Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Se Agiganta la Ingobernabilidad

361

Muy lejos de ser el segundo lugar de los estados del país con más paz, Tlaxcala cada semana registra un aumento en la ingobernabilidad, producto de la tibieza y falta de producto de un gobierno que es la hora en que no ata, ni desata.

En medio de las cortinas de humo en que se convierten las luchas políticas partidistas, ahora nos quieren vender que en Tlaxcala no pasa nada y que todo lo que ocurre son hechos aislados, aunque se multipliquen por todos los rincones.

Algo no cuadra, porque mientras en Tlaxcala, por citar esta última semana, fue cerrada la carretera a Calpulalpan, por cuestiones laborales y de una deuda multimillonaria de una empresa el paso por esa vía de comunicación fue incomunicada.

Pero lo bueno es que ya los manifestantes “recapacitaron” y vieron que causan muchos problemas a la ciudadanía, una ambulancia con un enfermo grave que no podía pasar y lo mismo que una mujer a punto de dar a luz, los hicieron dejar abierta la carretera.

El otro caso fue el de la AMOTAC, que con su marcha lenta y desesperante causó problemas de circulación en la prolongación de la “Autopista de la Muerte” en su tramo Apizaco-Tlaxcala.

Es claro que en Tlaxcala cada quien hace lo que quiere ante una bola de funcionarios que no atienden sus responsabilidades, como es el caso del secretario de Gobierno, quien solo confía en los reportes de sus agentes disfrazados de periodistas.

Pero para ellos y su jefazo, en Tlaxcala no pasa nada, sugieren que hay que estar pendientes de los mensajes de sus candidatos y de ser posible prepararles un itacate cuando vayan a fregar para tocar las puertas y pedir “un voto de confianza”.

Y apenas llevamos dos semanas de campaña y lo que falta es el hartazgo de las y los electores.

Mientras hay que tomar en cuenta que la llamada “veda electoral” es algo así como unas vacaciones permanentes para quienes se esconden bajo ese pretexto para no dar resultados.

Es la hora en que no vemos que se eleven las gradas del estado “Tlahuicole”, otro elefantito blanco que se suma a la Plaza del Bicentenario, donde están sin ocupar más de 300 millones de pesos.

Al final tal parece que lo que sobre en Tlaxcala es el dinero, y de esos sueños y planes guajiros de la carretera Tlaxcala-Apizaco, es al hora en que no se ve nada de nada.

Pero lo que más indigna es que se atente contra la inteligencia de los tlaxcaltecas, por parte de entes que hacen sus estudios a distancia y que se imaginan que Tlaxcala es esa “Isla de la Fantasía” de la ahora otra vez aspirante al Senado, Beatriz Paredes.

Aquí una parte de lo que la prensa maiciada de Tlaxcala publicó para que esta parte de las campañas no se vea empañada con la sangre que a diario se derrama por los cuatro puntos cardinales donde cada día aparece una persona ejecutada o muerta con violencia.

Aquí parte de las cifras alegres que han publicado los medios de comunicación oficiales:

Resultados del reciente Índice de Paz México 2018, por el Institute for Econonomics and Peace ¿??? (IEP), Tlaxcala figura en el segundo lugar a nivel nacional entre los estados más pacíficos con una calificación de 1.361 después de Yucatán.

A nivel nacional se reportaron al menos 29 mil asesinatos, es decir un incremento del 25 por ciento en comparación con el año anterior.

A diferencia del 2017 hubo un cambio de 12 puntos por lo que el Índice de paz enmarca que la entidad: “mantuvo tasas invariablemente bajas de delincuencia y violencia en los últimos tres años”.

La tasa de delitos con violencia tuvo un incremento de 13 por ciento y con 8.8 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Con estos datos el IEP destaca que Tlaxcala forma parte de los cuatro estados que han mejorado sus niveles de paz.

“En 2017 el estado tuvo la cuarta tasa más baja de delitos cometidos con arma de fuego y la tercera tasa más baja de crímenes de la delincuencia organizada”.

Por igual se observa que Tlaxcala se integra a los seis estados con nivel medio-bajo de Paz Positiva, junto a Veracruz, Puebla, Morelos, México, Michoacán e Hidalgo, ocupando así la posición 24 con una calificación de 3.323 puntos del índice de paz positiva.

Caray, ante estas cifras hasta uno se quiere cambiar de estado, pero la realidad es otra, al menos en esta semana  siguen los asaltos al tren conocido como “La Bestia” ya que por Huamantla opera una mega banda de más de un centenar de integrantes.

Los que han trabajado son los del Ejército mexicano, quienes han recuperado en diversas acciones “huachicol” y curiosamente unidades de transporte, pero con pocos detenidos.

Atropellados, aparatosos accidentes, robos a casas y negocios, y para no variar, encontraron tres cuerpos de gente ejecutada en Xicohtzinco, otro muerto en la colonia “Nuevo México” de Apizaco.

Sigue la invasión de 123 casas en el fraccionamiento de “El Divino Salvador” en Tzompantepec y por su esto no bastara apareció un empresario muerto en el interior de su empresa en CIX-III.

Esto y más pasa en Tlaxcala en solo una semana, además de los cierres de carretera que ya se comentaron, pero lo bueno es que Tlaxcala es un estado lleno de paz, tranquilidad y amor… LO DICEN ELLOS.

¿Qué opinas?
Cargando...