Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Acciones Contra la Trata

401

Sobre las acciones realizadas para prevenir el delito, como parte de la estrategia el Consejo Estatal contra la Trata, en sesión del 15 de agosto de 2014, determinó sin mayor fundamento reservar la información por 12 años, lo que en su momento fue validado por la entonces CAIPTLAX.

Ante este escenario el actuar de la Procuraduría General de Justicia y las demás autoridades del gobierno estatal que tienen responsabilidad en atender a las víctimas de este delito, no sólo ha sido de omisión para combatir eficientemente el grave problema; sino que prácticamente se ha convertido en un obstáculo para investigar las múltiples desapariciones de personas, principalmente niñas con evidente relación con dicho delito.

Esto en un estado donde se han conocido no sólo establecimientos y municipios donde operan tratantes; donde hay estudios serios por parte de organizaciones civiles para conocer datos importantes que pudieran contribuir a crear estrategias contra esta problemática; pero que el gobierno estatal prácticamente ha dejado de lado.

Y mientras esto pasa, en toda la entidad se sigue generando información recurrente de desapariciones de mujeres y niñas, varias de quienes al paso de los años no se observa al menos algún indicio sobre su paradero, como en el caso de Karla Romero Tezmol, la pequeñita de once años que desapareció hace más de dos años en San Pablo del Monte no ha sido localizada.

Desaparición en la que las autoridades mostraron un cúmulo insultante de deficiencias para reaccionar en forma pronta y eficiente; y de lo que a la fecha parece no haber ningún avance importante en las investigaciones.

Y sin embargo, la vida en el estado para las autoridades parece transcurrir como si nada pasara; donde en más de la mitad del territorio según lo mostrado hay presencia de tratantes en que las propias autoridades de los poblados pueden incluso entablar plática con ellos, o son conocidos por los vecinos del lugar; pero las autoridades carecen de iniciativa para atraparlos, y prefieren sólo hacer discursos de buenas intenciones contra este delito.

A unos días del Día Mundial contra la Trata de Personas decretado por la ONU, resulta vergonzoso que las autoridades tlaxcaltecas se sumen a la campaña mundial denominada “corazón azul” cuyo objetivo es la sensibilización en el combate a la trata de personas; ya que históricamente no han mostrado al menos un mendrugo de sensibilidad para con las víctimas de este flagelo y sus familiares, y realmente el combate contra la trata es prácticamente inexistente en Tlaxcala.

Ante esto, la iluminación azul que hoy lucen los edificios gubernamentales como supuesto símbolo de solidaridad con las víctimas de este delito, viene a ser una falta de respeto ante el dolor que están viviendo ellas y sus familias.

Por todo esto, es urgente que las autoridades dejen de simular un combate que no existe contra la trata, y de verdad se armen de valor y se sumen a la lucha real contra la arraigada red de tratantes existente en el estado, lucha que hoy en forma extremadamente desigual valientemente abandera la sociedad civil a través de organizaciones no gubernamentales y familiares de las víctimas, a quienes las autoridades han dejado a su suerte.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...