Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Promesas y más promesas

659

Iniciaron las precampañas rumbo a la Presidencia de la Republica y ni los precandidatos, ni los partidos políticos han podido prender el entusiasmo y la participación de los diferentes sectores de la sociedad, tal afirmación la realizo no con una actitud pesimista y mucho menos tratando de descalificar a X´s o tal candidato, sino porque el ambiente político, los análisis  periodísticos y  políticos coinciden en señalar  que la sociedad mexicana ha entrado en un astargo con tanta demagogia que utilizan tanto los institutos políticos como sus precandidatos, todos hablan de que van a cambiar el modelo de gobierno que por décadas ha imperado en nuestro país, que los partidos políticos ahora si  están  preocupados  de la gente, de  que si la gente  apoya a x o tal partido va  haber igualdad social, de  que  las  mujeres ahora si las van  tratar con igualdad y respeto, que la riqueza que actualmente está en manos de unos cuantos se va a dividir, de  que ya no habrá marginación ni olvido para comunidades y pueblos que por décadas han sido olvidados por su lejanía con las zonas urbanas, que ya no habrá corrupción, que los políticos y los funcionarios federales ya no ganaran millones de pesos anualmente  y una serie de buenos deseos que los mexicanos escuchan y leen cada tres y seis años y de los cuales   ya están hartos, de ahí la necesidad de cambiar e innovar.

Nuestro país durante las últimas tres décadas ha sido gobernado tanto a nivel Presidencia de la Republica, como en los  estados y municipios por los diferentes partidos políticos y los resultados casi siempre han sido los mismos, sus gobernantes han fallado ya que la mayoría  son señalados de enriquecimiento ilícito, de corrupción,  nepotismo, de trafico de influencias y hasta de pactar con la delincuencia organizada,  de estos señalamientos no se  no se salva ni el PAN, PRI, PT,PRD, PANAL, MORENA, PVEM y  los partidos locales que son señalados de ser partidos familiares o de camarillas políticas, que solo son  utilizados  para negociar poder o para proteger intereses particulares como en Tlaxcala sucede con el PAC.

Por cierto quizás una de las causas que ha creado el desinterés tanto en los partidos políticos como en sus precandidatos fueron los discursos huecos y demagógicos  de los líderes  de los partidos políticos,  quienes unos días después del  pasado 19 de septiembre con discursos protagónicos anunciaron que iban a renunciar a sus prerrogativas millonarias que les da el INE, dinero que serviría  para apoyar a los millones de mexicanos que resultaron   damnificados  por los terremotos, pronunciamientos que fueron  mediáticos con objetivos  electoreros ya que ningún partido político, renuncio y dono sus prerrogativas para apoyar a nuestros paisanos de los estados donde los sismos dejaron luto y pobreza extrema, hoy a tres meses de la desgracia natural, ningún candidato presidencial a tocado el tema de cómo ayudar a nuestros paisanos que siguen viviendo en la pobreza y en el olvido, ojala algún precandidato done los miles de millones que recibe su partido para ayudar, lo que lo ubicaría como un hombre que realmente quiere ayudar a su país y a su gente.

Aunque el problema de México no  solo son   los damnificados , es la  seguridad, salud, educación, el  apoyo al campo y   muchos rubros más, que deben  obligar  a los precandidatos a cambiar el modelo de gobierno que por décadas se ha desarrollado en todo el país, no pueden seguir utilizando discursos demagógicos y promesas de cambio  ya que es  irresponsable que  un candidato diga que va dar un sueldo a los “ninis”, si hacer un trabajo o  que a los delincuentes los va a exiliar, o que México será una potencia con la participación de las mujeres o nadar de a muertito con una alianza de derecha e izquierda, que perdió sus ideologías y ahora solo buscan el poder por el poder, ante estos panoramas nada claros  los mexicanos en su mayoría están a la expectativa y a medio año de las elecciones todo puede pasar.

Por su experiencia y preparación profesional tanto José Antonio  Meade, como López Obrador y Ricardo Anaya, tienen posibilidades de llegar, pero para gobernar y dirigir una nación, no bastan con expresar   discursos demagógicos y folclóricos, si no hay que  saber cómo mantener una estabilidad social y económica y en esos rubros el chilango les lleva la delantera tanto al Tabasqueño como al Queretano, pero la sociedad mexicana decidirá en julio del 2018, quien será su Presidente.

Hablando de política partidista el pasado domingo el PRI, estatal nombro  a tres secretarios que se integran al comité directivo, sin duda oxígeno puro, para el profe, ya que muchos de sus detractores políticos y hasta fuego amigo, no le adjuran buenos resultados rumbo al 2018, la inclusión  de Fabricio Mena, en la gestión social, le permitirá a los priistas tener un interlocutor, identificado con todos los sectores sociales ya que su carácter amable y respetuoso seguramente le sumara muchos  adeptos al partido tricolor, en la madre de todas las batallas, como la han bautizado los políticos.

Por ultimo desde este espacio periodístico quiero agradecer al Director de este importante medio de comunicación,  la difusión de esta columna periodística en la que doy mi opinión y puntos de vista sobre lo que muchos ciudadanos tlaxcaltecas quisiesen expresar de políticos y servidores públicos, se de antemano que no todos comparten lo que escribo, pero les agradezco a los más de 3  lectores que cada semana leen esta columna, por periodo vacacional realizare un pequeño descanso pero quiero desearles a tod@s  salud, alegría y bienestar familiar durante la Navidad y el Próximo Año Nuevo,  Felicidades.

¿Qué opinas?
Cargando...