Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Tlaxcala “Zona Caliente”, También es Cuna del Huachicol

128

Especial

El Carmen Tequexquitla, Tlax.- Entrar por carretera al municipio de “El Carmen Tequexquitla”, significa entrar en zona de verdad caliente, es la tierra de origen del huachicol, le llaman “La Cuna del Huachicol”.

Llama la atención que se insista una. otra, otra y otra vez que en Tlaxcala no hay ni rastros de la delincuencia organizada, mientras Tlaxcala es nota a nivel nacional e internacional.

Hay que leer.

Explosiones de ductos, hace una semana se incendió uno en Nanacamilpa. explosiones en almacenes huachicoleros y la constante detención de gente que transporta combustible de dudosa procedencia es la respuestas a las declaraciones a la ligera.

En esta región desde hace tres décadas se practica el Huachicol, actividad que se extendió muy rápido en territorio poblano, se puede comprobar que algo no marcha bien en este lugar, curiosamente hay cruces y mausoleos fuera del panteón municipal.

El trazó dejó fuera al menos cuatro tumbas y 17 cruces de difuntos, que no han sido trasladadas al interior del panteón desde hace años. Pero transitar por las calles grises y polvorientas puede guardar peligros en verdad mortales.

Siempre hay vigilantes, en cuanto ingresa gente o autos que parecen sospechosos, de inmediato lo siguen a todos lados, sin decir nada, ellos le llaman “campana” y en ese punto es mejor no mostrar miedo, pero tampoco buscarle “tres pies al gato”.

En este lugar no se ha detenido la venta ilegal de combustible, que se oferta en el cruce carretero hacia Puebla, Libres, Oriental o con rumbo a Perote, hay bandas bien organizadas de huachicoleros que por las noches se dedican a esta oferta de combustible.

La falta de empleo en la región ha mantenido por años activa a la banda de los huachicoles, que se dedican a bajar de tractocamiones la carga que lleven, existen bodegas que la autoridad no ve, pero que la mayoría de la población ubica con facilidad.

Incluso las hay subterráneas, para que no sean detectadas por aire, todos saben en donde están, se cuidan y a veces sacan la merca en el enorme tianguis de los sábados o domingos donde se vende de todo, mucho es nuevo.

Se trata de bandas organizadas que por generaciones se han dedicado al huachicol, palabra totonaca que quiere decir tianguis, es decir que en este lugar se consigue de todo, desde aparatos electrodomésticos, hasta artículos de belleza, tocador y de abarrotes o de construcción.

Es curioso observar que por la mañana El Carmen es un pueblo como cualquier otro, salvo que la mayoría de los jóvenes, presentan un aspecto como si trabajaran en un taller, pero están demasiado sucios en su apariencia, son las huellas del Guachicol.

Además de que también siguen operando los “tickeros” que es gente especializada y altamente tecnificada que ofrece a los camioneros comprobantes de cualquier autopista que se requiera.

Se falsifican por muy sofisticados que estos sean, así se gana la vida la gente de la región, porque no hay empleos.

Otro secreto a voces y que nadie quiere comentar es el tema de los secuestros, sin embargo en el trienio anterior se dieron tres o cuatro, con el resultado de que uno de los secuestrados fue asesinado.

Lugareños comentaron que el caso de los muertos fuera del panteón, se debe a que el trazo para la construcción de la barda del panteón municipal, se hizo de la forma en que hoy se encuentra.

Indicaron que no es problema de la actual administración municipal, eso data de hace veinte años, se ha buscado la manera para solucionar el problema y que los muertos sean ingresados al interior del camposanto, pero no se ha logrado nada.

Funcionarios municipales revelaron que no es cierto lo de la venta ilegal de combustible, porque eso se quitó desde hace más de seis años, lo mismo que la presencia de las bandas de “tickeros”, que aseguran ya no trabajan por la región, desde su óptica todo funciona a las mil maravillas.

Sin embargo, vecinos de este lugar denunciaron solicitando guardar el anonimato por temor, que los funcionarios municipales son unos mentirosos, que hay muchos problemas que no se han solucionado.

