Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Tlaxcaltecas en las Presidenciables

447

La designación de la política tlaxcalteca Adriana Dávila Fernández como coordinadora de promoción del voto de la campaña presidencial de Ricardo Anaya Cortés, es una gran responsabilidad y mayor reto, porque tiene que contrarrestar los contundentes ataques mediáticos que el aparato del Estado ha emprendido en contra del candidato panista.

Además, porque la tendencia actual lo coloca por el momento en segundo lugar de la contienda electoral, lo cual debe mantener de entrada la senadora por Tlaxcala, e ir, con la estrategia que ella implemente, elevando el posicionamiento del abanderado de la coalición “Por México al Frente” en el ánimo del electorado.

No obstante, destacan el aspecto del activismo político de Dávila como para que le hayan encomendado una difícil tarea a nivel nacional y una circunstancia particularmente adversa, así como la confianza que el candidato presidencial le concede, luego de la innegable relación política con Margarita Zavala, a la sazón adversaria de Anaya al interior del PAN todavía hace un año, y hoy contrincantes electoral.

Sin embargo, Adriana Dávila, tomó una profunda decisión de lealtad a su partido, frente a la disyuntiva de continuar en el grupo de quien fuera su líder político Felipe Calderón y seguir a Zavala a la aventura de la candidatura independiente o definir su carrera política con la personalidad propia que ha conseguido e independiente del estigma calderonista.

No se le puede achacar, como algunos lo hacen, traición política, pues en esta labor pública es legítima la convergencia o divergencia de ideas, la confluencia y la bifurcación de proyectos; las alianzas no son eternas ni los compromisos perenes, y más cuando ya se ha respondido cabalmente a los amigos, cuando se ha edificado prestigio propio, ampliado la visión y extendido las metas.

LOS OTROS EN CAMPAÑA PRESIDENCIAL

Por el lado de los priistas, qué de suyo han tenido mayor oportunidad de proyección nacional porque han sido partido político ejerciendo el Poder, se pueden mencionar varios tlaxcaltecas, pero para el tema, citaremos a los dos operadores que también cuentan con la confianza de un presidenciable, en este caso José Antonio Meade, en quienes también ha depositado una misión más que difícil.

Beatriz Paredes Rangel, que luego de ser gobernadora se lanzó por la lidia nacional, consiguiendo destacar como una política de talla, cuya labor como líder del PRI en todo el país, revivió a ese partido y lo encaminó al triunfo del 2012; y a pesar de su estadía fuera del país como embajadora, vuelve para insertarse en la lista plurinominal al Senado, pero bajo la consigna de coordinar la campaña presidencial en la región más difícil para el priismo, que es el sureste del país.

Asimismo, Mariano González Zarur, a quien muchos dábamos por retirado de la política activa, fue designado por su amigo y compadre, el candidato priista, igualmente como coordinador regional pero por los estados de la quinta circunscripción electoral: Colima, Hidalgo, Estado de México y Michoacán, otro reto mayor porque son zonas riesgosas por la inseguridad y con alto rechazo al priismo.

Buena la tienen l@s políticos tlaxcaltecas en campaña nacional. A ver cómo les va, pues  independientemente de los resultados que obtenga su respectivo candidato presidencial, el trabajo de cada quien será evidente.

¿Qué opinas?
Cargando...