Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Presuntamente Beoda, Jefa de DIF-Apizaco Arremete Contra Periodista

Noemí Rivera Lobato se Puso Celosa no por su Tímido Esposo Julio César Hernández… Sino por el Metrosexual Humberto Macías Romero

3,718

Esposa de Edil Panista Movilizó a Guaruras en Pleno del Festival de Paellas, mas la Contuvieron

Comunicadora Kary Garnica Sugiere en Facebook que Candidato del Partido de los ‘Mochos’ ni Siquiera Paga Pensión a su Hija

En el marco del Festival de Paellas celebrado este viernes en la ciudad de Apizaco, la presidenta del DIF municipal y esposa del edil panista Julio César Hernández Mejía, Noemí Rivera Lobato, intentó echar del Festival de Paellas a la periodista Kary Garnica, al parecer pasada de copas y en un arranque de celos aunque no precisamente por causa de su esposo… sino por un candidato metrosexual del PAN, el huamantleco Humberto Macías Romero.

La bochornosa conducta de la primera dama de Apizaco fue atestiguada por numerosos asistentes al evento, pues Rivera Lobato se dirigió hasta la mesa de la agraciada y joven reportera, donde para colmo ordenó a sus guaruras pagados con dinero público que “desalojaran” a Kari Garnica.

El pretexto del ataque de la ebria presidenta del DIF de Apizaco fue que el “gallo” de la coalición PAN-PRD-MC por el distrito federal 01, es padre de una niña concebida con la periodista.

Según nota de Brissa Montero para el portal Ahora Infórmate, Rivera Lobato se hizo llamar “señora Michelle” durante el acoso a la comunicadora.

Noemí Rivera y Julio César Hernández, en familia. FOTO: Facebook

El ataque de prepotencia y/o celos de la presidenta del DIF de Apizaco adquiere particular significado, pues según ha sugerido Kari Garnica en su página de Facebook, el candidato Humberto Macías –un vendedor y productor noticioso que se ostenta como miembro del Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión, y quien siendo diputado la anterior legislatura local fungió como vocal de la Comisión de Derechos Humanos, Grupos Vulnerables y Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes- se ha desentendido por completo de la obligación legal de coadyuvar a la manutención de la bebé de la periodista.

Enseguida se reproduce íntegro el post de denuncia subido a la 1 de la madrugada de este sábado por Kari Garnica, en el cual la periodista describe grosso modo el alevoso ataque en púbico de la esposa borracha del edil rielero Humberto Macías Romero.

Noemí se puso celosa… aunque no precisamente por su esposo Julio César Hernández (izq). FOTO Facebook

“En lugar de darme coraje me dio pena ajena que, en presunto estado de ebriedad, la esposa del presidente municipal de Apizaco, en pleno Festival de Paellas a donde acudí a disfrutar del evento (del cual compré mi boleto), me haya ido a hacer un escándalo a mi mesa por tener una hija del candidato a diputado federal por el distrito 1, Humberto Macías Romero, y que además, abusando de su autoridad como presidenta honorífica del DIF municipal, exigiera a sus escoltas que me sacaran. ¿Acaso no puedo salir a divertirme después de haber sido engañada por un ‘hombre’ que se decía libre de compromisos? ¿Acaso no pudo acudir a eventos públicos? ¿Acaso tengo que esconderme y esconder a la hija de Humberto Macías? ¿Dónde están los derechos de la mujer? De una mujer que trabaja para sacar adelante a su hija y que no recibe apoyo de nadie, ni del candidato al que dice que ‘le preocupan las mujeres’…”.

Candidato Humberto Macías, cobijado por dirigentes del PAN de Tlaxcala y la candidata a senadora Minerva Hernández Ramos.

Así, en pleno mes de marzo, justo cuando México y el mundo entero preparan jornadas de celebración por la reivindicación las mujeres tras siglos de menosprecio y abuso de parte del llamado “sexo fuerte”, el revelador incidente del Festiva de Paellas de Apizaco indica que tales esfuerzos siguen siendo socavados por las propias autoridades y a veces por otras mujeres, como es el caso.

Es un hecho que Tlaxcala está catalogado por instituciones de gobierno y organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales como un punto rojo por el ninguneo, el maltrato y hasta la explotación con fines sexuales de las mujeres de esta tierra, situación ilustrada específicamente por el estigma de los “padrotes” o tratantes de blancas.

¿Qué opinas?
Cargando...