Y es tradición que el Guachicol mayor ocupe el cargo de presidente municipal, para tener la fiesta en paz y tener todo bajo control, para que nadie sea molestado y que la policía del municipio se ocupe de hacer lo suyo… es decir nada.

Integrantes del grupo de la Red Ciudadana de Vigilancia Ambiental de Tequexquitla, indicaron que la inseguridad es creciente, por eso urge la generación de empleos para los jóvenes.

Falta apoyo para los ciudadanos de la tercera edad, ya que Tequexquitla es considerada como la frontera oriente de Tlaxcala, es la puerta de entrada a la entidad, pero enfrenta muchos y serios problemas en todos los sentidos.

Es curioso que la carretera cruza el pueblo de lado a lado, tanto en la entrada como en la salida hay todo tipo de negocios, tienditas, restaurantes, fondas, talacherías que de día cierran, pero que de noche se transforman en centros de distribución de todo.

CUAPIAXTLA ES TERRITORIO HUACHICOL

Sin duda alguna, quienes roban combustible a Petróleos Mexicanos ya representan un importante ingreso para el crimen organizado, en esta zona oriente de Tlaxcala, el tráfico de mercancías es inimaginable.

José N. dice que es estudiante y que aquí solo hay de dos sopas, la primera es irse a trabajar en el yeso, el plafón y esas cosas o dedicarse a “lo otro” actividad menos noble pero mejor remunerada.

Luego explica que eso que llama “lo otro es ser huachicol,” término popular en los municipios de Cuapiaxtla y El Carmen Tequexquitla, para denominar a quienes distribuyen las mercancías robadas por las mafias.

Estos lugares son estratégicos, su ubicación obliga a los camioneros a pasar con su valiosa carga que traen desde el puerto de Veracruz o en su defecto otro tipo de mercancía que se traslada de la Ciudad de México al sureste, de todas formas la carga es variada y valiosa.

“Aquí nos llega de todo, juguete, motos, ropa, alcohol, productos de tienda, harinas, fertilizantes, dime que ocupas y alguna vez lo vendí” señala bebiendo su caguama con cierto aire de encabronamiento e impaciencia.

“Ellos son quienes nos dan de comer, mi apá se dedicó toda su vida a trabajar el yeso, como chalán pero lo hacia chungón, ganaba cuando había trabajo hasta dos mil pesos a la semana, pero igual no alcanzaba somos ocho hermanos” refiere emocionado de que alguien decidiera escuchar su historia.

Su relato tiene mucho de realidad, mientras que en El Carmen Tequexquitla la población logra subsistir con el oficio de yeseros; siendo contratados por empresas multinacionales para la colocación de plafón o insumos eléctricos, la gran mayoría se ve tentado a salir adelante vendiendo desde la escuela artículos robados de toda variedad.

“Ponte que en el yeso como mi amigo Fidel te saques seis mil quinientos semanales, el muy pendejo se amarró a una vieja; pero una buena carga así bien repartida te deja fregado 10 varos”, o sea diez mil pesos.

Salta a la vista el desarrollo de algunos vecinos, casas de tres pisos, frentes de azulejo, autos del año y en contraste una extrema pobreza.

En una tienda, se recuerda el día que todo el pueblo estrenó motoneta.

“Aquí es muy fácil saber que traigan un camión, los Guachicoles traen buenas ofertas, una vez andaban vendiendo motonetas marca Italika en tres mil pesos, todo el pueblo estrenó motoneta; otra vez se bajaron un camión de Mattel, pinches escuintles andaban con Acuaman, Spiderman, las morras con Barbie y las Bratz , pura marca de juguetes”

A veces, cuando se roban alcohol o la ropa, niños sin zapatos andan con sus Oggi o Levis, aquí caen botellas chingonas de etiqueta azul, edición limitada a 50 o 70 pesos, todo el pueblo chupa fino , por eso los chavos dejan la escuela, es dinero fácil, dinero rápido.

