Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Se dispara la extorsión telefónica

Para nadie es un secreto que en Tlaxcala, al igual que en el resto del país,  desde hace ya décadas la extorsión telefónica ha causado serios estragos entre las confiadas familias, sobre todo entre quienes tienen a un pariente del otro lado de la frontera, en otro país , fuera de sus entidades o en tránsito por la calle.

Las llamadas se reciben por la madrugada o igual a plena luz del día, la llamada va desde un pariente que sufrió un accidente, está detenido o en el hospital, si la llamada es de fuera,, la sorpresa es vital.

De alguna manera el delincuente averigua algún parentesco de hombre o mujer y hasta finhen la voz y entre el nervio y el susto, el familiar cae en el engaño.

Siempre en caso0 de emergencia, de un supuesto secuestro o de un presunto premio obtenido el pedimento del dinero va de acuerdo a como reacciona el enganchado y puede ir de miles a millones la exigencia.

Por los nervios y el miedo, el extorsionado jura que es la voz de su familiar, aunque ak poco rato ya no está tan seguro, las llamadas se repiten para meter más miedo y preocupación y casi siempre la situación se destensa al momento en que se deposita alguna suma en una cuenta bancaria de preferencia.

Con este engaño a través del celular, las posibilidades son infinitas, pero lo grave es que en ocasiones la amenaza es cierta y se han registrado funestos y doloroso  desenlaces en el secuestro o la perdida de la vida de algún familiar.

Así tenemos que a  nivel nacional y en lo que va del año, 744 mil víctimas de extorsión telefónica pagaron un monto total de mil 489 millones de pesos, que fueron depositados en diversas cuentas bancarias del país, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía y del Consejo de Seguridad de la Ciudad de México.

BANNER AYUTLAX 2020

Dentro de las investigaciones que se han realizado en torno a este delito, se tiene el resultado de que anualmente se realizan 3.7 millones de llamadas de extorsión, 7 mil diariamente de los 400 penales del país.

Cada llamada tiene una duración de los 3 a 4 minutos en un horario de las 7 a las 8 de la noche.

En el caso del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, tiene un registro de 400 mil números telefónicos de donde se realizan dichas llamadas, además se han rastreado 20 mil cuentas bancarias que incluyen todas las entidades financieras del país, incluso las que se dedican a las transferencias y tiendas de conveniencia.

Desde los grandes bancos hasta los pequeños, desde compañías que se dedican a hacer transferencias y ningún banco ha hecho absolutamente nada para protegernos a nosotros como usuarios en esta situación.

Las cifras sobre este delito son diversas, mientras el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) da a conocer que anualmente se realizan 3.7 millones de llamadas de extorsión al año, la Secretaría de Economía (SE) destaca en un informe divulgado el 17 de julio de 2017, anualmente se realizan dos millones 482 mil llamadas, de las cuales más de 93 por ciento se hacen desde reclusorios y cárceles, el resto se hace de domicilios privados.

La raíz de este delito va más allá de la instalación de inhibidores de señal en los centros penitenciarios.

En los 10 Centros de Readaptación Social de la capital del país hasta finales de 2014, se tenían instalados 155 equipos para inhibir señales de teléfonos celulares por los que se pagaron 24 millones 795 mil pesos a la empresa Software DSI S.A de C.V. quien desde el 2011 tenía un contrato con la  Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la ciudad de México.

Sin embargo, a partir de 8 de febrero de 2017, la Subsecretaría del Sistema Penitenciario capitalino, dejo el manejo e instalación de los inhibidores de señal al Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS) y al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) que no ha dado a conocer el funcionamiento y costo de los inhibidores.

El negocio de la extorsión telefónica dentro de los penales, es tan fructífero que las ganancias ilícitas alcanzan para ser repartidas a toda la estructura que sostiene el delito, que va desde los internos, funcionarios penitenciarios y directores de los penales que saben los horarios para este delito.

La forma de introducir un teléfono celular a un reclusorio, es sencillo. Se desarma en todas las piezas posibles y se van metiendo en distintos días para evitar ser descubiertos por los sistemas de seguridad, en algunos casos entre las ropas o comida.

Los teléfonos celulares los desarmamos en partes, les quitamos la batería, la otra parte, lo que es la tarjeta la envolvemos en la lavandería o en artículos que podamos meter nosotros los custodios al penal.

En el caso de los chips, se tiene un método especial como lo reveló un custodio y consiste en envolverlo cuidadosamente con material de colillas de cigarro y pegarlos entre el tacón y la suela de sus botas.

El chip puedo meter envuelto en una colilla de cigarro con dos curitas,  y se puede ingresar en la bota pegado con cinta canela.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México identificó que en 2019 se realizaron extorsiones de nueve maneras diferentes, las cuales pudieron ser analizadas debido a las 27 mil denuncias por este delito que se realizaron durante el año pasado.

Sin embargo, algunos de los tipos de extorsión, jurídicamente, son considerados como fraudes. La similitud más recurrente e importante que hay es que en todos los modus operandi se utilizan las llamadas telefónicas.

