Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Riesgo de Ingobernabilidad en Gobierno de Marco Mena

48

Si algo ha caracterizado al gobierno de Marco Mena en el corto tiempo que lleva al frente de la administración estatal, sin duda ha sido la falta de un proyecto claro para revertir el retroceso generado para el estado durante el sexenio de su ex jefe el ex gobernador Mariano González. La falta de un gabinete con experiencia en administración pública y política, así como la falta de sensibilidad, son faltas que el gobierno de Marco Mena parece estar muy lejos de solventar.

Ello aunado a la pasividad mostrada hasta el momento por su gobierno, podría empezar a derivar en movilizaciones graduales por parte de varios sectores.

Con un estado de Tlaxcala si no en quiebra, sí con serios problemas en los sectores más importantes encargados de generar desarrollo, heredados por el anterior gobierno también priista. Por ejemplo, durante 2016 la inversión extranjera directa (IED) osciló en aproximadamente 0.5 por ciento, empujando a Tlaxcala hasta los últimos lugares en este importantísimo rubro ante las demás entidades del país.

En inversión turística Tlaxcala también se ha ubicado en los últimos lugares. En ambos tipos de inversión extranjera, directa y turística, la caída se produjo por la falta de desarrollo, es decir por la falta de grandes obras e infraestructura en los últimos seis años.

La inseguridad fue otro factor que alejó las inversiones y metió a la entidad en un ambiente delincuencial como antes no se había registrado, disparándose los casos de secuestro, extorsiones, asaltos, robo de varios tipos, asesinatos y feminicidios, entre otros.

El sector Salud del gobierno del estado prácticamente se vino abajo, siendo que el sexenio pasado se caracterizó por el desmantelamiento de hospitales, un grave desabasto de medicamentos, mala calidad en los servicios de salud, y falta de médicos y especialistas.

El educativo es otro de los sectores golpeados, entre otras cosas por la falta de calidad en educación e infraestructura, aunado a las deficiencias en otros sectores como el del campo, la falta de apoyo al deporte, a los artistas y a la cultura.

El casi nulo apoyo a los programas sociales también es herencia del gobierno pasado que marcó un alejamiento con los tlaxcaltecas vulnerables, para quienes fue un gobierno de puertas cerradas.

Marco Mena necesita un proyecto urgente para revertir todo esto; pero hasta el momento la constante ha sido la ausencia de uno claro y objetivo.

La falta de certidumbre en los sectores que pueden generar desarrollo, pero que no lo generaron debido principalmente a que el gobierno de Mariano González los mantuvo distancia y les regateó apoyo, prevalece, lo cual puede ser una bomba de tiempo.

Dichos sectores, como el campesino, ya se han empezado a manifestar; y no tardan en hacerlo las cámaras de comercio, las ong’s, los sindicatos y partidos políticos, más por la mala situación provocada por el anterior gobierno que por ponerse en contra del gobierno.

Pero que indudablemente se manifestarán, como medida de presión para que no les suceda lo mismo del pasado sexenio.

Lo malo es que el gobierno de Marco Mena parece no contar con un proyecto viable para detener la caída en dichos sectores, y de no presentar alternativas, seguramente cargará no sólo con esto, sino además con los excesos del gobierno de Zarur.

Hasta el momento hay una pasividad que empieza a desesperar y a generar cada vez más incertidumbre sobre el rumbo que habrá de tomar Tlaxcala. De seguir así podría derivar en serios conflictos e ingobernabilidad durante los meses siguientes.

Ojalá me equivoque, por el bien de los tlaxcaltecas.

Comentarios
Cargando...