ASEGURAN A 43 HUACHICOLEROS EN TLAXCALA

El robo de combustible en los ductos de Pemex que cruzan por Tlaxcala, dejó en 2016, el aseguramiento de 42 personas, quienes actualmente están vinculadas a proceso por su participación en la cadena de este delito, ya sea por ordeña, transporte, almacenamiento y venta del hidrocarburo ilícito.

Destaca entre los asegurados el ex comandante de la Policía Estatal adscrita a la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Alfonso Delgado Ibarra, quien fue detenido en febrero, en el Municipio de Calpulalpan.

Sus ex colegas, policías municipales los sorprendieron cuando escoltaba a bordo de una patrulla, un vehículo de carga que transportaba bidones con combustible robado.

Según un reporte de cierre de año de la PGR, delegación Tlaxcala, con el aseguramiento de los guachicoleros, se logró la recuperación de 164 mil 022 litros de combustible.

Personal de la dependencia destruyó 59 contenedores utilizados para el almacenamiento ilícito de hidrocarburo, así como mangueras y taladros que usan para ordeñar los ductos.

De todos ellos, sólo dos han sido sentenciados con una pena de ocho años de prisión tras probarse su culpabilidad por el delito de sustracción de hidrocarburo, cometido en el poliducto 12, en la comunidad de “La Soledad”, del municipio de Calpulalpan.

Entre los asegurados también está una mujer, quien fue sorprendida cuando en compañía de un hombre, vendía gasolina de procedencia ilegal en la colonia “Los Ángeles” del Municipio de Cuapiaxtla; ahí le aseguraron 527 litros de combustible divididos en 25 galones.

Cabe destacar que los municipios de Tlaxcala donde existe mayor ordeña de ductos de gasolina o diesel son Nativitas, Calpulalpan y Nanacamilpa, de las zonas sur y poniente, aunque el combustible se traslada al extremo oriente en Huamantla, Cuapiaxtla o Terrenate para su venta.

Según investigaciones de inteligencia de la zona militar, PGR y la CES, en la cadena del robo de combustible están involucrados desde maestros, policías estatales, municipales y de comunidad, presidentes municipales y de comunidad, comerciantes y transportistas de carga, quienes operan en Tlaxcala y parte del Bajío.

Las investigaciones señalan que la comunidad de Zacacalco, en Calpulalpan, es la que concentra el mayor número de personas dedicadas a la extracción ilegal de combustible, aunque también cometen el delito de robo de vehículos, mismos que usan para el transporte del hidrocarburo.

Los campesinos y transportistas de carga, son los principales clientes para la venta del combustible robado debido a que lo requieren con mayor demanda para movilizar tractores y otras máquinas agrícolas, así como tractocamiones.

REBASAN LOS 50 CASOS DE ROBO DE COMBUSTIBLE EN CALPULALPAN

Poco antes de abandonar el cargo, el ex presidente municipal de Calpulalpan, Vicente Hernández Roldan, reconoció que a lo largo de su trienio se reportaron poco más de 50 casos de robo de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), ya sea por perforación de los mismos o por parte de la población por fugas.

Lo anterior, lo dio a conocer luego de que se registró una fuga de combustible en la comunidad de La Soledad, donde decenas de lugareños acudieron con cubetas y otros utensilios a recoger el combustible que manaba de los ductos.

El ex alcalde panista declaró que la rapiña del combustible no se registró por pasividad de parte de la autoridad municipal, pues esa instancia ha hecho lo que le corresponde a través de la dirección de seguridad acordonó la zona y resguardó la seguridad de la población, mientras llegaba personal de la paraestatal.

Por parte de nosotros siempre ha habido colaboración, disposición y apertura para trabajar en conjunto, incluso solicité una audiencia con el Director Nacional de Pemex, y trabajamos con el área social, para que lejos de que los habitantes sustrajeran o tomaran el combustible, lo defendieran como patrimonio nacional;

¿Cómo?

