Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Tlaxcala Destino Turistico de Secretarios de Estado

222

Para no perder la costumbre, este viernes se va a registrar la enésima visita de otros dos secretarios de Estado, pero es la hora en que los tlaxcaltecas no vemos claro, ni mucho menos resultados palpables de esas visitas.

Este viernes inicia en Tlaxcala uno más de los programas federales denominado “Salud en tu Escuela”, en la escuela primaria Amado Nervo, ubicada en Calle Cuauhtémoc #40, Tercera Sección Xilotzingo, en el municipio de Papalotla.

Estuvieron el gobernador Marco Mena, el secretario de Salud, José Narro, y el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, aunque casi en la recta final del ciclo escolar hay dudas de la efectividad de esta nueva “ocurrencia”.

Porque han pasado los años y los ciclos escolares y la verdad es que nuestras niñas y nuestros niños en Tlaxcala acusan cada vez más los efectos del descuido de las autoridades precisamente de salud y de educación.

Hay niños obesos, con padecimientos que no deberían de presentarse a su edad y lo más grave y alarmante que algunos de ellos ya presentan padecimientos renales que se derivan de cuestiones genéticas, pero también de la ingesta de comida chatarra en sus escuelas.

Ya ha transcurrido medio año de este gobierno y los secretarios locales de salud y educación no acaban de conocer siquiera las instalaciones de sus dependencias, casi a diario se publican fotos y declaraciones de los buenos deseos de estos no tan nuevos funcionarios.

De verdad es urgente atender la salud de los alumnos en las escuelas, que por mucho las aulas se convierten en su otra casa donde deben enfrentar a veces a maestros malhumorados y peor pagados.

Tal vez la escasa paga que perciben, sobre todo algunos directores de planteles los obliga a buscar otros ingresos, pero de manera inteligente para que no existan problemas laborales.

Para no ir tan lejos, bastaría que estos funcionarios federales -que hoy nos visitan- ordenen a supervisores que constaten las condiciones en que se desarrolla la educación en los planteles de Tlaxcala en los 60 municipios.

Las niñas y los niños esperan ansiosos los recesos o recreos, es ahí donde el programa de “Salud en tu Escuela” se va a topar con pared, hasta convertirse en letra muerta.

En las escuelas hay detalles que nadie ha tomado en cuenta o que nadie ha querido atender y son las cooperativas escolares donde además de pagar grandes sumas a los directores de los planteles se convierten en focos del surgimiento de enfermedades, entre ellos la obesidad.

Por si esto no fuera suficiente, en algunas escuelas se permite el ingreso en los recesos de vendedores autorizados, que también son una fuente de ingreso para los directores de los planteles y contralores.

Es una ganancia diaria de cientos de miles de pesos que se vuelven millones cada ciclo escolar, para los directivos es dinero limpio, no pagan impuestos y va directo a sus bolsillos.

Incluso algunos de ellos ven en estos espacios una fuente inagotable para ganar dinero extra cada día, otros hasta ponen sus propios negocios o estanquillos dentro de los colegios, las ganancias a costa de la salud de los alumnos son bestiales.

Papas fritas, churritos, tacos con grasa, tortas, sopas instantáneas, dulces, refrescos y toneladas de comida chatarra se consumen cada día en los recesos y recreos, pero esto apenas es la punta del iceberg.

En algunas escuelas hasta los vendedores son obligados a cuidar las escuelas durante las fiestas, les ordenan irresponsablemente asumir tareas de veladores y veladoras, mientras los directivos y el personal de intendencia “se divierten y conviven”.

El riesgo es grave por esta irresponsabilidad, que tal si un día de “fiesta” asaltan la escuela y lastiman lo privan de la vida a unos de estos vendedores que nada tienen que ver con cuidar una escuela.

No se vale lucrar hasta este punto con la necesidad de los tlaxcaltecas, es tal el grado de humillación que ya solo falta que los directores obliguen a dar clases a los vendedores a cambio de permitirles permanecer en su lugar.

Lamentablemente esta situación no ha sido tomada en cuenta y basta con que el sector salud mande a sus inspectores a las escuelas para que constaten estas anomalías que atentan contra la salud de los alumnos.

Ojalá y que con el turismo oficial que se ha puesto de moda para visitar Tlaxcala o utilizarla como set de filmaciones presidenciales, por lo menos se haga el intento de corregir el criminal descuido en que se encuentra la salud de los niños en las escuelas.

El resultado de este panorama es aterrador, nuestras  niños y nuestras niñas están expuestos cada día en sus propias escuelas, ojalá y que este turismo de funcionarios lleve a un buen resultado para los alumnos… LO VALEN.

 

- Publicidad -
Comentarios
Cargando...