Estos son los nueve modelos de extorsión:

  1. Amenazas de delincuentes
  2. Infidelidades de pareja
  3. Cobro de derecho de piso
  4. Secuestro virtual
  5. El sobre amarillo (poner objetos en un sobre lo más pronto posible para ayudar al dueño de la casa o lugar)
  6. Gota a gota (colombianos que enganchan a personas con préstamos accesibles)
  7. El cuarto de hotel (hacen creer a las personas que fuera de la habitación de hotel que rentaron, hay personas)
  8. La patrona (consiste en hacer creer a un trabajador doméstico que sus patrones se encuentran en una situación de emergencia, por lo que tienen que dar dinero u objetos de valor)
  9. Pariente de visita (los extorsionadores realizan una investigación de sus víctimas con llamadas previas para poder hacerse pasar por un familiar

Con el 57% de las denuncias se realizaron por medio de amenazas; el 22%, por grupos delictivos; las infidelidades, 9%; el cobro de derecho de piso con 5% y el 4% por secuestro virtual.

El gobierno federal advirtió que existe la extorsión directa e indirecta.

La primera es cuando físicamente una persona se presenta a amedrentar para obtener dinero, es decir, a cobrar derecho de piso. La segunda se realiza por medio de llamadas telefónicas, categoría en la que entran las nueve modalidades indicadas por le Consejo.

En noviembre de 2019 el Centro Nacional de Información (CNI) se han utilizado poco más de 10,000 números telefónicos para realizar ese tipo de delito. Ubicó 11,960 números telefónicos, desde los que realizaron 18, 855 llamadas de intimidación, en su mayoría desde teléfonos celulares y en al menos 18 entidades del país.

De acuerdo con información del periódico El Universal, entre los estados involucrados con ese problema se encuentran Guanajuato, Puebla, Hidalgo, Quintana Roo, Sonora, Veracruz, Chihuahua y Tabasco. Mientras que las alcaldías con más reportes por estos delitos son Iztapalapa, con 12%; Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc registraron el 11%; en la zona de Las Lomas o Polanco tuvieron un 3%, en tanto, en la zona norte llega a 5% y en la sur; 6%.

La mayoría de las extorsiones se cometen vía telefónica; a esta modalidad se le conoce como extorsión indirecta. Cuando la o el presunto delincuente se presenta en el establecimiento o inmueble para solicitar un pago bajo amenaza, se trata de una extorsión directa.

Medidas de prevención

No facilites información personal o de tu familia a personas desconocidas, incluyendo casos de aplicación de encuestas, entrevistas o promociones comerciales.

Mantén comunicación constante con tu familia. Es importante que sepan en dónde estás, con quién y a qué hora tienes previsto regresar a casa.

No proporciones recomendaciones de familiares o amistades, sin verificar plenamente la identidad de quien lo solicita.

Ten a la mano un directorio telefónico con datos de tu familia, vecinos o vecinas, amistades cercanas y números de emergencia.

Si te llaman diciendo que recibieron una llamada de tu teléfono y eso no es cierto, no proporciones información alguna. Indica que fue un error y cuelga.

Si al contestar una llamada te preguntan ¿con quién hablo?, responde ¿con quién quiere hablar? Si no obtienes respuesta, cuelga.

Evita ingresar datos personales en computadoras de uso compartido.

Instala un identificador de llamadas en casa.

Procura que tu número telefónico sea confidencial y que no aparezca en directorios telefónicos públicos, en donde suele aparecer junto con el domicilio.

Descarga periódicamente las fotografías y archivos importantes de la memoria de tu celular, para que en caso de robo o extravío, no puedan utilizar dicha información en tu contra.

No exhibas datos, fotos ni videos personales en perfiles abiertos de redes sociales. Configura la privacidad de la cuenta de acuerdo a tu conveniencia.

Si utilizas la banca en línea o realizas trámites gubernamentales en línea, no olvides verificar la seriedad y seguridad del sitio.

Recomendaciones en caso de extorsión

Ante una llamada telefónica en la que te aseguren que algún familiar está secuestrado o detenido por alguna autoridad, o en la que se presenten como integrantes de una organización delictiva en la que amenaza con causar daño si no se accede a las exigencias, considera las siguientes medidas:

Mantén la calma y valora con objetividad la situación planteada. Escucha atentamente los argumentos de la o el extorsionador. No te dejes dominar por el impacto emocional, porque puedes actuar “sin pensar”.

Escucha atentamente y luego interrumpe la llamada telefónica. Verifica si la situación que plantean es real, buscando al familiar presuntamente secuestrado o a punto de presentarse ante la autoridad.

Anota los datos de las personas que realizan las amenazas, así como el número telefónico desde donde se llama. Incluye datos como fecha, hora, nombre si es el caso, tono de voz, así como la forma de pago de la exigencia (envío de dinero, depósito en cuentas bancarias, códigos de tarjetas, etcétera).

No cedas ante las exigencias económicas o demandas de quien busca extorsionar o defraudar. No negocies cantidad económica alguna y en caso de recibir alguna llamada denuncia de inmediato al…911

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...