“Pues a través de obras de impacto social que nos hiciera la paraestatal, obras de impacto que fue la propuesta que hice”, agregó.

ROBO HORMIGA EN CADA FUGA POR ORDEÑA

Para nadie es un secreto en la zona poniente de Tlaxcala que habitantes de “La Soledad”, de Calpulalpan, tienen un modus operandi para ordeñar ductos de Pemex, con el que llenan una pequeña barranca y ahí se roban como hormigas el diesel.

Sin exagerar, hasta hace aproximadamente dos años, aseguraron, temían a los ductos de Pemex y a las fugas por la ordeña. Sin embargo, ahora son capaces de lanzarse y prácticamente nadar en un río de combustible para llenar las cubetas que llevan a sus casas para vender.

Personal de Protección Civil de Calpulalpan, reveló que la extracción de combustible como rapiña se ha vuelto una forma de vivir para los habitantes en comunidades de esta demarcación, y presuntamente ellos mismos provocan las fugas.

Sostienen ante quien sea que en los derrames detectaron tomas “profesionales” y otras presumiblemente hechas por la misma ciudadanía, que se vale de taladros para romper los poliductos.

Cabe destacar que en esta región, personal de Pemex que atendió la emergencia por derrame de hidrocarburo, retiró 8 mil metros cúbicos de tierra y recuperó 103 mil litros de combustible, que equivalen a cinco pipas.

Fue la segunda ordeña de este tipo durante los últimos ocho meses en La Soledad; la primera fue en el kilómetro 514+213 y una tercera en el 514+819.

El año pasado, el ayuntamiento reportó fugas en las comunidades de Santa Isabel, La Soledad, San Felipe, San Cristóbal y La Venta, algunas provocadas por tomas clandestinas y otras por orificios o fracturas causadas de manera intencional en ductos.

Autoridades y vecinos aseguran que la ordeña ya no es efectuada sólo por “gente profesional”, sino por habitantes que buscan obtener combustible sin pagarlo, para consumo en actividades agrícolas o venta.

“Cuando pasa una camioneta con botes y va regando diesel, es que hay fuga en los ductos y hay que ir. Sirve para los tractores, como la mayoría de la gente se dedica al campo, pues lo necesita”, justificó un vecino de la comunidad de La Soledad, que pidió el anonimato.

La fuente recuerda que desde agosto de 2015, se han efectuado 129 operativos con saldo de seis personas a disposición de la PGR, nueve vehículos asegurados y 72 mil litros de combustible recuperado y devuelto a Pemex.

PARA MUESTRA UN BOTÓN EN IXTACUIXTLA

Elementos de la policía municipal de Ixtacuixtla al realizar su recorrido de seguridad y vigilancia en la carretera federal Tecuexcomac-Santa Justina Ecatepec de este municipio, se percataron que sobre la carpeta asfáltica se veía un rastro de un líquido con las características del diesel.

Al seguir el rastro por varios kilómetros los elementos policiacos lo pierden frente a un domicilio que se encuentra en una privada de la carretera federal Tlaxcala-San Martin a la altura del hotel Real Santa Justina, de la comunidad de Santa Justina Ecatepec.

Los policías municipales al realizar su inspección de rutina se percataron que el domicilio está abandonado pero se aprecian dos camionetas una Dodge RAM blanca de redilas con placas de circulación KZ-44-530 del estado de México y que la misma tenía seis contenedores de mil litros cada uno con un líquido de características al diesel de dudosa procedencia.

La otra camioneta era una GMC Savana color blanco con placas de circulación TZA-17-98 del estado de Puebla. En su interior se encontraron 2 contenedores de mil litros cada uno con un líquido de las mismas características a hidrocarburo, además se encontraban pegadas las llaves en el tablero.

También se ubicó un automóvil compacto Chevrolet Astra color gris TZX -10-64 del estado de Puebla, varios metros de manguera de alta presión, una bomba con las conexiones para conectarse a los ductos de PEMEX y cuatro contenedores vacíos con rastros de combustible.

