo el viernes un dirigente del PT: “El gobierno ha terminado, tenemos que defender a Lula”. El distanciamiento de Dila es, por tanto, una cuestión de supervivencia -este es un consenso entre lulistas.

Dilma, para esta cuadrilla, optó por una agenda negativa.

Los petistas piensan que elegir la (necesaria) reforma de Seguridad Social (Previdência) como una de las anclas del gobierno, es decir amén al mercado. Asimismo, no se admite ninguna alteración en la fórmula de ajuste del salario mínimo.

La presidenta ve las cosas de otro modo. Se ha dicho que el PT parece no querer entender que el dinero se acabó.

Para tratar de equilibrar los discursos que resonaron el sábado en la reunión del PT, Dilma ya se decidió a hablar de la economía la semana que viene. Un discurso que va a mirar directamente el mercado, a quien ella sabe que necesita recuperar. Sin ella, no hay inversiones. Sin la inversión, el PIB no crece.

Es irónico constatar que el PT y el mercado concuerdan cuando el asunto es Dilma: ambos no confían en la presidenta.

Comentarios
Cargando...