Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Restituyen Esplendor a Murales de Palacio, Aunque Persiste Goteo

47

Restaurador del INAH no se Hace Responsable al Largo Plazo, por Trabas Burocráticas

“Hubo un incremento de fisura en la parte alta del cubo de la escalera, solo es visible desde el andamio, se amplió cosa de un centímetro”, reconoce Jorge Herrera Cedillo, responsable de restaurar los murales del maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin.

Lo hallo inclinado sobre su lap en un banco del patio central de Palacio de Gobierno. “El internet está muy mal aquí”, musita al tiempo de invitarme a tomar asiento, mientras lucha con el teclado.

Un amigo me había advertido de “leves daños estructurales” en varios puntos de las Casas Reales cuya construcción remonta al siglo de la conquista. Y sí, apreciamos micro grietas en el arco barroco del pórtico.

Opongo que podrían ser antiguas, mas el amigo terquea que se abrieron más. Quién mejor que el restaurador para resolver la duda.

“Hicimos una revisión tras el temblor, pero solamente del área de los murales”, acota Jorge.

Agotado el tema del temblor, hablamos de la restauración de los murales famosos.

“¿Sí acabarán el 15 de mayo?”, inquiero.

“Sin duda. No habrá prórroga. De hecho, ya terminamos con las inyecciones y los resanes; falta la pintura, detalles solamente”, informa.

Previamente, la restauradora Claudia Ramírez aclaró que sólo se emplean acuarelas y ningún químico en la rehabilitación de la obra iniciada hace medio siglo.

Fácil platicar con el paciente restaurador en jefe del equipo del Centro Nacional de Conservación del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM).

Cuestiono si la restauración será perdurable, y me pone al tanto de los problemas de humedad que aquejan los épicos murales de don Desiderio.

“No nos podemos hacer responsables a largo plazo cuando hay problemas de humedad”, apunta.

“Persiste una pequeña fuga por goteo”, agrega.

Señala entonces unas baldosas dispuestas al pie de la escalera, bajo las cuales corre una manguera subterránea. Explica que asimismo hay mangueras en la parte que estuvo más dañada, a la derecha del acceso.

“¿Y por qué no las retiraron de una vez?”, pregunto por no dejar.

Algo receloso, abunda Jorge acerca de obstáculos burocráticos.

“Hay pique entre el ITC y SECODUVI”, lamenta.

“SECODUVI argumentó al INAH que estaba abusando”, refiere.

“Danos detalles”, pido.

Pero no quiere ahondar más.

“Eso lo voy a presentar en mi reporte a CENCROPAM, no puedo adelantar nada más”, se excusa.

A poco llega el maestro Cuahutlatohuac H. Xochitiotzin, titular de Recursos Materiales, a cuyo cargo está el mantenimiento de las paredes del patio central del palacio.

Se parece mucho a don Desiderio su benjamín.

Posan juntos para la cámara de Código y ya nos despedimos.

Como sea, al margen de los embrollos habituales entre burócratas, los murales que dan fama a Tlaxcala lucen de nuevo en todo su esplendor.

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...