Los elementos policiacos al resguardar el domicilio, estos informaron a sus superiores para que se contactaran con personal de la Procuraduría General de la Republica delegación Tlaxcala y tomaran conocimiento de este inmueble.

AUMENTÓ ROBO DE COMBUSTIBLE EN NANACAMILPA

La ex alcaldesa de Nanacamilpa, Lilia Caritina Olvera Coronel, informó a los medios de comunicación que en la comuna atraviesan 8.5 kilómetros de ductos de Pemex, lo que ha propiciado que incremente el robo de combustible.

La ex funcionaria alcaldesa lamentó que la zona que comprende los municipios de Nanacamilpa y Calpulalpan, sea una de las más atractivas para el robo de combustible.

Indicó que esto ha generado que en la comuna se registre un incremento en este delito.

De hecho, afirmó que ha sido la policía municipal quien se ha encargado de vigilar los ductos y recientemente detuvieron a un par de personas por cometer este delito.

“Se han aprehendido a dos personas por este delito, como municipio estamos preocupados por dar atención en estas circunstancias y por ello realizamos acciones para evitar la extracción ilegal de combustible. Hemos sido un gobierno que ha dado resultados y somos el único municipio que ha aprehendido a dos personas por este delito y estamos en constante lucha contra la sustracción ilegal de combustible”.

Refirió que a pesar de los operativos y vigilancia que realiza tanto la Policía Federal como elementos de la 23 Zona Militar, este delito sigue presentándose con frecuencia, por lo que consideró necesario reforzar la vigilancia en esta zona.

“No hay apoyo, hay escasos operativos por parte de las autoridades, no hemos visto una acción de las autoridades, más bien ha sido el municipio quien ha actuado en estos hechos”, reconoció.

Olvera Coronel lamentó los hechos que se presentaron hace unos días, donde camionetas se incendiaron a consecuencia del robo de combustible, por ello hizo un llamado enérgico a las autoridades federales para que intervengan y se tomen acciones contundentes para erradicar este delito.

Antes de irse concluyó que los robos de combustible no dejan de aumentar pese al esfuerzo de la compañía Pemex por convertirlos en una actividad menos atractiva, al transportar combustible sin aditivos a través de alguno de los ductos.

RECONOCE SEGOB ORDEÑA DE COMBUSTIBLE COMO ASUNTO DE SEGURIDAD EN TLAXCALA

El delegado de la Secretaría Gobernación en el Estado, Juan Molina Arévalo, reconoció que el robo de combustible de ductos de PEMEX se ha convertido en un asunto de seguridad que requiere de una atención especial y la generación de estrategias para hacer frente a ese tipo de delincuencia.

En reciente entrevista, sobre el tema dijo: “sabemos que recientemente el robo a ductos de Petróleos Mexicanos se ha dado, sin embargo, hacemos lo necesario para que se frene el saqueo y este tipo de acciones las hemos analizado con las autoridades.

Dijo que atender ese problema en específico, junto con otros delitos de impacto significativo, es una prioridad para el gobierno federal en coordinación con los otros dos niveles gubernamentales para mantener a Tlaxcala como una entidad segura.

Concluyó con un llamado de advertencia ya que “la llamada “ordeña” a la paraestatal sí es algo que ocupa y preocupa a la SEGOB, por los daños y las pérdidas que representa, pero también por el riesgo que significa para la población en general y es ahí donde se debe dar la batalla a los grupos criminales organizados en torno a ese delito, dijo el funcionario federal.

Sin embargo, hace unas horas los responsables de la política y seguridad de las familias tlaxcaltecas, sostienen que en Tlaxcala no hay crimen organizado. Pese a la ejecución de dos policías en Tequexquitla.

No es lo mismo declarar a distancia que estar en el lugar de los hechos y tal pareciera que hay dos Tlaxcalas, la que vive su realidad y la de la “Isla de la Fantasía”, que no ha desaparecido, por el contrario cada día hay más palmeras, cocos y fiesta… CUESTIÓN DE ENFOQUES.

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...